¡ RECIENTE! Hasta que el Cuerpo Aguante del 17 de NOVIEMBRE de 2017. Pedro Infante a 100 años

Hasta que el Cuerpo Aguante Radio 24 horas on line

Vea lo que pasa en Cabina en vivo Estéreo Mendel

Visite nuestro sitio en la WEB

martes, 25 de abril de 2017

MENÚ PARA EL PROGRAMA DEL VIERNES 28 DE ABRIL DE 2017

MENÚ PARA EL PROGRAMA DEL VIERNES 28 DE ABRIL DE 2017
* Se cumplen sesenta años de la muerte del cantante Genaro Salinas 
* Semblanza y canciones de Santiago Manzanero, nacido hace 113 años
* Además, tres grandes voces acompañadas de Américo Belloto. En La Carpa, canciones cómicas de Ventura Romero. En el Rinconcito arrabalero, el ecuatoriano Lucho Bowen. Rosa de Castilla nació en La Chona, Jalisco. Recordaremos a Pedro Vargas, nacido hace 111 años
* En Una canción colombiana para el mundo, la voz del cantante Raúl López, y en La cadena del recuerdo, La rumba criolla, desde Colombia

1. Hace 60 años, el 29 de abril de 1957, el cantante mexicano Genaro Salinas fue encontrado agonizando, con el cráneo fracturado y en un pozo de sangre, en el pavimento del túnel que une la avenida Victoria con la Urbanización Los Chaguaramos, en Caracas. Una patrulla policial lo recogió y lo llevó al puesto de emergencia de Coche, en donde murió hora y media después, sin pronunciar palabra, pero tratando de decir algo. Escribe Omar Martínez que Salinas tenía ocho meses en Venezuela. Había llegado en septiembre de 1956, contratado por Radio Caracas, para cantar en el programa “La media jarra musical”, con Luis Alfonzo Larraín. Era su tercer viaje a Venezuela. Antes, en 1952, había trabajado con Aldemaro Romero en Radio Continente. El cantante estaba viviendo una situación económica crítica. Su empresario lo había robado, según denunció en la Asociación Musical; no tenía con qué cancelar las deudas contraídas en el Hotel Comercio; y su gira artística por el interior del país, Ciudad Bolívar y Puerto La Cruz, acompañado por la cantante venezolana Graciela Naranjo, no había respondido económicamente a las expectativas de “La Voz de Oro de México”. Graciela Naranjo, conocedora de la dura situación de Genaro lo alojó en su casa. La última vez que ella lo vio fue el día anterior a su muerte, el sábado en horas de mediodía. El inmueble donde vivía Graciela se levanta aún a unos cuatrocientos metros del túnel en donde fue encontrado agonizando Genaro Salinas, en la Avenida Victoria, Edificio San Bosco. (Con datos y foto tomados de http://genarosalinas.org.mx/biografia).

2. “El tenor continental”, Pedro Vargas, nació hace 111 años, el 29 de abril de 1906 en San Miguel de Allende, Guanajuato. Pedro Vargas fue el segundo de doce hermanos, a los siete años cantaba en el coro de la iglesia de su ciudad, el maestro del coro fue el primero en reconocer su talento y en darle lecciones de canto y en 1920, a la edad de 14 años, llegó a la Ciudad de México y de inmediato empezó a cantar en los coros de varias iglesias y ofreciendo serenatas. Más adelante el maestro José Pierson también le daría alojamiento y lecciones de técnica vocal de forma gratuita. Recibió la oportunidad de participar en la ópera «Caballería rusticana», el 22 de enero de 1928, en el Teatro Esperanza Iris. Recibió la oferta de viajar en una gira con la Orquesta Típica de Miguel Lerdo de Tejada, a los Estados Unidos, como cantante de música popular, lo que aceptó.1 En su primera visita a Buenos Aires grabó para el sello RCA Víctor dos temas de su autoría: “Porteñita mía” y “Me fui”, con el respaldo musical del piano de José Agüeros y el violín del legendario Elvino Vardaro. Fue uno de los mejores y más exitosos intérpretes del compositor Agustín Lara, así como de muchos otros compositores de toda Hispanoamérica, lo que le permitió recorrer diversos países de este continente, principalmente Argentina, Colombia, Perú y Venezuela. Pedro Vargas falleció por complicaciones de la diabetes mientras dormía y sufrió un paro respiratorio, el 30 de octubre de 1989, en la Ciudad de México, a la edad de 83 años.

3. En la sección Rinconcito Arrabalero escucharemos la voz del cantante ecuatoriano Luis Enrique Bowen Gómez, conocido en el ambiente farandulero internacional como Lucho Bowen. Nació en Ecuador, en la ciudad de Guayaquil el 11 de agosto de 1926. Precisamente en una emisora de esta ciudad se  encontró con el compositor guitarrista y cantante Julio César Villafuerte y con él constituyó el dueto juvenil Bowen Villafuerte. Hicieron sus primeras grabaciones en el sello Ónix del Ecuador, pero luego pasaron a Discos Fénix y Discos Cóndor. Posteriormente este dueto llegó a Colombia donde debutó en La Voz de Antioquia de la ciudad de Medellín y fue un suceso tan impresionante, que los quince días de contrato se transformaron en seis meses. En 1952 Antonio Fuentes los contrató para hacer unas grabaciones en su casa disquera de Cartagena; una de ellas fue la ranchera “Corazón prisionero”, uno de los más grandes sucesos de la canción mexicana al estilo antioqueño en todos los tiempos. El dueto permaneció hasta 1959. Posteriormente Lucho Bowen se transformó en solista de mucho éxito e hizo grabaciones para la RCA Víctor; también constituyó duetos transitorios con sus paisanos Olimpo Cárdenas y Julio Jaramillo. Lucho Bowen falleció en la ciudad de Cali el 30 de abril del año 2005 y allí también estuvo acompañándolo su eterno amigo Julio César Villafuerte. (Con datos de http://biografiasantioquia.blogspot.mx).

4. En la sección Una canción colombiana para el mundo, nuestro amigo y colaborador en Bogotá, Colombia, el coleccionista Alberto cardina Libreros nos presentará al cantante colombiano Raúl López quien nos ofrecerá el bolero “Errante de un amor”. Raúl López nació en La Unión, Valle del Cauca, en Septiembre de 1932 y con un título de maestro escuela y sólo 22 años se presentó a probar suerte en Medellín llegando como era obligado entonces al Hotel Latino conocido como “La pensión mondongo” ya que el gracejo costeño de la gente que estaba allí había rebautizado así al sitio donde para fortuna de todos vivía Edmundo Arias y como el exitoso compositor y músico de siempre era también valluno, allá le caían sus paisanos y con ese cuento solicitaban y obtenían ayuda. Arias lo probó y le dijo que no tenía ni cinco de cuadratura y que además debía dejar de imitar a Charlie Figueroa. Total, el célebre arreglista lo “zafó” y confiesa que nunca pensó que aquel muchacho pudiera cantar, tal era su falta de medida. Por ello, decía Edmundo Arias, mi sorpresa fue grande cuando tiempo después Raúl López pegó un disco. “Oíste hombre, pero cómo lo hizo?” Y menos se lo explicaba el gran director de orquesta porque después cuando él lo tomó en sus manos para que grabara con su agrupación,  Raúl seguía sin cuadratura. Pero ayudado por Arias logró mejorar en su canto. Y posteriormente se convierte en el artista más vendedor del año 1956 cuando graba inicialmente para Codiscos con la orquesta de Edmundo Arias aquel tema “Juanita Bonita”. Raúl López murió atropellado cerca de la Plaza de Mercado Galerías de Guayaquil. López fue conocido como “El triunfador colombiano”. (Con datos tomados de http://postalesdeayer.blogspot.mx).

5. En la sección La Carpa, escucharemos algunas canciones cómicas compuestas por Ventura Romero, nacido el 2 de mayo de 1913 en Valle de Buenaventura, Chihuahua. Empezó a solfear desde tierna edad con Pilar Flores, un músico de trombón quien le regaló el primer instrumento de cuerdas que tuvo entre sus manos: un violín. La sensibilidad del compositor se prestaba para ir avivando su imaginación y su fantasía musical. Así es como años más tarde, una mañana alegre y bullanguera, cuando ya tenía 24 años y con la compañía de los amigos del pueblo, concibió su canción “Un madrigal”, misma que Tata Nacho le sugirió, al momento de registrarla, que la titulara precisamente así, Un madrigal, porque ya existían dos canciones mexicanas con el nombre de Madrigal: la del también compositor Gabriel Ruíz y la del propio Tata Nacho (Ignacio Fernández Esperón). En 1936, ganó un concurso convocado por Pepe Guízar para conocer músicos, cantantes, artistas y compositores que contrataba en sus programas. En 1941 tocaba en programas de Radio Mil y después de organizar su propio conjunto incursionó en la XEW. Viajó mucho, realizó giras por diversos lugares del país y regresó a la XEW a sus programas. Allí, en la XEW, conoció a Guillermo Kornahouseer, empresario y ejecutivo de los discos Peerlees, hombre de buen gusto y conocedor a nivel negocios de las melodías que fueran del gusto popular y por ende de éxito comercial, como “La burrita”, que grabó el compositor Ventura Romero con su propia voz.

6. Nuestro amigo y colaborador en Guadalajara, Jalisco, Alberto Ramírez Martínez nos recomienda escuchar la voz de una jalisciense importante: Rosa de Castilla. María Victoria Ledesma Cuevas, más conocida como Rosa de Castilla nació en Encarnación de Díaz, Jalisco, el 30 de mayo de 1931. Desde muy pequeña se trasladó con su familia a la ciudad de Aguascalientes, por lo que es muy identificada con esa ciudad, y es en esta que inicia su carrera a los 14 años de edad, presentándose con gran éxito en el centro nocturno Río Rosa. Pasó poco tiempo para que se decidiera probar suerte en la Ciudad de México, lugar en donde es contratada para actuar por un mes, en el entonces muy popular centro nocturno Waikikí, con tan gran éxito que alargó su temporada por dos años más. Estando con su temporada en el Waikikí, el productor Raúl de Anda «El Charro Negro» la invita a participar como actriz en las películas filmadas en 1951, El lobo solitario, La justicia del lobo y Vuelve el lobo. Poco después la casa productora Mier y Brooks la contrata en exclusiva por 5 años, el nombre Rosa de Castilla surgió debido a que en ese tiempo estaba en su momento cumbre otra cantante mexicana que se hacía llamar María Victoria, por lo que el delegado jurídico de la ANDA sugirió a la incipiente actriz a cambiarse su nombre de pila. En poco tiempo Rosa de Castilla logró reconocimiento como actriz, como lo demuestra su nominación al Ariel por su trabajo en la cinta Tal para cual (1952) de Rogelio A. González y en la que trabajo con Jorge Negrete y Luis Aguilar. Además fue dama joven de Germán Valdés «Tin Tan», en la divertida comedia El mariachi desconocido (1953).

7. Américo Belloto Varoni vio la luz primera en Buenos Aires el 30 de abril de 1913, falleció, igualmente, en la noche del 30 de abril pero de 1955, justamente el día de su cumpleaños número 52, al chocar su automóvil con un pesado camión de carga cuando regresaba a su casa, en la capital federal de Argentina. El notable arreglista y compositor, con pinta de galán del celuloide, tuvo estrechos vínculos artísticos y familiares con Colombia: los cronistas de antaño reseñaban la clamorosa temporada de Don Américo y sus Caribes, en el radioteatro de Emisoras Nuevo Mundo, en Bogotá. En el marco de su permanencia en territorio colombiano contrajo matrimonio con la destacada figura de la radio y la televisión Teresa Gutiérrez, unión de la que hubo dos hijos: uno de ellos es el actor Miguel Varoni, recordado en la pantalla plana por su papel de "Pedro, El Escamoso", cuyo nombre de pila es Miguel Américo Belloto Gutiérrez. Cuando llegó a Colombia, por sugerencia de productores colombianos, y encargo de la reputada Odeón argentina armó una orquesta que llamaban "de estudio" (solo para la grabación de discos) con la que batió verdaderos récords de ventas por la excelsa calidad de sus 25 cantantes y la impactante armonía de los arreglos musicales. Formaban parte del catálogo, entre otros intérpretes, figuras de la talla de Leo Marini, Hugo Romani, Marión Inclán, Fernando Torres, Gregorio Barrios, Eduardo Farrell, Alberto Gómez, Alfonso Ortiz Tirado, Eduardo Lanz, María de la Fuente, Arturo Gatica, Aldo Nigro, Mario Visconti, Álvaro Solani, Elvira Ríos y Fernando Borel. Ninguno perteneció a la orquesta. Grababan con don Américo y luego le facturaban a la disquera. Este viernes escucharemos algunas de esas grabaciones. (Con datos de Orlando Cadavid en www.lapatria.com).

8. En las voces de Santiago Manzanero y Humberto Escalante, escucharemos dos selecciones musicales. Santiago Manzanero Manzanero, trovador y compositor yucateco, nació en la población de Seyé, Yucatán el 30 de Abril de 1904. En el año de 1922 comenzó a trabajar como cordelero en “La Industrial”, cordelería que, por motivos políticos, cerró sus puertas en 1923. A principios de los años veinte ya era miembro del gremio de trovadores que se reunía en el parque del barrio de San Cristóbal. En 1925 formó parte de la estudiantina “Club Yucatán”, la cual era dirigida por Alfonso Baqueiro. Cuando ésta se disolvió, ambos integraron un cuarteto al que se unieron Luis Alfonso Basulto, y Fernando el “Chel” Marín y con el que Santiago Manzanero iniciaría, en Mayo de 1925 su primera gira artística por el sureste mexicano finalizando ésta en Tapachula, Chiapas. A su regreso a Mérida formó su primer dueto con Ramón Peraza, iniciando con éste, en Septiembre de 1926. Para el año de 1928 ya se encontraban estos trovadores en el vecino país del norte actuando en Arizona y en Los Ángeles, California. Ahí, la compañía OKEY los contrató para grabar tres discos, pasando luego a formar parte de los artistas exclusivos de la compañía discográfica Columbia. En 1935 integra el Quinteto Yucatán. En el año de 1941 formó parte del Cuarteto “Mérida” . Entre los años 1974 y 1975, contando con la dirección artística de su hijo Armando Manzanero, grabó un disco de larga duración para lo cual hizo nuevamente dúo con Humberto “El Chato” Escalante Alonzo. El disco se tituló “Algo del Mayab que no conocíamos”. Sólo se le conoce una composición, el bolero “Flor de azahar”, con letra de Manuel Montes de Oca Espejo, la cual compuso en la década de los cuarentas. (Con datos tomados de www.trovadores-yucatecos.com).

9. Dos auténticos garbanzos de a libra son los que presentaremos en la sección Rincón Norteño, se trata de “El corrido de la Adelita”, grabado por Roberto Rodríguez y Clemente Mendoza con acompañamiento de bajo sexto el 6 de noviembre de 1930 para el sello Vocalion. Asimismo escucharemos “La cucaracha”, en versión muy antigua grabada el 4 de febrero de 1934 por el dueto Flores y Montavo para el sello Bluebird, acompañados de guitarras y acordeón. No se conoce con certeza el origen de "La Cucaracha", pero ganó su fama y popularidad durante la Revolución Mexicana a comienzos del siglo XX. Sin embargo, la canción ya es mencionada en 1883, y posiblemente ya existía hacia 1818. Aunque se especula que podría ser de origen español, no existe una fuente fidedigna para poder afirmar esto con certeza, la canción tampoco aparece en ningún otro país latinoamericano. Se trata de una canción de origen español posiblemente de procedencia andaluza, registrado así por el poeta y folclorista Francisco Rodríguez Marín en su obra "Cantos populares españoles" (1883), y cuya letra original hace alusión al enfrentamiento entre españoles y moros. Fue una de las canciones que mayor popularidad adquirió durante la revolución mexicana, la cual era además la favorita de los «villistas», aunque su aparición en México es anterior a la intervención francesa. En Monterrey, donde resurgió y fue adoptada por las tropas que luego la extenderían al ejército de Pancho Villa, llegó a transformarse en himno de guerra contra Victoriano Huerta, del que se dice era muy bebedor de coñac y fumador de marihuana.

10. En la sección La Cadena del Recuerdo, escucharemos una aportación de Juan Carlos Álvarez Echeverri, productor radiofónico en Pereira, Colombia, quien nos hablará sobre la rumba criolla. El término “Rumba” proviene de una expresión que significa, Convidar, Compartir. Los españoles asentados en Colombia en la época de la colonia interpretaban la rumba flamenca, practicando la rumba vieja. Desde el siglo XVIII se relaciona la rumba criolla con ritmos del bambuco acelerado. A nivel Nacional la rumba criolla se destaca en regiones específicas: La Rumba Cundi boyacense,  la Rumba Antioqueña y la Rumba Criolla Tolimense. La instrumentación para la rumba incluye tres tumbadoras (la tumbadora es un tambor inventado en Cuba que, a diferencia de los africanos, tiene llaves; se puede afinar, y escribir partituras. Hoy es universal) y dos palillos que repiquetean sobre una caja de madera. Dos de los tambores, (la tumbadora prima y el segundo o tres), marcan el ritmo básico; la tercera tumbadora llamada "quinto", (que se afina más alto), da los golpes improvisados, los floreos dirigidos a los bailarines. Existen dos tendencias de indumentaria para el baile de la “Rumba Criolla” que varían según el grupo social en donde se realiza el baile. El vestuario de la zona urbana, generalmente comercial y elitista está caracterizado por la influencia del color negro, compuesto de faldones largos y anchos, blusa amplia, un chal negro y un sombrero del mismo color. Predominan los vestidos elaborados y la uniformidad.

Estas canciones y otras más son las que le presentaremos este viernes 28 de ABRIL 2017 en “Hasta que el cuerpo aguante”, desde Aguascalientes, México. 

* El orden en que se anuncian las canciones no necesariamente es el orden en que se presentarán durante el programa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario