¡ NUEVO ! Hasta que el Cuerpo Aguante 13 de SEPTIEMBRE de 2019 ¡¡ Especial Viva México!!

Hasta que el Cuerpo Aguante Radio 24 horas on line

Visite nuestro sitio en la WEB

lunes, 2 de septiembre de 2019

MENÚ PARA EL PROGRAMA DEL VIERNES 06 DE SEPTIEMBRE DE 2019

MENÚ PARA EL PROGRAMA DEL VIERNES 06 DE SEPTIEMBRE DE 2019
* Duetos y canciones cubanas con Alfonso Ortiz Tirado, fallecido hace 59 años
* Hace 100 años nació Marco Antonio Campos Viruta
* Oiremos a Los Carlistas, grupo de Lalo Guerrero en los años treinta. Presentaremos al Trío Tamaulipeco de los Hermanos Samperio. Desde Guadalajara, las Hermanas del Mar. María Enriqueta, La venus morena de la canción, de belleza física y piel trigueña
* En la sección Ay Jalisco no te rajes, semblanza de Marco Antonio Vázquez, y en La Cadena del recuerdo, semblanza de Javier Solís, entrevista con su hijo Gabriel 

1. Alfonso Ortiz Tirado falleció hace 59 años, el 7 de septiembre de 1960. El investigador colombiano Jaime Rico Salazar destaca que Ortiz Tirado (1893-1960) fue una de las grandes voces de la canción popular. El también médico y humanista se dedicó a la medicina, llegó a ser uno de los principales especialistas en ortopedia en México y es reconocido como el médico de cabecera de Frida Kahlo; sin embargo, cultivó otros talentos y desde muy joven destacó por su voz. Se dice que en su adolescencia cantó para Porfirio Díaz y, más adelante, realizó sus primeras presentaciones profesionales para sus compañeros médicos. Desde los 20 años de edad, comenzó a triunfar en Estados Unidos gracias a sus grabaciones en la compañía Víctor, la cual difundió sus grabaciones en toda América. El tenor grabó las primeras canciones de María Grever, Guty Cárdenas, Jorge del Moral y Agustín Lara, entre otros compositores. Ortiz Tirado formó parte del elenco de la XEW, en donde le dio su primera oportunidad a compositores como Gonzalo Curiel y José Sabre Marroquín. En 1936 realizó una gira por el continente que culminó con una serie de presentaciones en Buenos Aires. A partir de entonces, la música mexicana comenzó a volverse popular en toda América Latina. El doctor viajó por Brasil, Chile, Colombia, Venezuela, Costa Rica, Guatemala y en cada país grabó canciones locales, por lo cual dio a conocer a compositores de varios países. En lugares como Colombia o Venezuela, Ortiz Tirado es toda una referencia artística. Mientras viajaba, el doctor Ortiz Tirado visitaba hospitales para conocer su arquitectura y la forma como eran administrados. Con el dinero que ganó a lo largo de su carrera, construyó un hospital para niños que donó al pueblo de México, el cual se encontraba en la colonia de los Doctores.

2. Hace 100 años, el 9 de septiembre de 1919, nació en la Cuidad de México, el cómico y cantante Marco Antonio Campos, llamado Viruta, quien contrariamente a lo que podríamos creer, sus inicios no fueron como pareja de Gaspar Henaine, Capulina, sino con otras agrupaciones como el dueto que hizo con el cómico y cantante llamado José Domínguez Flores, Chamula. En la sección La Carpa escucharemos varios garbanzos de a libra en las voces del dueto Aztlán, conformado por precisamente por Marco Antonio Campos y José Domínguez, también conocidos como Viruta y Chamula. Este dueto grabó principalmente para el sello Columbia y en su repertorio destacan varias canciones cómicas de Salvador Flores Rivera. Viruta inició su vida artística formando parte de algunas agrupaciones como El Poker de la Armonía, Trío Latino, Los Romanceros y Viruta y Chamula. En 1952 se unió a Gaspar Henaine, “Capulina”. Juntos hicieron 26 películas. “Viruta” nació en el barrio de Tepito de la Ciudad de México. Mercedes Álvarez, la abuela materna de Marco Antonio, fue la que lo estimuló en sus primeras manifestaciones artísticas, enseñándole a tocar el piano. Una tarde en 1951, mientras comía en la cafetería de la XEW, Marco Antonio Campos fue abordado por Gaspar Henaine. Capulina había tenido conflictos con sus compañeros del trío “Los Trincas”, quienes lo habían abandonado en Nueva York, Estados Unidos. “Capulina” le pidió a Campos (“Viruta”) que participara con él en el programa Cómicos y Canciones. En primera instancia, “Viruta” no aceptó, debido a que igualmente él había tenido un conflicto con su compañero José Domínguez Flores (“Chamula”), producto del alcoholismo de este último. Adicionalmente “estaba cansado de ser su patiño”. Sin embargo, ante la insistencia de “Capulina”, Campos aceptó la oferta. “Viruta” murió el 19 de febrero de 1996.

3. Este viernes recordaremos al Trío Tamaulipeco de los Hermanos Samperio. Este trío estuvo integrado por los hermanos Guillermo, Rafael y Ernesto Samperio.  Debutaron en 1938 en la radio mexicana XEQ.  Seis años después en la XEW donde estuvieron en programación por muchos años.  Participaron en innumerables películas del cine mexicano.  Hicieron gira por América y visitaron Puerto Rico, Cuba y California, Estados Unidos.  Se especializaron en música tradicional mexicana. El escritor Guillermo Samperio, hijo de Guillermo, uno de los integrantes del trío define así las cualidades musicales de su padre: “Mi padre era miembro del trío tamaulipeco de los hermanos Samperio y tocaba el requinto, pero también componía canciones; creo que desde el vientre materno y luego en la infancia lo escuché componerlas. Su método era ir incorporando la música a la letra. Yo veía cómo iba apareciendo la canción. Esta forma de componer de mi padre fue importante para mí, si bien no me fui por el lado de la música. Una canción tiene letra y música, y para mí la escritura de un cuento o de un texto en prosa, sobre todo en el primero, requiere de una específica musicalidad interna de las palabras. De mí quería que yo tocara la guitarra porque él fue requinto del Trío Tamaulipeco de los Hermanos Samperio, que salían en películas de Pedro Infante, Luis Aguilar, Jorge Negrete…, de toda esa época de oro. Por cierto, le llaman Tamaulipeco porque Azcárraga, el fundador de lo que ahora es Televisa, se sentía tamaulipeco, tanto que, a el Trío de mi padre, como no definían el nombre, cuando estaba a punto de salir su primer disco en Orfeón, se acercaron a don Emilio Azcárraga, y es él quien los bautiza como Trío Tamaulipeco.” (Con datos de http://www.siempre.mx/2015/11/guillermo-samperio-evocar-la-memoria-segunda-y-ultima-parte).

4. La cantante María Enriqueta, por su gran belleza física y piel trigueña, le valieron el sobrenombre de «La Venus Morena». Nació el 6 de septiembre de 1929, aunque otras fuentes dicen que 1922 en la ciudad de Tampico, Tamaulipas. María Enriqueta García Escoto, su nombre de pila, fue hija de Estanislao García Espinoza, director fundador de la Banda de la Marina Nacional en la Ciudad de México. El nombre de su madre era Ángela Escoto. En una pequeña reseña aparecida en una publicación de 1955, se dice lo siguiente sobre María Enriqueta: “La notable bolerista del elenco de la XEW es ampliamente conocida por todos los radioescuchas, ya que su voz sensual y bien timbrada ha recibido el aplauso de las mayorías; es también una buena vendedora de discos, pues son muy apreciadas las grabaciones que hace para RCA Víctor, marca de la que es artista exclusiva. La voz de La Venus morena se escuchará en la programación del aniversario de plata de La voz de la América latina desde México”. María Enriqueta se casó con Roberto Monter Carpio, con quien vivía en Coyoacán. Procreó una hija, Cecilia Martínez, con el conocido director de orquesta Eleazar Martínez. María Enriqueta falleció el 16 de enero de 1996, víctima de neumonía. Sus restos fueron cremados en el Panteón Español de la Ciudad de México. Tal vez sus más grandes éxitos fueron los boleros “Consejos a las mujeres” y “Por un puñado de oro”, entre otros. Era artista exclusiva de Discos RCA Víctor, y sus grabaciones para ese sello se vendían muy bien.  También grabó para Discos Musart.

5. Siempre es grato volver a escuchar las voces de las tapatías Hermanas del Mar, Emma y Aurora del Mar, participantes, junto a María Luisa Landín, de aquellos inolvidables programas de la empresa Coca Cola durante los años cuarenta bajo el nombre de Trío del Mar.  Las voces maravillosas de la radio, es el nombre artístico que se les aplicó con toda justicia a Emma y Aurora del Mar, así como a María Luisa Landín, quienes conformaron este trío de fugaz duración. Escribía Jorge Miranda en los años ochenta que las hermanas recién se habían retirado y se concentraron en la vida familiar y platicaban lo siguiente “Nosotras nacimos en Guadalajara, pero muy pequeñitas nos trajeron a la ciudad de México, nuestra mamá tenía una bella voz de soprano. A nuestro papá le gustaba tocar la guitarra en la tarde, llegaba de su trabajo, se ponía ropa de descanso, tocaba y mientras mamá se ponía a cantar. Claro que el oído se educa y a nosotras nos creó la aspiración por ser artistas algún día, estudiamos en colegios de monjas donde se nos enseñaban cantos religiosos y coros que nos educaron la voz. Después, Tata Nacho se maravillaba cuando él daba un acorde y nosotras inmediatamente captábamos la armonía y sacábamos la primera, segunda, tercera y cuarta voz, nada más con un arpegio. En 1942, al desintegrarse el dueto de María Luisa y Avelina Landín, María Luisa se unió a nosotras para formar el Trío del Mar. Nos contrataron para los programas de la Coca Cola. Fuimos las primeras en ganar sueldos fabulosos e iniciamos los programas de costa a costa. Ahí alternamos con Néstor Mesta Chayres”.

6. Escribe Ernesto Neto Portillo Jr., editor de La Estrella de Tucson, que Eduardo Lalo Guerrero fue pionero en las grabaciones de la música mexicana; escribió cientos de canciones en múltiples géneros. Estadounidense de nacimiento, fue un campeón de la cultura chicana-mexicana. Con su dominio musical y de la guitarra, y poseedor de una buena voz, el joven Guerrero empezó a dejar su huella musical cuando se unió al cuarteto Los Carlistas. Lalo Guerrero, Greg “Goyo” Escalante, Soledad “Chole” y Joe “Yuca” Salaz eran las estrellas del barrio y de Tucson. El cuarteto bilingüe tocaba en bodas, aniversarios, quinceañeras y en la radio local. También se presentaban al otro lado de las vías del ferrocarril para complacer a sus seguidores de habla inglesa en el Arizona Inn, el Hotel Pioneer y el Hotel El Conquistador. El grupo se mudó a Los Ángeles y tocaba en centros nocturnos, en la radio y en presentaciones. Los Carlistas tuvieron también un pequeño papel en la película Boots and Saddles, protagonizada por Gene Autry en 1937.  Los Carlistas llegaron a su apogeo en 1939, cuando se presentaron en World’s Fair en la Ciudad de Nueva York. Ese año trajo un punto alto en su carrera, ya que Los Carlistas representaron a Arizona en esa feria que se inauguró en abril. Cambiaron sus atuendos campesinos por trajes de charro negros con adornos plateados, promoviendo con orgullo el estado y su clima cálido, junto con otros símbolos culturales icónicos: cactus del desierto, cerámica Hopi y mantas Navajo. Los Carlistas también cantaron en el programa radial “The Major Bowes Amateur Hour”. Era quizá la primera vez que un grupo musical chicano interpretaba canciones en español e inglés para un país que ni siquiera sabía lo que significaba ser chicano. (Con datos de https://tucson.com/laestrella/cien-a-os-de-lalo-guerrero-el-chicano-original/article_b3cc1d6f-e506-5ca8-a624-d92ea0a559a0.html). (Foto: https://markguerrero.net/images).

7. Este viernes en la sección La cadena del recuerdo desempolvaremos una producción con la semblanza de Javier Solís, con testimonios de su hijo Gabriel Solís. Javier Solís, cuyo nombre verdadero fue Gabriel Siria Levario, nació hace 88 años, el 1 de septiembre de 1931 en la Ciudad de México. Trabajó en numerosos oficios antes de triunfar en un concurso para cantantes aficionados en una carpa de Tacubaya. Enseguida formó el Trío México con Pablo Flores y Miguel García. Después se sumó a varios mariachis y trabajó en la plaza Garibaldi hasta cantar como solista y aparecer en programas de radio con el seudónimo de Javier Luquín, imitando a Pedro Infante. En 1948 debutó en la radiodifusora XEW y poco después conoció a Los Panchos, con quienes grabó para CBS la canción ¿Por qué negar? (1950). Después grabó su primer éxito, Llorarás, llorarás y formó parte del elenco de la XEQ. Actuó en el teatro Lírico y en el Blanquita, que lo contrató para realizar varias giras por EU, Guatemala, El Salvador, Colombia, Venezuela, Ecuador, Perú, Chile y Argentina (1957-1959). En esos países dio a conocer sus grabaciones con bolero ranchero y tango. En 1965 grabó la canción de los Hermanos Rigual “Cuando calienta el sol”, con la que confirmó su éxito internacional. En 1963 ganó un disco de oro en Nueva York por la venta de 25,000 copias de su disco “Llorarás”, marca que superó dos años después con “El loco” y “Sombras”. Entre 1959 y 1965 participó en 23 películas, cantando en todas ellas. Solís registró un total de 453 canciones en disco. A Javier Solís se le conoció como “Rey del bolero ranchero”. Su carrera fue de solo una década, suficiente tiempo para dejar huella en todo el continente gracias a su muy particular voz.

8. En la sección Ay Jalisco no te rajes, nuestro colaborador en la ciudad de Guadalajara, Jalisco, Alberto Ramírez Martínez nos presentará la primera de dos partes de la semblanza de Marco Antonio Vázquez, a través de una entrevista con el propio cantante. Marco Antonio Vázquez Barreiro, mejor conocido como Marco Antonio Vázquez, nació el 17 de febrero de 1938 en el barrio de Santa Julia, en la ciudad de México. Desde muy pequeño le gustó la música y el canto, influenciado por su padre. Recuerda que siendo niño, por las tardes, escuchaba cantar tangos a su mamá y a su hermano Federico, y cuando él se les quería unir, su mamá le decía ¡No, tú cantas muy feo! Con el tiempo, pudo pagar sus estudios en el Conservatorio de Música, aprendió a tocar la guitarra, duró poco tiempo, pues algunos amigos le dijeron que la verdadera escuela estaba en los bares y cantinas y así lo hizo, empezó su carrera de trovador. En los inicios de los años sesenta, el joven Marco Antonio, de 22 años de edad, ingresó a un trío para desarrollar sus inquietudes musicales Cantaba sus composiciones, pero mentía a sus compañeros del trío Los Sandoval, ya que les comentaba que eran de un compositor extranjero. Hizo adaptaciones de letras al español para Los Apson Boys, Los Reno, Los Juniors y para varios grupos de esa época. Emprendió su carrera en solitario con el nombre de Marco Barreiro, pues ya estaban Alberto Vázquez, Rafael Vázquez y Marco Antonio Muñiz, pero fue la compañía discográfica Peeless la que decidió usar su nombre original y real. Su primer disco tuvo mucho éxito incluía el tema "Creo" de su autoría.

Estas canciones y otras más son las que le presentaremos este viernes 06 de SEPTIEMBRE de 2019 en “Hasta que el cuerpo aguante”, desde Aguascalientes, México. 

* El orden en que se anuncian las canciones no necesariamente es el orden en que se presentarán durante el programa.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario