¡ NUEVO ! Hasta que el Cuerpo Aguante 11 de OCTUBRE de 2019. Especial Manuel S. Acuña.

Hasta que el Cuerpo Aguante Radio 24 horas on line

Visite nuestro sitio en la WEB

lunes, 30 de septiembre de 2019

MENÚ PARA EL PROGRAMA DEL VIERNES 04 DE OCTUBRE DE 2019

MENÚ PARA EL PROGRAMA DEL VIERNES 04 DE OCTUBRE DE 2019
* Oiremos canciones como solista y en dueto de Chelo Tovar, cantante ahora desconocida 
* Hace 30 años falleció el compositor Pedro Galindo
* Además, las voces peninsulares de Mario Gil, las Dos Marías y el dueto Marrero y Salazar. Tres boleros del compositor argentino Don Fabián. Con ritmo, el Dueto Antillano cantará con la orquesta de Arturo Núñez. Oiremos la voz de Chabela Durán, la arrebatada intérprete de Lara
* En la sección Ay Jalisco no te rajes, segunda parte de la semblanza de Leo Marini, y en la Cadena del recuerdo, semblanza de Olga Guillot, a 97 años de su nacimiento

1. Este viernes en Hasta que el cuerpo aguante escucharemos diversas mujeres boleristas como Chelo Tovar. Durante los años treinta y cuarenta destacaron las voces de cantantes boleristas que hoy prácticamente están olvidadas, tal es el caso de Chelo Tovar, de quien se destaca también su participación en el cine en el filme “México lindo”, del año de1938, dirigido por Ramón Pereda, con la actuación estelar de Adriana Lamar, en el que también participan las Cuatitas Herrera; y también podemos encontrar la participación como cantante de Chelo Tovar en la versión de “Santa”, filmada en 1943, dirigida por Norman Foster y Alfredo Gómez de la Vega , con la participación estelar de Esther Fernández, José Cibrián  y Ricardo Montalbán, con el apoyo musical de Gonzalo Curiel y Mario Ruiz Armengol. Desgraciadamente hay pocos datos biográficos de esta cantante, pero se sabe que tuvo una gran activada artística en los nacientes años de la radio en la década de los años treinta.  Hoy también son pocas las grabaciones que podemos disfrutar con su voz. En nuestra fonoteca poseemos solo un disco de 78 rpm en el que Chelo Tovar cantó acompañada de la agrupación de los hermanos Domínguez La lira de San Cristóbal. El disco del sello Victor incluye los boleros “Eternamente” y “A media noche”, del compositor chiapaneco Alberto Domínguez. Llegó a grabar también acompañada de Pepe Gutiérrez con los charros de Atotonilco las canciones “La Estampilla” y “María, María, Mariquita mía”, para el sello Bluebird. José Guadalupe Chávez Pedraza en su columna del diario El Sol de Morelia, afirma que los escenarios del bolero fueron el teatro de revista, carpa, teatro de variedades, radio, cine y televisión, sin faltar los arrolladores centros nocturnos y también los burdeles, son los tablados que ha pisado el bolero. Cada uno de ellos con su historia en el medio realizó momentos inolvidables, nombres que se deben inscribir con letras mayúsculas, entre los que destacaron Chelo Tovar, cantante, actriz y mujer de gran temperamento. (Foto de Chelo Tovar tomada del libro Bolero. Historia gráfica y Documental, Pablo Dueñas, Asociación Mexicana de Estudios Fonográficos).

2. Este viernes también presentaremos sendos bolerazos en la voz del cantante yucateco Mario Gil, se trata de grabaciones como “No te preocupes”, de Federico Baena y “Una Copa más”, de Alfredo Gil. Sin duda Mario Gil es una de las voces poco recordadas del bolero, quien destacó en los años cuarenta, su nombre completo era Mario Gil Ojeda. Según datos aportados por Luis Pérez Sabido, Mario Gil nació en el barrio de San Cristóbal de la ciudad de Mérida, Yucatán, el 12 de noviembre de 1922. Se inicia como cantante de la orquesta de Ernesto “El Pelón” Riestra; cautiva al público con su hermosa voz de barítono y su estilo personal. En la XEB, hace presentaciones en programas del Cancionero Picot. En 1943, canta y actúa en la película mexicana De Nueva York a Huipanguillo, dirigida por Manuel R. Ojeda. Mario Gil realizó varias giras tanto a Cuba como a los Estados unidos. En agosto de 1949 hace una temporada en Madrid, en los centros de baile Parque Florida y Villa Romana, alternando con la cantante francesa Nicole Rey y la mexicana Esmeralda. En 1952 hace una gira por varios países de Europa. De allí se embarca a América del Sur para hacer presentaciones en Buenos Aires, Santiago de Chile y Lima, Perú. Retorna México por breve tiempo y otra vez viaja a Nueva York donde obtiene nuevos éxitos. En la XEW actúa en el estelar Conga Sabatina alternando con la orquesta del compositor boricua Rafael Hernández. En Nueva York actúa durante siete meses consecutivos en el Teatro Love State de Broadway, acompañado por la famosa orquesta del puertorriqueño Noro Morales, con la que graba en sello Decca, en 1949, México canta, de María Grever.

3. En la voz de la cantante Chabela Durán escucharemos algunos boleros. Recordemos que Chabela Durán fue madre de una de las esposas de Agustín, Rocío Durán. Al hablar de esta intérprete, en el libro Mi novia la tristeza se destaca que “Chabela Durán era una intérprete veracruzana que había comenzado a cantar desde finales de los años treinta, pero no había conseguido programas de radio ni lugares para actuar en los cuales pudiera destacar su voz. De todas las intérpretes de Lara, sólo Elvira Ríos se podría comparar con el carácter arrebatado de Chabela Durán. Para esta voz tan inmensa, Lara compuso el tema El mar, el cielo y tú. Este tema era como un vestido cosido a la medida de Chabela y la prueba es que nadie ha podido mejorar esa interpretación. Desde los agudos en los que comienza esta canción, y que Chabela dominaba bien, hasta los graves en los que Chabela arrastraba la voz, la personalidad de esta cantante se extendía y dominaba.” Chabela, junto con su hija Rocío, frecuentaba a Agustín Lara para ensayar su repertorio. Chabela llevaba a Rocío, entonces de 9 años, y saludaba Agustín como papá o papi. Agustín pensó que su primera esposa estaba muerta y decidió casarse con Rocío en España. Su enlace matrimonial fue celebrado en la cripta de la iglesia de la Virgen de Guadalupe, que aún no estaba terminada. El matrimonio provocó que Chabela rompiera relaciones con su hija. El resultado de la unión no se hizo esperar; la diferencia de edades, cuarenta y tantos años, hizo que sobreviniera la separación. Además, la Chata Zozaya aún no le había otorgado el divorcio. (Foto de Chabela Durán: Cortesía Luis Jaime Chapa).

4. Siguiendo con boleros, de los cuales estará colmado este programa, presentaremos tres de las más famosas composiciones del argentino Domingo Fabián, más conocido como Don Fabián, quien nació el 11 de marzo de 1915 en Córdoba, Argentina. Su nombre real era Domingo Fabiano Monferrato. Profesor de teoría, solfeo, armonía y contrapunto. Realizó estudios de piano en el Instituto Superior de Formación Musical de Córdoba. En su adolescencia, alentado por su señora madre, aprendió a tocar el piano, y actuaba en centros nocturnos. A muy temprana edad comenzó a tocar música en vivo para películas mudas en cines. Más tarde se unió a la orquesta "Los Diablos Rojos" dirigida por Vicente Saturnini. Don Fabián solía actuar en el antiguo Hotel Eden en La Falda (un pueblo ubicado en las montañas de Córdoba). En 1940 se radica en Buenos Aires, actuando en varias orquestas, por ultimo pasa a dirigir la orquesta de Radio El Mundo. En 1945, compone “Dos Almas”; en 1946, “Cobardía”; y en 1947, “Sin tí”, éxito que canto Hugo Romaní. Durante su estancia en Buenos Aires también compuso música de Jazz, Tango y Pop. Formó su propia agrupación llamada “Don Fabián y su trío vocal”, muy exitoso a fines de los cuarentas y principios de los cincuentas. Fue Director de la Orquesta Sinfónica Estable de Radio El Mundo entre 1946 y 1955. Es autor de clásicos de la canción popular como “Dos almas”, “Cobardía”, “Corazón de Dios”, “Secreto” y “Cumbia que vas de ronda” (Primer Premio Canción Melódica en Colombia). Éstas son sólo algunas de sus más de 70 obras grabadas en toda América Latina. Falleció en su ciudad natal en el año de 2001, la edad de 86 años.

5. Pedro Galindo Galarza murió hace 30 años, el 8 de octubre de 1989. Había nacido en la Ciudad de México el día 16 de agosto de 1906. Trovador huasteco que compuso canciones en casi todos los géneros; desde música ranchera hasta boleros. En 1933 formó el grupo Los Trovadores Chinacos junto con los hermanos Castillo. Pedro Galindo también fue productor, y actor de la época del cine de oro, mexicano, compartiendo escenarios con grandes personajes como María Félix, Emilio El Indio Fernández, Pedro Infante y Pedro Armendáriz, entre otros. Algunos títulos de sus películas como productor son: Al son del mambo, Juan Charrasqueado, El derecho de nacer, Cantando nace el amor, Carabina 30-30, Romeo contra Julieta, por citar sólo algunas. En el campo de la actuación participó en Doña Bárbara, Soy puro mexicano, Los de abajo y muchas otras. La Malagueña, canción que Pedro Galindo creó en coautoría con Elpidio Ramírez Burgos, ha sido uno de los temas más reconocidos mundialmente. Otro tema importante de Galindo es Virgen de Medianoche, que hiciera famoso Daniel Santos; esta canción forma parte de la cinta sonora de la película mexicana Mujeres Insumisas. Su canción Viva México, es una de las más interpretadas el 16 de septiembre y eventos patrióticos; cabe recalcar la pasión que este compositor sentía por sus raíces y su tierra.

6. Este viernes presentaremos tres temas con la orquesta de Arturo Núñez interpretados por el Dueto Antillano de Benny Moré y Lalo Montané. Arturo Núñez, llamado El Caballero Antillano, quien nació en Matanzas, Cuba hace 106 años, el 4 de octubre de 1913, y falleció en la Ciudad de México en 1981. Arturo Núñez fue pianista, director y compositor. Dice Cristóbal Díaz Ayala que Núñez estudió en el Conservatorio Carnicer, en La Habana. Trabajó como pianista en el Teatro Alhambra y con varias orquestas. Se trasladó a México en busca de mejores oportunidades en 1940 o 1941, y formó su orquesta para tocar en el cabaret El Patio. La integraban varios músicos cubanos residentes en México, como Domingo Vernier “Mango” flauta; Kiko Mendive, cantante; Arsenio Núñez, bajo; Che Toledano, tumbadora y Aurelio Tamayo, “Yeyo”, timbales; completaban el grupo los mexicanos Nacho Soriano, trompeta y Alejandro Torres, sax y clarinete. Después llegó a tener su propio cabaret. Fue el primer grupo, o el segundo, con que grabó Benny Moré en México. Era muy considerado en el medio artístico, le llamaban El Caballero Antillano. Grabó para el sello Columbia y otros. Su hijo, Arturo Núñez González afirma que en los años cuarenta, en su padre surge el deseo de crear raíces en México al contraer matrimonio con la compañera de toda su vida, su madre, Luz María González y de que sus hijos nacieran en tierra azteca, culminando años más tarde cuando le fue otorgada oficialmente la nacionalidad mexicana. Alguna ocasión respondió a un periodista de esta manera: “Cómo no voy a sentirme de aquí, si mi esposa y mis hijos son mexicanos. Si a México y al apoyo de mi público mexicano, que me adoptó como uno más de esta bendita tierra, le debo lo que soy, tal vez no sería nada si no me hubiera quedado aquí”.  (Con información de musicasinfinal.blogspot.com).

7. Este viernes presentaremos dos grabaciones que son verdaderos garbanzos de a libra, se trata de un dueto muy antiguo conformado por el yucateco Carlos Salazar y el campechano Ricardo Marrero. Según datos aportados hace unos años por Ramiro Palacios de León (QEPD), productor del programa Memorias musicales de Frecuencia TEC 94.9 FM de Monterrey, Carlos Salazar fue muy conocido en Monterrey, lugar a donde llegó en 1957 y conformó varios tríos, entre ellos Los Faisanes con Pedro Fernández Traba y Marco Antonio Patrón. En Monterrey, Carlos Salazar pasó sus últimos años de vida y murió en 1969. Como maestro de guitarra era conocido como “El Maestro Carlitos Salazar”. En esa ciudad norteña hizo época entre todos los amantes de la trova regiomontanos. Mientras tanto, según datos de Luis Pérez Sabido en el Diccionario de la Música Popular en Yucatán, Ricardo Marrero nació en 1909 en Campeche y falleció en la ciudad de México en 1979. Inició su carrera en 1925 formado parte del Quinteto Yucatán, al lado de Sergio Pérez, Carlos Salazar, José Garrido y Arturo Larios. También forma parte del Trío Maya. En año de 1929, cantando a dúo con Carlos Salazar, grabó el bambuco “Para tí”, compuesto por Carlos Salazar y grabado por Marrero y Salazar en Laredo, Texas en el mes de noviembre de ese año para el sello Víctor. Ricardo Marerro fue pionero de la radio ya que se inició como solista en la emisora XEFO de la Secretaria de Educación Pública en la ciudad de México. En 1933 trabajó en la XEB, la estación del buen tono, y también laboró en teatros al lado de Agustín Lara, Toña la Negra y Margarita Carvajal. (Imagen tomada de http://frontera.library.ucla.edu/frontera-search).

8. En la sección La Carpa escucharemos dos temas jocosos en las voces de las legendarias dos Marías. Las cantantes mexicanas María del Rosario “Charito” Ortega y María Luisa Canales conformaron en los años treinta el dueto Las dos Marías. De acuerdo con datos del coleccionista Don Pablo Gastelum ellas eran originarias del estado de Yucatán, aunque no hemos confirmado ese dato. Las Dos Marías grabaron una gran cantidad de discos de 78 RPM con gran diversidad de géneros como boleros, corridos, rancheras e incluso ritmos sudamericanos como pasillos. Fueron conocidas en algunos países sudamericanos, particularmente en Colombia. Charito Ortega también grabó como solista. Destaca por ejemplo su composición del boleo “Niégalo”. Asimismo, en la sección Un tema mil versiones, escucharemos tres canciones dedicadas a la región de los Altos de Jalisco, específicamente una de ellas a San Miguel el Alto. Se les llaman Los Altos por su altura al nivel del mar que va desde los 2,005 metros de San Julián a los 1,800 de Teocaltiche (alturas promedio). El nombre de los “Altos de Jalisco” data aproximadamente de finales del siglo XIX, y tal denominación se extendió durante la guerra civil religiosa (1926-1929), cuando había que referirse con frecuencia a esta región de Jalisco. Algunos pueblos de la región llevan el apellido de “el Alto”, como San Miguel o Atotonilco. Quien originó el nombre de Los Altos fue Andrés de Villanueva, encomendero de Atotonilco y dueño de numerosas tierras pertenecientes actualmente al municipio de Arandas, quien citaba frecuentemente sus propiedades conocidas por la Real Audicencia como “Los Altos de Villanueva”. Ya en el siglo XX se popularizó el término “alteño” vocablo de real y auténtico significado geográfico e histórico. (Imagen tomada de http://frontera.library.ucla.edu/frontera-search).

9. Para recordar a la cantante Olga Guillot, a 97 años de su nacimiento, ocurrido en Santiago de Cuba, el 9 de octubre de 1922, escucharemos una semblanza en la Cadena del recuerdo. Olga Guillot murió en Miami, el 12 de julio de 2010. Fue nombrada “La reina del bolero”, cantó junto a Frank Sinatra y Edith Piaf. En los años sesentas, luego de la Revolución cubana, se asentó primero en Venezuela y luego, en México y Miami, donde permaneció hasta su muerte. Formada en las disciplinas del baile y el drama, Olga Guillot estudió canto en el Conservatorio de La Habana con la soprano Hortensia Cohalla y el cantante Mariano Meléndez; también, en la década de 1930, cantaba generalmente durante las reuniones familiares y algunos programas radiofónicos. Comenzó cantando tangos, influenciada por Libertad Lamarque y Mercedes Simone. En los años cuarenta, la vocalista formó parte del cuarteto Siboney, dirigido por la compositora Isolina Carrillo y cuyo pianista, Facundo Rivero. Guillot contrajo matrimonio con el periodista y politólogo cubano Ibrahim Urbino, después con el actor Alberto Insúa (1926-2003) y más tarde con el compositor y pianista René Touzet (1916-2003), con quien tuvo a su única hija: Olga María, que se dedicó a la misma profesión que su madre. En 1946 estrenó el bolero “La gloria eres tú”, de José A. Méndez, y ese año grabó para Panart la versión en español de la melodía norteamericana “Stormy Weather” (Lluvia gris, en español), con la que logró su primer éxito discográfico.  En el mismo año, debutó en la emisora de radio 1010, a la que le siguieron sus actuaciones en Coco, RHC-Cadena Azul, Radio Progreso, etc.

10. En la sección Ay Jalisco no te rajes, nuestro colaborador en la ciudad de Guadalajara, Jalisco, Alberto Ramírez Martínez nos presentará la segunda de dos partes de la semblanza de un invitado internacional: Leo Marini. Nos comenta Alberto Ramírez que, en el año 1948, Leo Marini viajó a Puerto Rico, allí trabajó en la estación de radio WNEL de San Juan.  Cupido propicia su primer matrimonio con la dama argentina Esther Salandari. Regresa en 1950 a Buenos Aires y trabaja con la orquesta de planta de la Radio El Mundo en el programa "Sonrisas y melodías", ahí estaban maestros de la música como Marzan, Marafiotti y Lister. Después de finalizado su contrato con la Odeón argentina, firma contrato con la Seeco. En 1951, Sidney Seegel magnate de esta empresa, le aconseja marchar a La Habana para que grabe con el grupo de mayores ventas en dichos momentos en Latinoamérica, la Sonora Matancera. Grabó "Luna Yumurina", "Quiero un trago tabernero", "Mi desolación" y "Desde que te vi". La Seeco le promueve una estadía prolongada en la capital cubana, allí en 1952 nace su primogénito Luis Alberto. Con la Sonora Matancera formó un binomio excepcional, interpretando grandes temas, convirtiéndose en un clásico de la música romántica latinoamericana. Su inquietud musical lo llevó en 1954 a Colombia, tierra donde era idolatrado. Junto con el trombonista, compatriota y director de orquesta Arnoldo Nali graba nuevos temas. En el año 1957 nace en Colombia su segundo hijo José Luis. Leo Marini falleció de cáncer de próstata el 15 de octubre del año 2000 en su ciudad natal Mendoza, Argentina.

Estas canciones y otras más son las que le presentaremos este viernes 04 de OCTUBRE de 2019 en “Hasta que el cuerpo aguante”, desde Aguascalientes, México. 

* El orden en que se anuncian las canciones no necesariamente es el orden en que se presentarán durante el programa

No hay comentarios.:

Publicar un comentario