¡ RECIENTE ! Hasta que el Cuerpo Aguante del 21 de JULIO 2017. Entrevista con Pablo Dueñas y más

Hasta que el Cuerpo Aguante Radio 24 horas on line

Vea lo que pasa en Cabina en vivo Estéreo Mendel

Visite nuestro sitio en la WEB

lunes, 30 de mayo de 2016

MENÚ PARA EL PROGRAMA DEL VIERNES 03 DE JUNIO DE 2016

MENÚ PARA EL PROGRAMA DEL VIERNES 03 DE JUNIO DE 2016
* Hace 100 años nació Lydia Mendoza, La Alondra de la Frontera
* Con el cuarteto Carta Blanca, Lydia hizo sus primeras grabaciones en 1928
* Además tres boleros de Maciste. Con Los Panchitos oiremos el bolero Te espero. Guty cantará tres temas de Tata Nacho. Con Acerina, fallecido hace 29 años, oiremos Rosa Carmina. En Un tema mil versiones, canciones de inditas y en La Carpa, temas de candidatos
* En la Cadena del Recuerdo una semblanza de Lydia Mendoza

1. El 31 de mayo se cumplieron 100 años del nacimiento de la cantante texana Lydia Mendoza, la llamada Reina de la Canción Texana o La Alondra de Frontera, quien falleció el 20 de diciembre de 2007, a la edad de 81 años. Para recordarla haremos un programa especial con varias de sus canciones, tanto de sus inicios con el Cuarteto Carta Blanca, así como de sus grabaciones con voz más madura. Además escucharemos una semblanza de su vida en la sección La Cadena del Recuerdo. En el libro “Lydia Mendoza’s Life in Music”, escrito por Yolanda Broyles-González Lydia afirma: “Yo llegué a San Antonio, en aquellos años no había mujeres que cantaran o que se animaran a cantar. Surgió, por ejemplo, Rita Vidaurri; es una muchacha que conocí cuando ella comenzó y tenía doce años. Comenzó en unos concursos que hubo allí en el Teatro Nacional. Ella ganó porque cantaba y tocaba la guitarra, pero de seis cuerdas. Tenía una voz muy bonita. Empezó a trabajar y a hacer giras así y todo. Pero de repente se apagó. Allí vive en San Antonio y trabaja en un hospital. Ya ves se retiró del ambiente. Rosita Fernández es otra que le pasó lo mismo. Nunca hizo nada afuera de San Antonio. Allí en San Antonio trabajó mucho cantando en el paseo del río. Pero ya también se retiró. La verdad es que no han quedado cancioneras o artistas que hayan hecho giras o que hayan aguantado.”


En el mismo libro “Lydia Mendoza’s Life in Music”, escrito por Yolanda Broyles-González, Lydia recuerda cómo era la manera de aprenderse las canciones en aquellos tiempos de los años treinta: Una vez que me mandó mamá a un mandado a comprar no sé qué. Me dio un centavo, pero aquello no costaba un centavo, y compré un chicle con lo que sobró. Ese chicle estaba hecho molotito ves, estaba enredado en un papelito, y ese papelito era una canción. Entonces ya después que me di cuenta de eso, con cada centavo que yo tenía en mi mano compraba un chicle. Así fui haciendo una colección como de unas veinte o veinticinco canciones de puros papelitos. Y los miraba yo. Allí venía, por ejemplo, “La Mocosita”, “El Tango Negro”, “La Adelita”, las “Cuatro Milpas”, “El adolorido”, “Ladrillo”, “Todo Por Tí” ... bueno, tantos números que no me recuerdo de todos. Entonces los miraba yo esos papelitos, y decía: —¿Bueno pero cómo irá la música? Tantos números, ¿ves?, y yo no sabía la música. Bueno, después de esta historia, te platico como me aprendí la música. Eso fue en Monterrey en 1926; un año antes de venirnos pa’ Estados Unidos. Pero antes de venirnos pa’ Estados Unidos siempre íbamos y veníamos, íbamos.... Porque mi padre trabajaba en el ferrocarril. Lo mandaban a San Antonio, a Houston, a Beaumont, y así. Entonces la mitad de la familia nació en Monterrey, como mis hermanas Juanita, María y Francisca la que murió. Las otras nacimos aquí. Yo, una hermana —la hermana mayor— y los dos hermanos somos nacidos aquí en Estados Unidos. Fuimos siete. Pero ya murió Francisca. Francisca murió; entonces ya nomás quedamos seis.

El Cuarteto Carta Blanca de la Familia Mendoza tenía sonido antiguo, mexicano y rústico. La propia cantante texana Lydia Mendoza explica sus inicios en la música con la su familia: Yo fui el eje principal de La familia Mendoza en la música. Entonces venía yo tocando la mandolina y mi mamá tocaba la guitarra, mi hermana Panchita tocaba un triangulito y mi papá una pandereta. Formamos un cuarteto, El Cuarteto Carta Blanca, y recorrimos todo el Valle de Texas cantándole a los mexicanos, ¿ves? Y cuando mi papá vio un anuncio en La Prensa que necesitaban artistas para cantar, pues fuimos a San Antonio. Nos dieron las grabaciones en 1928. Y nomás grabamos y nos fuimos de San Antonio. Por cierto que ni oímos ni una de las grabaciones. No sé quién le metió a mi papá que con la música que traíamos nosotros, allá en el Norte [de Estados Unidos] íbamos a hacer mucho dinero. Porque en ese tiempo se iba mucha gente al betabel y a los trabajos. Familias enteras de mexicanos se iban para allá. Y que en todos los pueblos de por allá, como Detroit, Pontiac, Flint, y otros lugares de Michigan no había nada de diversión de música y que la gente se desesperaba. En aquellos años, pues de veras que no había nada. Entonces una mañana llega mi papá y le dice a mi mamá: Alguien me ha dicho que allá para el estado de Michigan, para el Norte, nosotros podemos ganar mejor dinero que aquí. Estábamos muy pobres, no teníamos nada y dice mi mamá: Ay, Pancho, usted está loco, ¿pos cómo nos vamos, si con sacrificios nos vinimos del Valle, pos irnos al Norte? ¿Cómo? Pero al final nos fuimos. (Con datos de Lydia Mendoza’s Life in music, libro escrito por Yolanda Broyles González).

La cantante Lydia Mendoza realizó sus primeras grabaciones en los años finales de la década de los veinte junto con integrantes de su familia Mendoza. Lydia fue la que más destacó de la familia en el ámbito musical, sin embargo dos de sus hermanas, Juanita y María, posteriormente también formaron un dueto que grabó una gran cantidad de temas. Juanita y María Mendoza se criaron en una familia musical que perfeccionó su talento y experiencia en un ambiente popular en el sur de Texas. Cantaban en bares y clubes, acompañado por su madre Leonor en la guitarra, su padre y su hermana, Lydia. Juanita y María cantaron bellos duetos en español de corridos, canciones tradicionales y canciones populares de amor. Poco después de la final de la Segunda Guerra Mundial, Juanita y María, ya con el nombre de las Hermanas Mendoza iniciaron su carrera discográfica en el recién creado sello Azteca en Los Ángeles y grabaron varios discos entre 1946 y 1952. Sobre este dueto, Lydia comenta: “Ellas formaron un dueto. Mis hermanas se entregaron más al dueto en tiempo de la guerra cuando se llevaron a mi hermano y no podíamos hacer viajes. Cantaban en un club y estuvieron muy bien organizadas, ¿ves? Cuando empezamos ya otra vez a hacer giras en 1947 fuimos a California y empecé a grabar yo con el señor Pelache. Le sugerí al señor Pelache que grabara el dueto de mis hermanas también”. En la sección Rincón Norteño escucharemos a este dueto, hermanas de Lydia Mendoza.

2. Ignacio Fernández Esperón, alias Tata Nacho falleció hace 48 años, el 5 de junio de 1968. Nació en Oaxaca, el 14 de febrero de 1894. Su vocación musical nació cuando era niño al escuchar a su madre, doña Piedad, tocar el piano. Siendo aún muy joven se traslada a la ciudad de Nueva York para estudiar música y durante su estancia es compañero de cuarto de George Gershwin. En la gran urbe conoce y desposa a María Zepeda Ávila, también mexicana. De allí se traslada a España como representante de México en la Feria Mundial de Sevilla de donde parte hacia París, en donde continúa sus estudios musicales y es discípulo, entre otros, de Edgar Varèse. Antes del inicio la II Guerra Mundial, regresa a México ya con la idea de fundar una sociedad de compositores. Así, con el concurso de Mario Talavera y Alfonso Esparza Oteo se crea lo que más tarde se convertiría en la Sociedad de Autores y Compositores de México (SACM) de su patria. Entre otras muchas y destacadas actividades, Tata Nacho, como era cariñosamente conocido desde su adolescencia, fue director de la Orquesta Típica de la Ciudad de México, musicalizó varias películas y fue director musical de diversos programas de radio. En esta ocasión para recordarlo, escucharemos la voz de Guty Cárdenas, quien cantará tres canciones del oaxaqueño: “Al viento”, “Mírenme esos ojitos” y “Adiós mi chaparrita”.


3. Este viernes presentaremos tres canciones del compositor jalisciense Manuel Álvarez Rentería, "Maciste": “Cruz de mi penar”, con el colombiano Alberto Osorio; “Ojos de almendra”, en las voces de los colombianos Víctor Hugo Ayala y Obdulio Sáncez; finalmente oiremos “La vida castiga”, en una versión del cantante mexicano Néstor Mesta Chaires. Manuel Álvarez nació en Tequila, Jalisco, el 8 de agosto de 1892. Desde pequeño mostró una extraordinaria afición para tocar guitarra, y al fin logró el dominio de tan difícil instrumento, mediante los estudios que realizó en la ciudad de Mérida, Yucatán. Sus actividades profesionales como guitarrista y cantante se iniciaron en la ciudad de México, especializándose en cantar tangos. La primer canción que dio a conocer fue "Ojos Rojos", a la que siguieron muchas más, de las que mencionaremos, entre otras, "La Golfa", "Paris", "Fíjate cómo hablas", "Manos blancas", etcétera, pero las más conocidas y famosas de su repertorio son "Angelitos Negros", "Virgencita de Talpa" y "Me sobra corazón" (Trío Los Delfines). Incursionó, además, en el cine estadounidense, actuando en varias películas producidas en Hollywood, entre ellas, La luciérnaga, Sólo los ángeles tienen alas, Viva Villa, La Audacia de Pablo Bragaza, etcétera. A su regreso a la patria, el cine nacional lo incorporó a sus filas, debutando con la cinta La hora de la verdad, donde cantó su producción, "Adiós de un Torero", dedicada al tapatío, Pepe Ortiz.

4. De la película “Arrabalera, filmada en 1951, escucharemos el tema “Te espero”, de Consuelo Velázquez, interpretado por el tío de niños llamado Los Panchitos. En ese filme actuaron Fernando Fernández, Marga López, Fredy Fernández, Manolo Fábregas, Manolita Saval, entre otros. Ka Dirección corrió a cargo de Joaquín Pardavé. Los Hermanos Castro fueron conocidos en los principios de su carrera como Los Panchitos. Era un trío de niños talentosos formado por los hermanos Jorge, Javier y Arturo Castro. Originalmente se iban a llamar Los Cachorros, pero según contó Arturo en alguna ocasión, cuando su padre los llevó a que adicionaran en el Teatro Tívoli, cuando todavía no era de burlesque, causaron una gran sorpresa entre el público y los artistas que ahí se presentaban, pues cantaban el repertorio de Los Panchos, acompañándose con sus guitarras y Arturo en el requinto, exactamente igual que el Trío Los Panchos con las tres voces perfectamente puestas y afinadas, solo que en niños, así que de manera unánime, decidieron llamarles Los Panchitos. Completará esta tanda la canción “Te fuiste”, de Alfredo Gil y Ernesto Cortázar, interpretada por Los Panchos en la película “Un milagro de amor”, filmada en 1949. Foto izquierda de derecha a izquierda, cronológicamente Arturo, Jorge (QEPD), y Javier Castro, 10, 8 y 7 años de edad. (Con datos y fotos de www.estroncio90.typepad.com).

5. El músico cubano Acerina murió hace 29 años, el 4 de junio de 1987. Aunque era más conocido dentro del mundo del arte por su apodo, su nombre completo era Consejo Valiente Roberts. Fue un destacado percusionista y compositor cubano, cuya carrera artística fue desarrollada fundamentalmente en México. Nació en Santiago de Cuba, el 26 de abril de1899 y falleció en Ciudad México. Desde edad muy temprana incursionó en el mundo de la música. Realizó su debut artístico en 1913 en su ciudad natal. Ese mismo año se trasladó a México donde se estableció definitivamente. Actuó en los inicios en carpas, y desde 1923, en la radio. Fue contratado por un centro social de la Ciudad de México. Perteneció a la orquesta de Tiburcio Hernández (Babuco), la de Juan de Dios Concha (en la década del 40 fue su director). En 1926 se incorporó a la orquesta de Amador Pérez Torres (Dimas), considerada la principal danzonera del momento. En 1938 formó su propia orquesta y conquistó el título de Rey del Danzón. Fue durante muchos años la máxima atracción del famoso Salón México. Con su orquesta, actuó en el Salón Colonia, junto a las orquestas Prieto, Amado Pérez Torres (Dimas), Parisién y los Alegres Trovadores del Jazz. Acerina trabajó como timbalero en la orquesta de Tiburcio Hernández (El Babuco). Otras composiciones suyas, representativas de su estilo musical, son Club Anáhuac, Los timbales de Acerina, Marimar y Rigoletito.

6. Precisamente, en versión de la Orquesta de Acerina escucharemos un danzón llamado “Rosa Carmina”, dedicado a la actriz, rumbera y cantante cubana Rosa Carmina Riverón Jiménez, conocida artísticamente como Rosa Carmina, nacida en La Habana, Cuba, el 19 de noviembre de 1929. Rosa Carmina fue descubierta en Cuba por el cineasta Juan Orol en 1946, debutando en el cine mexicano en ese mismo año con la cinta “Una mujer de Oriente”. Alcanzó rápidamente una gran popularidad en el cine gracias a su temperamento, porte y estatura poco convencional entre las actrices de la época. Formó parte fundamental del equipo de Orol en sus filmes del cine de gánsteres o cine negro mexicano de las décadas de los cuarentas y cincuentas. Entre estos se encuentran el clásico “Gángsters contra charros” (1948). El presidente Miguel Alemán, le otorgo la nacionalidad mexicana al poco tiempo de haberse instalado en el país. Llegó a México con el productor, director y actor Juan Orol que buscaba una nueva musa para sustituir a su ex esposa María Antonieta Pons. Con él estaría casada durante diez años. Se le llamaba: “Su majestad la Rumba”.

Estas canciones y otras más son las que le presentaremos este viernes 03 de JUNIO de 2016 en “Hasta que el cuerpo aguante”, desde Aguascalientes, México. 

* El orden en que se anuncian las canciones no necesariamente es el orden en que se presentarán durante el programa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario