¡ RECIENTE ! Hasta que el Cuerpo Aguante del 18 de ENERO de 2019

Hasta que el Cuerpo Aguante Radio 24 horas on line

Vea lo que pasa en Cabina en vivo Estéreo Mendel

Visite nuestro sitio en la WEB

lunes, 7 de enero de 2019

MENÚ PARA EL PROGRAMA DEL VIERNES 11 DE ENERO DE 2019

MENÚ PARA EL PROGRAMA DEL VIERNES 11 DE ENERO DE 2019
* Se cumplen 50 años del fallecimiento del Juglar Juchiteco, Saúl Martínez
* Otros aniversarios luctuosos; Wello Rivas murió hace 29 años, Amparo Montes hace 17 años, Rosa María Alam hace 27 años y Laureano Martínez Smart hace 55 años. En la Carpa recordaremos a Chava Flores, nacido hace 99 años. Hace 95 años se fundó la Sonora Matancera.  Oiremos joyas discográficas con los hermanos Puente. 
* En la sección La Cadena del recuerdo, semblanza de Saúl Martínez

1. El pasado 4 de enero de este año 2019, se cumplieron 50 años del fallecimiento del cantante juchiteco Saúl Martínez, llamado también El Trovador del Recuerdo, quien nació en Juchitán, Oaxaca, el 30 de mayo de 1914. El Juglar Juchiteco aprendió a tocar la guitarra con el maestro Gilberto Orozco. A su llegada a la Ciudad de México formó parte del trío Los Cancioneros del Sur (Véase fotografía anexa a este texto). Fue artista exclusivo del programa “La hora azul” de la XEW, donde recibió el mote de “El trovador del recuerdo”. A pesar de no ser originario de la península yucateca, gracias a la capacidad musical que demostró en la ejecución de la guitarra, con un estilo inigualable hoy día, así como por la calidad interpretativa de las obras musicales de los compositores de aquellos rumbos, en las lejanas tierras del Mayab, también es considerado un representante y un abanderado de la canción yucateca. En 1952 ganó un concurso para grabar el primer álbum con canciones de Guty Cárdenas. Luis Pérez Sabido comenta que Saúl Martínez fue un apasionado admirador de Guty Cárdenas, en 1958 grabó en el sello Orfeón varios elepés con canciones del repertorio de Guty; en algunas le hizo dúo Chalín Cámara, compañero inseparable del ruiseñor yucateco. Es autor del bambuco Chiapaneca, dedicado a su esposa, y de conocidos sones oaxaqueños como La Petrona, Cantares de mi tierra, Canto zapoteca, Bejuco de amor, Sueño mío, Juchiteca, y otros más. Como ya comentamos, Saúl Martínez falleció en la ciudad de Oaxaca el 4 de enero de 1969. En su voz y su guitarra presentaremos algunas interpretaciones y también escucharemos una semblanza en la sección La Cadena del recuerdo, con comentarios de su hija Flor Martínez y Ramírez Corzo.

2. Este viernes recordaremos al cantante y compositor yucateco Manuel Wello Rivas, quien murió el 12 de enero de 1990. Wello Rivas fue, junto con Margarita Romero, uno de los intérpretes oficiales de Rafael Hernández cuando trabajaban en los años treinta en los programas de la Sal de Uvas Picot en la emisora de radio XEB “La estación del buen tono”. Wello Rivas, además de cantante fue un compositor que sin duda heredó la vena musical y poética de los trovadores yucatecas y lo anterior se comprueba al escuchar sus canciones, entre las cuales podemos contar “Llegaste tarde”, “Tengo una casita”, “Un beso loco”, “Ya no me beses” y “Quisiera ser golondrina”, entre otras, sin embargo, su más conocida composición sin duda es “Cenizas”. Escribe Pablo Dueñas que juntos, Margarita y Wello, crearon una escuela musical en la XEB en lo romántico y tropical con boleros, sones cubanos, rumbas, guarachas, congas y otros ritmos. El compositor Manuel “Wello” Rivas Ávila nació en Mérida, Yucatán, el 18 de febrero de 1913. En 1921 fijó su residencia en México.  Wello colaboró en la XEB con artistas como Vicente Bergman y Manuel Escalona, siendo en su época, la principal competencia para la XEW. Durante su trayectoria, también logró posicionar la música de corte tropical de una manera importante. En 1936, la empresa Laboratorios Picot, contrata una serie de programas en exclusiva con la XEB, con Rafael Hernández, Margarita Romero y Wello Rivas en plan estelar. Inicialmente estos programas se hacían en estudio cerrado, pero debido al éxito que alcanzó, utilizaron el estudio “Juventino Rosas”, para recibir al público que quería presenciar los programas y conocer a sus artistas. (Con información de Luis Pérez Sabido y sipse.com).

3. Hace una semana quedamos a deber lo siguiente: Gracias al invaluable aporte del coleccionista Luis Jaime Chapa, compartiremos con usted algunas canciones incluidas en el primer disco de Los Hermanos Puente. Nos cuenta el señor Chapa que en el mes de noviembre de 1948 se inició la carrera discográfica de los Hermanos Puente, aunque no de manera profesional, pero en esa época se conocían como Los Cuatitos Puente, Gilberto tocaba el requinto y cantaba como segunda voz y Raúl acompañaba y era la primera voz. Ambos tenían 11 años de edad. Como Los Cuatitos Puente sólo grabaron 4 temas. Agrega el señor Chapa que ese primer disco se lo compartió hace poco el propio Gilberto Puente, pero el disco estaba roto y luego de procesar con dificultad el sonido se pudo rescatar el audio de los 4 temas. Las grabaciones fueron hechas en la estación de Radio XEDF de Nuevo Laredo, Tamaulipas, cuyo propietario era el señor Ruperto Villarreal, esta emisora cambió en 1957 sus siglas a las actuales XEK. El disco incluía los temas El Balajú, Cielito Lindo, Sin ti y Aunque pasen los años. El señor Chapa también nos compartió una fotografía en donde aparecen los Cuates Puente en el Cine Palacio de Nuevo Laredo en el año de 1948, cuando tenían 11 años de edad. Hay que recordar que, en 1951, Gustavo Puente, el tercer hermano, y que era mayor que los Cuates, y que tocaba el requinto y hacia la segunda voz, formó un trío junto a Omar Mercado en la armonía y tercera voz, y Hermilo García, que hacía la primera voz; al siguiente, en 1952, Hermilo García continuó en el trío, pero ahora con Gilberto y Raúl Puente. En 1954 viajan a la Ciudad de Monterrey y graban su primer disco comercial para el sello Columbia, sin embargo, la grabación fue hecha en la radiodifusora XEFB. (Foto cortesía de Luis Jaime Chapa).

4. Hace 17 años, el 13 de enero de 2002, falleció Amparo Montes “La voz pasional”. Amparo Meza Cruz, su verdadero nombre, nació en Tapachula, Chiapas en 1924. Una de las figuras más representativas de la radio en la última generación de la época de oro de la canción mexicana. Graduada de la Escuela Nacional de Comercio, dejó su carrera administrativa para consagrarse al canto. Hizo su debut en 1938 en la radiodifusora XEQ, y en 1941 pasó al elenco de la XEW. Recorrió toda la República interpretando canciones de Gonzalo Curiel, Alberto Domínguez, Alfonso Esparza Oteo, Ignacio Fernández Esperón, Agustín Lara y Mario Ruiz Armengol. Durante muchos años ha cantado en su propio centro nocturno, en la ciudad de México. Fue famosa su interpretación del bolero Nadie, de Agustín Lara. En el libro “Amparo Montes, mi vida”, en versión de Zita Finol, se destaca que el programa dominguero y vespertino “Quiero trabajar” era uno de los de mayor difusión que tenía entonces la XEQ por los años cuarenta, y afirma Amparo Montes: “En ese programa, Ramiro Gamboa, muy lindo, además de todo un señor, dirigía el programa. Me informó que las vacantes ya estaban tomadas, pero en ese momento intervino mi suerte, ya que al escucharme hablar me preguntó si cantaba. Yo había tenido una breve experiencia radiofónica al participar en un programa dedicado a Chiapas, en la XEFO, y sabía que mi voz era buena, eso me animó a decir que sí. Al piano estaba Chalo Cervera y me dijo que si sabía la canción “Altivez”, escrita por el compositor de Saltillo, Alfredo Parra, y como era difícil que yo no supiera alguna canción de moda, pronto captó mi tono y empecé a cantar”.

5. El 14 de enero de 1992 murió Rosa María Alam, cantante mexicana. En su carrera musical interpretó tangos, boleros y temas tropicales.  Según un texto de Don Luis Pérez Sabido, publicado por el diario yucateco Por Esto, Rosa María Alam nació en Mérida, Yucatán, la mañana del lunes 4 de agosto de 1913, en el barrio de La Mejorada. En 1934, con veintiún años de edad, Rosa María debutó como cantante de boleros en la radiodifusora XEZ, propiedad de los hermanos José y Alonso Palomeque Pérez de Hermida; la acompañaba el pianista Ricardo “El Jazz” Medina, en un programa patrocinado por la fábrica de Sidra Pino, que se transmitía de lunes a viernes. El locutor Arturo García Rodríguez, quien más tarde se convertiría en el primer actor de cine Arturo de Córdova, la presentaba como “La Conquistadora del Aire”. Por recomendación de Arturo de Córdova, el empresario mexicano don Emilio Azcárraga Vidaurreta la invitó a integrarse al elenco inaugural de la radiodifusora XEQ, que inició sus transmisiones en 1938. A principios de 1940, ya con un prestigio radiofónico bien cimentado, llegó como figura estelarísima al elenco de la XEW, llamada “La catedral de la música en México”, en los gustados programas “Maracas y bongós” y “Cancionero Picot”, donde estrenó, entre otros, los primeros boleros de Gabriel Ruiz. En la XEW, el locutor Pedro de Lille, famoso conductor de La hora azul, la llamó “La Voz Cálida”. A más de su calidad vocal, rica en inflexiones, Rosa María poseía una espléndida figura y una estatura que sobrepasaba en mucho a las demás cantantes de su época. En su artículo, Pérez Sabido destaca que fueron numerosas las grabaciones que realizó Rosa María Alam en la ciudad de México. En 1941, con la orquesta del tapatío Alfredo Parra Camacho grabó el bolero “Qué me importa”, de Mario Fernández Porta y otras más.

6. En la sección La Carpa recordaremos a Salvador Flores Rivera, Chava Flores, a través de una serie de grabaciones tomadas de un concierto realizado en los años ochenta en el teatro Antonio Leal y Romero de la ciudad de Aguascalientes. Chava Flores nació en la Ciudad de México el 14 de enero de 1920, en la calle de La Soledad, del populoso barrio de La Merced. Sus padres fueron el capitán de fragata Enrique Flores Flandes y la señora Trinidad Rivera de Flores. Tuvo dos hermanos: Enrique y Trinidad. Vivió en casi todas las colonias del Distrito Federal: Doctores, Roma, La Romita, Cuauhtémoc, Peralvillo, Tacubaya, San Rafael, Santa María la Redonda, El Carmen, Coyoacán, Santa María la Ribera e Hipódromo Condesa. Al respecto, él mismo comentó alguna vez: “Y si no viví en el Castillo de Chapultepec, fue porque en ese tiempo, discriminatoriamente, sólo lo alquilaban al que fuera Presidente de la República; pero si ahí hubieran existido disponibles dos cuartos con baño y cocina, les juro que mi papá hubiera hecho lo imposible porque los habitáramos”. Cuando salió de la primaria, tras el repentino fallecimiento de su padre en 1933, tuvo que dejar los estudios y empezar a trabajar para ayudar a su madre. Para el año de 1943 era ya el contador del negocio en donde laboraba y decidió renunciar al cargo para independizarse. Se dedicó entonces al manejo de una camisería de su propiedad, con el nombre de Flores y Méndez, aunque la fortuna no le sonrió en esta aventura, como él mismo lo comentó: “1945 fue el año de mi fracaso total en ese ramo”. Sin embargo, su espíritu de lucha nunca lo abandonó e hizo de todo para ayudar al sustento de su familia, desde coser corbatas hasta emplearse como mensajero, repartidor, cobrador, auxiliar de contabilidad, contador, comerciante y ferretero. Después tuvo una salchichonería y adquirió un camión repartidor de carnes, el cual tuvo que rematar cuando ese negocio, para variar, no funcionó. (Con datos de la Sociedad de Autores y Compositores de México, imagen tomada de http://brigidoroque.blogspot.com).

7. Este viernes escucharemos en la sección Contestadas, el tema “La Mujer del puerto” en la voz de la cantante texana Lydia Mendoza y también presentaremos “Contestación a la mujer del puerto”, en una rara grabación sorpresa. Recordemos que “La mujer del puerto” es una película mexicana de drama romántico estrenada en 1934, dirigida por Arcady Boytler y protagonizada por Andrea Palma. La película se basa en la novela Le Port escrita por el francés Guy de Maupassant. Rosario (Andrea Palma), una joven mujer, queda desvalida tras la muerte de su padre y el engaño de su novio. Decide abandonar su pueblo Córdoba (estado de Veracruz), para emigrar al puerto de Veracruz, donde se convierte en una enigmática prostituta que "vende placer a los hombres que vienen del mar". Rosario busca a su hermano perdido. Tras una noche de pasión con el marino Alberto (Domingo Soler), el destino le revela una cruel y devastadora sorpresa. En el reparto del filme se recuerda aparte de Andrea Palma y Domingo Soler, a Stella Inda, Esther Fernández y Sofía Álvarez como como prostitutas del cabaret. Entre las imágenes inolvidables del cine mexicano, la figura de Andrea Palma apoyada lánguidamente en el quicio de una puerta mientras Lina Boytler canta "vendo placer a los hombres que vienen del mar…" ha alcanzado proporciones míticas. El crítico de cine Leonardo García Tsao consideró que “La mujer del puerto” es una película muy avanzada para su época: Es una cinta con temas muy escabrosos, que el cine mexicano no tocaría hasta mucho tiempo después... Es un filme muy fuerte, de una dureza que no hace concesiones, no otorga perdón al personaje principal que interpreta Andréa Palma, el cual es trágico y doloroso de principio a fin. Además, reflexionó que no tiene comparación con otra película mexicana, lo que la hace muy singular.

8. Nos recuerda nuestro amigo y matancerófilo en Medellín, Colombia, Eduardo Ceballos, que esta semana se están cumpliendo los 95 años de creación de la Sonora Matancera, legendaria agrupación cubana de ritmos tropicales. El 12 de enero de 1924, bajo la iniciativa de Valentín Cané y precisamente en su casa se formó el conjunto bajo el nombre de Tuna Liberal, a petición de un partido político local del mismo nombre que solicitó su formación para amenizar sus reuniones y mítines. En sus orígenes era una agrupación en la que prevalecían las cuerdas ya que era el momento del auge del "Son", y para esto se requerían de cuatro guitarras acústicas. En el año de 1926 cambió su nombre al de Septeto Soprano. Ese mismo año acompaña en el coro a Eugenio Pérez, Carlos Manuel Díaz Alonso "Caíto". En 1927 ingresa al grupo Rogelio Martínez Díaz, El gallego, por recomendación de Caíto; más adelante Martínez sería su segundo director. En ese mismo tiempo se le cambia el nombre al conjunto pasando a ser Estudiantina Sonora Matancera. Con mucho deseo de superación en todo el grupo viaja a La Habana donde se ponen en contacto con la compañía discográfica "RCA Víctor" y hacen su primera grabación el 12 de enero de 1928 en formato de 78 rpm. Iniciando la década del treinta, la agrupación empezó a adaptarse a los nuevos ritmos que aparecían por la época como también adaptando nuevos instrumentos, es el caso del piano de cola, que fue tocado por primera vez en el conjunto por Dámaso Pérez Prado, quien años después sería el Rey del Mambo. En 1935 la agrupación adopta el nombre de La Sonora Matancera. En 1938 se retira Dámaso Pérez Prado y deja la vacante en el piano a Severino Ramos quien desde 1944 hasta 1957 se convertiría en el principal arreglista musical del conjunto.

9. Desde Perú, este viernes recodaremos en la sección Rinconcito Arrabalero, con algunas canciones, al compositor Laureano Martínez Smart, quien falleció hace 55 años, el 17 de enero de 1964. Martínez Smart nació el 4 de julio de 1903 en los Barrios Altos, Lima. Hijo de padre peruano y madre chilena, Laureano Martínez Smart empieza a sentir atracción por la música desde pequeño siendo la guitarra el primer instrumento que aprendió a tocar, pero sería el piano el que años más tarde se convertiría en su instrumento musical preferido, el cual ejecutaba con una maestría única. De hecho, en los años cuarenta, vendía en un establecimiento de su propiedad partituras para piano, boquillas de saxofón y clarinete. También ofrecía a su clientela violines, guitarras y arcos. Alquilaba pianos y baterías. Martínez Smart llevaba la música en el alma. Su primera composición fue el vals "Invoco tu nombre", luego vendrían los valses "Oh Amelia", "Lima de antaño" y otros más, hasta que compone el vals "El Provinciano" y su popularidad crece enormemente ya que dicho vals lo empezó a cantar todo Lima, especialmente los provincianos que ya empezaban a poblar la ciudad capital. El vals "Amargura" cimentaría más la popularidad de Laureano Martínez. Autor también de los valses "Aromas de Tradición", "Compañera mía" y "Hace tiempo". Con letra de Juan Sixto Prieto, Martínez Smart campusio la música de "Destino" y "Fatalidad". A propósito del vals “Fatalidad” (“Nocturno, de celaje deslumbrante,/ su encanto,/ rememoro a cada instante,/ romance/ de un momento que viviera….”), desde hace muchos años, se ha hecho notar que no se canta la última estrofa, siendo, como es, tan bella: “Estrella,/ fugitiva que mi anhelo,/ te llevas por desconocido cielo,/ delante, no me robes la alegría./ Sin tu influjo luminoso/ mi existencia es un destrozo/ ¡oh querida! son tus ojos miguión./No me dejes en las brumas,/ con tu dulce amor perfumas/ como nadie, ni nocturno de pasión”. (Con datos de Dario Mejía y http://listamusicacriolla.com).

Estas canciones y otras más son las que le presentaremos este viernes 11 de ENERO de 2019 en “Hasta que el cuerpo aguante”, desde Aguascalientes, México. 

* El orden en que se anuncian las canciones no necesariamente es el orden en que se presentarán durante el programa.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario