¡ RECIENTE ! Hasta que el Cuerpo Aguante 25 de OCTUBRE 2019. Dueto Blanco y Negro: noche oaxaqueña

Hasta que el Cuerpo Aguante Radio 24 horas on line

Visite nuestro sitio en la WEB

lunes, 30 de octubre de 2017

MENÚ PARA EL PROGRAMA DEL VIERNES 03 DE NOVIEMBRE DE 2017

MENÚ PARA EL PROGRAMA DEL VIERNES 03 DE NOVIEMBRE DE 2017
* Programa especial de Día de muertos con música en vivo del Dueto Con Sabor a mi tierra
* Entrevista con Pancho Madrigal, autor de canciones como Jacinto Cenobio
* Desde Perú, Luis Abanto Morales, autor de Oh Humanidad. En el Rinconcito arrabalero, Los Romanceros del Cauca. En La Carpa, Agustín Isunza. Desde Cuba, el dueto Vera Zequeira
* En la Cadena del Recuerdo, la historia de Ay cosita linda, de Pacho Galán y en la sección Una canción colombiana para el mundo, semblanza de cantante y compositor Enrique Figueroa

1. Este viernes presentaremos un programa variado muy especial de día de muertos con lectura de calaveras que nos envían los amables radioescuchas, además de música en vivo con invitados, entrevista con Pancho Madrigal, autor de canciones como Jacinto Cenobio, sin olvidar como ya es costumbre muchas canciones que hablan sobre la muerte, tomando en cuenta estas fechas de festividad en México. En cabina contaremos con música el dueto "Con sabor a mi tierra", integrado por Victorino Díaz, originario de Villa Hidalgo, Jalisco, en el arpa y voz Christian Naranjo, de Aguascalientes, en vihuela y voz. Ambos han participado en diferentes agrupaciones de mariachis de Jalisco, Aguascalientes y Sinaloa. El dueto se conformó hace tres meses y siguen la línea de la música tradicional mexicana. Han recorrido algunos estados de la República Mexicana y participado en diferentes eventos culturales. El culto a la muerte en México no es algo nuevo, pues ya se practicaba desde la época precolombina. Asimismo, en el calendario mexica, que se localiza en el Museo de Antropología, se puede observar que entre los 18 meses que forman este calendario, había por lo menos seis festejos dedicados a los muertos. Posteriormente, los evangelizadores cristianos de tiempos coloniales aceptaron en parte las tradiciones de los antiguos pueblos mesoamericanos, fusionándolas con las tradiciones europeas, para poder implantar el cristianismo entre dichos pueblos.

2. Este viernes presentaremos una entrevista, vía telefónica, desde  el estado de Jalisco, con Pancho Madrigal, autor de varias canciones, entre ellas la más conocida "Jacinto Cenobio". Como ya antes habíamos comentado en estas páginas, Francisco Javier Madrigal Toribio, llamado artísticamente Pancho Madrigal, compositor, pintor y escritor de gran talento, nació el 19 de mayo de 1945 en Guadalajara, Jalisco. Empezó a componer canciones y a hacer giras por el centro y occidente del país. Fue premiado por su labor de difusión y por su aportación personal a la música mexicana, por gobiernos y asociaciones civiles de Jalisco. Con corridos humorísticos Pancho intenta parodiar y caricaturizar uno de los grandes vicios de la conducta del mexicano, como es el machismo, abordando para esto, temas como la pendencia, el bandolerismo, y otros, que fueron algunos de los asuntos más comunes en los corridos de épocas anteriores, pero despojándolos, por medio del humor, de la carga de dramatismo y del tono sangriento que caracterizaban originalmente a este género. Mezcla de narrador y cantador de corridos, Pancho Madrigal ingresó en 1968 al Coro Folclórico de la Universidad de Guadalajara, poco más tarde comenzó a componer canciones y a hacer giras por el país, integrándose a la corriente de la nueva canción latinoamericana, entre 1974 y 1979 encabezo el conjunto “Los Masiosares”, después volvió a la actividad como solista. En la actualidad Pancho Madrigal sigue activo a sus 72 años, se presenta en Guadalajara en un lugar denominado “Rojo café”, en donde interpreta sus temas acompañado de su grupo llamado “El borlote”.

3. Una de las canciones que habla de la muerte y como ésta no distingue ni pobres ni ricos es "Oh humanidad", compuesta por Luis Abanto Morales, uno de los autores y compositores más populares del Perú, quien murió el pasado 14 de junio de 2017, a la edad de 93 años. El músico nació en Trujillo el 25 de agosto de 1923. Su carrera comenzó cuando ganó el concurso ‘La Canción de los Barrios’ que organizaba Radio Callao en los años 40 y se prolongó hasta esta década. Temas como “Cholo soy”, “Nunca podrán”, “Las quimeras”, “Cielo serrano”, “La Pitita”, “Quiéreme”, “El provinciano”, sin olvidar “Oh humanidad”, con música de Abanto Morales y al parecer la letra, dedicada a la fidelidad canina, fue tomada del poema “Últimos amigos”, escrito por el poeta mexicano Juan de Dios Peza. Estos temas lo convirtieron en uno de los cantantes más populares de la música peruana. Aunque nació en Trujillo, su infancia transcurrió en Cajabamba en donde, al quedar huérfano de padre, quedó bajo el cuidado de su abuela paterna. Sus primeros estudios los hizo en la Escuela 113. A la edad de 13 años se traslada a Lima, ciudad en la que reside hasta la actualidad. Su actividad artística es muy extensa y se inicia en 1942. En la década de 1950 hace famosa en el Perú la canción Mambo de Machaguay, cuya primera versión hizo precisamente Abanto Morales en la década de 1950, época cuando los migrantes andinos mezclaban su folklor musical con la música criolla de la costa peruana y otros géneros musicales como el mambo cubano. En 1951 se casó con María Ester Carolina Bailey con quien tuvo 4 hijos.

4. Con el antiquísimo dueto cubano de Vera-Zequeira  escucharemos “Sepulturero no cantes”. María Teresa Vera conformó este dueto de leyenda junto a Rafael Zequeira entre 1916 y 1924 y grabaron casi 200 canciones, muchas de las cuales fueron éxitos populares inmediatos como "A llorar a Papá Montero". Rafael Zequeira le hacía un segundo casi perfecto, según ella. De inmediato son contratados por la disquera Columbia de Nueva York y llegan a realizar cinco viajes a la ciudad de los rascacielos para grabar una considerable cantidad de obras de la trova. Después de grabar con la Columbia aceptan un contratado por otras compañías de discos como la Víctor y la Pathé. El dueto finaliza debido a la muerte de Rafael, ocurrida en Cuba en 1924, después de una gira que ambos realizaron por Nueva York. A muy temprana edad, María Teresa Vera empezó a darse a conocer en los ambientes de bohemia y trova. Empezó a cantar en 1911 y el cantante Manuel Corona le aconsejó que aprendiera a tocar la guitarra. A mediados de la década del veinte, conoció a Ignacio Piñeiro, a quien enseñó a tocar el contrabajo y en 1926 fundó el Sexteto Occidente, dentro de la tradición cubana de sextetos de son. Este conjunto fue fundado por María Teresa Vera a instancia de sus productores musicales. Esto se debió fundamentalmente a la gran demanda que tenían los sextetos de son a mediados de los años veinte.

5. Otra de las canciones que habla de la muerte pero de manera jocosa es "El muerto murió", tema que presentaremos en voz de Rodolfo Hoyos y Enrique Herrera, en una grabación de finales de los años veinte. Asimismo escucharemos en la sección La Carpa, la ya clásica canción "Cerró sus ojotos Cleto", de Chava Flores, en la voz del actor cómico Agustín Isunza. Según publica Cineforever, Agustín Isunza del Palacio nació en Múzquiz, Coahuila, el 3 de septiembre de 1900. Su padre era pagador de un regimiento de caballería, por lo cual no es de extrañar que a los 15 años, Agustín se alistara en el ejército carrancista, habiendo permanecido en las filas militares durante catorce años, dándose de baja con el grado de subteniente. Isunza contó en una entrevista publicada en los Cuadernos de la Cineteca Nacional: Testimonios para la Historia del Cine Mexicano que “El 18 de junio de 1930 debuté como cómico en el Teatro Garibaldi, al lado de Miguel Inclán, en una cosa que hacía el Panzón Roberto Soto. Gusté y al final me hice figura. Ahí, con la compañera de mi presentación, Celia Tejeda, se llegó a formar una pareja, pues éramos las estrellas.” En el cine, Agustín Isunza debutó en 1937 en “La Adelita” de Guillermo Hernández Gómez, al lado de Pedro Armendáriz y Esther Fernández, a partir de la cual fue ligando película tras película hasta llegar a 1975 a “Alucarda” de Juan López Moctezuma, que fue su última que realizó. Agustín Isunza, junto con Armando Soto La Marina “El Chicote” y Fernando Soto “Mantequilla”, formó el trío más destacado de cómicos de apoyo que desfilaron por nuestro cine, en su mal llamada “Epoca de oro”. Su humorismo ingenuo y cándido, lleno de inocentes picardías le hizo ganarse la simpatía del público. Murió el 23 de agosto de 1978.

6. En la sección Rinconcito arrabalero presentaremos la grabación "El huérfano y el sepulturero", en la voz de  Agustín Magaldi, y también desde Argentina escucharemos dos muy antiguas interpretaciones con Los Romanceros del Cauca: Camino del sepulcro y "El leproso". Esta antiquísima agrupación de Los Romanceros del Cauca fue un Conjunto Argentino dirigido por Eladio Martínez, músico y cantor de brillante actuación, que se formó en la década de los años cuarentas. Muchos pensarían por el nombre, los integrantes de la agrupación eran originarios de Colombia, pero no era así.  Según un artículo de elpais.com.co al estallar la II Guerra Mundial, los estudios de Hollywood fueron destinados a producir propaganda bélica, lo cual marcó el surgimiento del cine mexicano: Jorge Negrete, Pedro Infante y las Hermanas Padilla se tomaron el continente. En Colombia surgió la música de carrilera, canciones mexicanas hechas y cantadas en Colombia, explica el musicólogo Julián Bueno. Los siguientes 30 años la huella de las Padilla perduró con Las Camanduleras, Las Gaviotas y las Hermanitas Calle, entre muchas. Del Sur llegaban pasillos y valses cantados por grupos argentinos con nombres colombianos: los Romanceros del Cauca y los Trovadores del Valle suplían la falta de industria fonográfica nacional. También los Trovadores de Cuyo y el Conjunto América.

7. En la sección Una canción colombiana para el mundo, nuestro colaborador Alberto Cardona Libreros, desde Bogotá, nos ofrecerá un tema compuesto y cantado por Enrique Figueroa: "Madre labriega". Enrique Figueroa fue un importante compositor antioqueño nacido en Valparaiso el 10 de mayo de 1907, famoso especialmente por la hermosa selección de bambucos que compuso sobre temas del poeta pereirano Luis Carlos González. Dueño de una bonita voz de tenor, hizo estudios musicales en el Conservatorio Nacional de Bogotá y conformó algunos duetos de corta duración pues básicamente gustaba de cantar como solista. Del maestro Figueroa son muchas de las más bellas páginas del cancionero andino colombiano, compuestas sobre poemas de destacados poetas y escritores nacionales, como “Antioqueñita”, “Vecinita”, “Tu callecita morena”, “Besito de fuego", "Recuerdos", “Paisaje”, “Rosalinda”, “Compañero”, “Cansera”, y otras. Curiosamente, después de haber creado esa gran llave con Luis Carlos González para hacer bambucos durante tantos años, la canción “Bendigo la soledad” fue la última producción de estos dos ilustres personajes. Enrique Figueroa falleció en Pereira el 10 de marzo de 1977. (Con datos de www.oocities.org/nashville/opry/3107/figueroa.html).

8. Y ya que seguimos en Colombia, en la sección La cadena del recuerdo, Jorge Arango, desde Medellín, nos compartirá cuál es el origen de la famosa canción "Ay cosita linda", merecumbé de Pacho Galán. Escribe Luis Daniel Vega que a los 49 años Pacho Galán no era un músico en ciernes. Nacido el 3 de octubre de 1906 en el municipio de Soledad, el trompetista era ampliamente conocido en el medio musical por su trabajo como arreglista e intérprete de algunas de las orquesta más reputadas tanto de las ondas radiales como de los bailes de salón. A mediados de los años cincuenta, Pacho recibió la llamada de Ramón Ropaín, viejo amigo y colega que lo convidó a Medellín para unirse a la orquesta del sello Sonolux. Pacho Galán se instaló con su hija Carmen en una hermosa casona andina donde también vivía Ramón Ropaín y su hija Patricia. Cuenta la historia que el saludo matutino de Galán a Patricia era la expresión que unos meses más tarde iba a acuñar en una canción inmortal: ‘Ay cosita linda’. En julio de 1955, junto a músicos de las orquestas de Lucho Bermúdez y Ramón Ropaín, Pacho Galán grabó la primera versión que se conoce de Ay cosita linda', con el que apareció la cara A de un sencillo de 78 rpm y en cuyo lado B estaba el porro “Fruta sabrosa”. Aunque ya Galán había acuñado el término merecumbé para referirse a su nueva creación, las directivas de Sonolux decidieron presentar la canción bajo el ritmo cucurumbé que Galán aceptó resignado. En cualquier caso, unos meses más tarde el cucurumbé era tan solo un dato curioso.

Estas canciones y otras más son las que le presentaremos este viernes 03 de NOVIEMBRE de 2017 en “Hasta que el cuerpo aguante”, desde Aguascalientes, México. 

* El orden en que se anuncian las canciones no necesariamente es el orden en que se presentarán durante el programa.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario