¡ NUEVO ! Hasta que el Cuerpo Aguante del 08 de SEPTIEMBRE 2017

Hasta que el Cuerpo Aguante Radio 24 horas on line

Vea lo que pasa en Cabina en vivo Estéreo Mendel

Visite nuestro sitio en la WEB

lunes, 19 de septiembre de 2016

MENÚ PARA EL PROGRAMA DEL VIERNES 23 DE SEPTIEMBRE DE 2016

MENÚ PARA EL PROGRAMA DEL VIERNES 23 DE SEPTIEMBRE DE 2016
* Escucharemos las primeras versiones de La Calandria
Caballo criollo, tango mexicano, dedicado a Cesar Augusto Sandino
* Tres canciones dedicadas al estado de Puebla. Desde Chile, el cantor Jorge Abril. En la Carpa, Los Tune Wranglers cantan Allá en el rancho grande. Marcelo y Aurelia en el Rincón Norteño. Adolfo Utrera, cantante cubano de gran talento. 
* En la Cadena del recuerdo, semblanza de Jaime Nolla Reyes, nacido hace 107 años

1. Nos comenta el coleccionista Luis Jaime Chapa, desde Reynosa, Tamaulipas, que la mayoría de nosotros escuchamos alguna vez a  mediados de la década de los años cincuenta una canción de corte ranchero titulada “La Calandria”, cuya autoría corresponde a Manuel Hernández. Agrega Jaime Chapa que particularmente en 1954, esta melodía fue grabada por varios cantantes, entre las versiones más destacadas están las de Pedro Infante, Ana María González, Chucho Martínez Gil, Luis Pérez Meza, Emilio Gálvez, el dueto Carmen y Laura, Juanita García, Demetrio González y otras más.  Sin embargo esta canción se dio a conocer en 1931 con el título de  “El gorrioncillo” y fue grabada por una agrupación denominada Los Tamaulipecos, que también se  conoció como Trío Tamaulipeco, pero cabe aclarar que este trío de voces y guitarras no tiene alguna relación el Trío Tamaulipeco de Severiano Briseño y tampoco con El Trío Tamaulipas que lideraba Lorenzo Barcelata. Tres años más tarde en 1934, esta misma canción fue grabada por el dueto de  Félix Tamez y Ben Martínez, y curiosamente después de esta grabación hecha para el sello Bluebird por Tamez y Martínez, la canción ya no se grabó con regularidad, sino hasta 1954 cuando nuevamente resurgió con los intérpretes mencionados al inicio de estas líneas. Gracias al señor Chapa escucharemos las dos primeras versiones de este tema ranchero.

2. A finales de los años veinte, el tango de manufactura mexicana “Caballo criollo”, con letra de Fernando Ramírez Aguilar y música de Germán Bilbao y Gus Águila, fue grabado por Juan Pulido, pero su difusión y venta fue prohibida por el gobierno de Emilio Portes Gil. El tango en cuestión hace referencia a la figura del caudillo nicaragüense Augusto César Sandino (1895-1934). Sandino fue líder de la resistencia nicaragüense contra el ejército de ocupación estadounidense en Nicaragua en la primera mitad del siglo XX. Regresando al tango, la cantante Pilar Arcos lo grabó para el sello Victor con orquesta típica sin embargo en esa versión se eliminó la referencia al héroe nicaragüense, por ejemplo la parte final de la estrofa que dice “Cuando partió tu pampero en su caballo criollo con su guitarra española y su manta del Perú tal vez ya nunca, pampera, saldré a besarte al camino voy a luchar por Sandino allá en Nicaragua, que quieren libertad" se cambió por “…voy a luchar por la gloria en tierras lejanas de tierra y libertad”. La cantante Esperanza Posada también grabó este tango en 1928 con la orquesta de Efim Schachmeister, aunque también eliminó la parte que menciona a Sandino por la misma letra que cantó Arcos. Recientemente, en 1997, el cantante Óscar Chávez recupera este tango y grabó una versión en la que respeta la letra original. La parte final del tango dice: “Esperando a tu pampero, sola, una tarde de mayo te  trajeron su caballo que muy triste te miró, parece que te decía de sus ojitos el brillo él se murió por Sandino allá en Nicaragua, que quieren libertad". Este viernes escucharemos la versión de Pilar Arcos.

3. Desde Chile, escucharemos la voz de Jorge Abril, quien fue un cantante que tuvo renombre al integrar la orquesta de Porfirio Díaz, un pianista de aquel país que logró dominar el cancionero del tango. En sus discos, Jorge Abril luce todo su arte vocal. Abril conformaría el dúo Matrou-Abril, siempre con el marco musical de la orquesta de Porfirio Díaz. Grabaron también música peruana en un estilo diferente pero nostálgico. Este viernes nos deleitaremos escuchando "El Plebeyo" de Felipe Pinglo, con este dueto de leyenda. Asimismo en voz solista de Jorge Abril, siempre acompañado por la orquesta de Porfirio Díaz, escucharemos dos tangos más. Al margen de sus grabaciones, Abril cumplía actuaciones en la radio y era un excelente showman, muy solicitado en los centros nocturnos y como vocalista de las mejores orquestas. Elegante y de buena presencia, encandilaba a sus numerosas admiradoras. Con el cantante David Matrou, le dieron una buena pintura de color a los viejos valses, polcas y otros ritmos. Sin duda alguna, fue el maestro Porfirio Díaz, quien con esa versatilidad que lo distinguía, los lanzó como a muchos otros internacionales a la fama. Jorge Abril, fallecería a temprana edad, víctima de un accidente automovilístico. (Con datos de http://loritos-periquitos.blogspot.mx).

4. Gracias a las amables peticiones de los radioescuchas presentaremos tres canciones interpretadas como solista por el cantante cubano Adolfo Utrera, quien fue el mayor de diez hermanos y muy pronto tuvo que enfrentarse a la vida pues su padre murió en 1922. Tomó clases de canto en La Habana y después con una profesora chilena en Nueva York.  Entre diciembre de 1926 y noviembre de 1931, grabó 126 discos para la Columbia, sin contar algunas otras grabaciones con distintos artistas. Entre ellas está la histórica de Aquellos ojos verdes, canción de la que escribió la letra, con música de Nilo Menéndez. (Adolfo era poeta). Y dedicada a los ojos de su hermana menor Conchita, que pasaba la temporada a la sazón en Nueva York con él. Por razones desconocidas, se suicidó, tronchando una promisoria carrera.  Adolfo Utrera convivió con su hermana en un apartamento en Broadway. Era  11 años mayor  que Conchita, una de las últimas entre  11  hermanos de esa familia. Los ojos verdes que impactaron tanto a Nilo Menéndez ya tenían subyugado a Adolfo, quien extrañamente optó por envenenarse  abriendo e inhalando  el gas de calefacción y estufas, previo cierre de ventanas y puertas en el apartamento que compartía con Conchita.  La canción comenzó a sonar en esa ciudad en 1929, estando Conchita en  17 años. El suicidio de Adolfo fue en 1931 estando él con 30 años 7  meses y su hermana con 19 años. Una presunción de incesto podría caber…. O un pecho dolido hasta morir, detrás de estar sintiendo en una atribulada cabeza…. (Fuente: http://www.extranoticias.com.co/index.php/opinion/item/9358-aquellos-ojos).

5. En voz de la cantante sinaloense Manolita Arriola escucharemos tres canciones: “Al sur de la frontera”, “Desesperadamente” y el tango “Cantando”, que grabó dos veces, en 1940 y 1953, pero en esta ocasión presentaremos la versión de 1940, acompañada de la orquesta de Juan S. Garrido. Manolita Arriola Rubio nació en el Rosario, Sinaloa, el 22 de febrero de 1922. Al lado de su madre, doña Paquita Rubio y de su hermana Celia, empezó su larga carrera musical en 1934, cuando aún no cumplía los 13 años. Al año siguiente, conforma con María Luisa López el dueto “Las Cantadoras del Bajío”, participando primero en las radiodifusoras XEFO y XEAL, para en seguida formar parte del elenco de la XEW. El dueto “Las Cantadoras del bajío” se disuelve en 1937, iniciando Manolita su exitosa carrera como solista interpretando canciones rancheras, boleros y canciones mexicanas. Un año antes en 1936, participa en el filme “Juan sin miedo” donde interpreta “Borrachita de tequila”, siendo su debut en el cine nacional. Desde abril de 1938, Manolita impone una marca de permanencia en centros nocturnos: 5 años en “El “Patio”, hasta 1943. En ese mismo año firma un contrato radiofónico de 3 años e inicia una gira por Cuba, Brasil, Colombia, Venezuela y Estados Unidos. Los años de 1941 a 1945 son de mucho trabajo para Manolita, realiza incontables giras, recorriendo casi todo el territorio nacional varias veces. Al mismo tiempo, como artista exclusiva de Peerless, graba en esos años más de 100 temas. Para entonces su fama reconocida internacionalmente, tanto que en 1945 es llamada a New York para grabar en exclusiva para CBS. (Con información de www.manolitaarriola.org.mx).

6. En la sección La Carpa presentaremos una curiosa versión del tema “Allá en el rancho grande”, grabada por la agrupación texana llamada Tune Wranglers, que en su muy poco dominio del idioma español grabaron en 1936 esta canción mexicana. Los Tune Wranglers fue un grupo musical de swing formado en San Antonio, Texas, y fue muy popular en la década de los años treinta. El grupo se formó en 1935 y entre sus miembros originales incluían Buster Coward (voz, guitarra), Eddie Fielding (banjo), y Charlie Gregg (voz, violín). Fielding fue reemplazado por Joe Barnes (conocido como Red Brown) poco después, y hacia 1936 Eddie Duncan se unió al grupo para tocar la guitarra. El violinista Leonard Seago también estuvo con el grupo durante un corto período. Actuaron con más frecuencia en Texas y en México, donde fueron muy programados en las emisoras de radio fronterizas, lo que ocasionó que en México también fueran conocidos. Esta cobertura radiofónica aumentó dramáticamente cuando Los Tune Wranglers lanzaron su grabación "Allá en el Rancho Grande". Los directivos de la etiqueta Bluebird incluso sugirieron a la agrupación grabar más canciones de corte mexicano. A partir de 1936 grabaron para el sello Bluebird. En total registraron cerca de 80 canciones, incluyendo una sesión de canciones de estilo hawaiano. Los Wranglers tocaron melodías con sabor country música tradicional de  Texas.

7. En la sección Rincón Norteño nuevamente nos deleitaremos con las canciones del dueto Marcelo y Aurelia, una pareja de intérpretes que durante los años cincuentas grabaron una gran cantidad de discos y sus canciones eran las preferidas de las sinfonolas cantineras, principalmente en el norte de México, ya que ellos grabaron principalmente para la marca de discos Falcon en el estado de Texas. Su interpretación al bolero “Creí”, de Chucho Monge”, o sus versiones a las canciones rancheras “Dos gotas de agua” o “Siempre hace frío” son ya clásicas dentro de la música norteña. Según una contraportada de uno de sus discos, el cantante Marcelo García, integrante del dueto, murió en un accidente en el trayecto de la ciudad de Chicago a Mc Allen, Texas. Lamentablemente hay pocos datos biográficos de los integrantes de este dueto norteño. Escucharemos este viernes sus canciones “Mujer tenías que ser”, de Cuco Sánchez, grabada en el año de 1954 para el sello Falcon, con el acompañamiento de Los Halcones. Asimismo escucharemos el bolero “Espera corazón”, de Renato G. Cruz,  con el acompañamiento de la orquesta de Emilio Cáceres, en una grabación de 1956 también del sello Falcon, con sede en Mission, estado de Texas.

8. En la voz del cantante cubano Alejandro Rodríguez escucharemos tres boleros: “Malos pensamientos”, de Alberto Domínguez; “Secreto”, de Manuel S. Acuña y “Sol de Veracruz”, de Juan S. Garrido.  Alejandro Rodríguez estrenó la canción  “Sueño Guajiro” en un programa de CMQ. Este cantante fue ganador del famoso concurso La Corte Suprema en la radio cubana. Fue cantante de la Orquesta Casino de la Playa, agrupación fundada en 1937 en la ciudad de La Habana, Cuba. Recibió ese nombre por ser la orquesta de planta del casino del mismo nombre. Esta orquesta propició un puente entre la música popular cubana y el sonido de las big bands norteamericanas. También sirvió de plataforma para el surgimiento de grandes músicos. En 1941, Anselmo Sacasas, director de la orquesta, y el cantante Miguelito Valdés dejan la orquesta y deciden desarrollar sus propios proyectos en los Estados Unidos. Sacasa fue sustituido por Julio Gutiérrez y, en la orquesta, se trabaja con vocalistas invitados hasta que, en el año 1945, ocupa la plaza de cantante Orlando Guerra "Cascarita". Más adelante se incorporará al piano Dámaso Pérez Prado quien no duraría mucho en el grupo y emigraría a México donde daría un impulso fundamental al género del mambo.

9. En la sección Un tema mil versiones escucharemos tres canciones dedicadas al estado de Puebla con prácticamente el mismo título, pero obviamente son composiciones diferentes: Inicialmente presentaremos la conocidísima canción “Qué chula es puebla”, de Rafael Hernández, en versión de los cantantes Margarita Romero y Wello Rivas; luego disfrutaremos de un tema llamado “Qué chula es Puebla”, compuesta e interpretada por Pedro Galindo, acompañado del trío Tamaulipeco, en versión de 1945. Este tema fue parte de la película del mismo nombre.Finalmente escucharemos una rara canción ranchera titulada “¡Ay qué rechula es puebla!”, compuesta por Silvano R. Ramos, grabada para el sello Victor en la ciudad de Oakland, California, el 17 de mayo de 1926 por los cantantes de la Orquesta Típica Mexicana, bajo la dirección de Félix González. Puebla es una de las 32 entidades federativas de México. Colinda al este con el estado de Veracruz, al poniente con los estados de Hidalgo, México, Tlaxcala y Morelos y al sur con los estados de Oaxaca y Guerrero. Puebla no tiene salida al mar. En el estado viven más de cinco millones de personas, que convierten a este estado en el quinto más poblado del país. La capital del estado es Puebla de Zaragoza, la cuarta ciudad mexicana por el número de sus habitantes.

10. En la sección La Cadena del Recuerdo escucharemos una semblanza del cantante Jaime Nolla Reyes “El tenor de la hora azul”, quien nació el 23 de septiembre de 1909. Presentaremos una conversación con su hija Monserrat Nolla. De acuerdo con datos de Héctor Madera Ferrón, Nolla Reyes salta a la fama en el año de 1935 y logra ocupar un lugar de privilegio, aún cuando le tocó una época de excelentes voces como las del Dr. Alfonso Ortiz Tirado, Néstor Mesta Chaires o el propio Pedro Vargas. “Durante mucho tiempo yo grabé cuatro canciones quincenales con la Peerlesss” comenta Nolla Reyes, quien agrega “esa era la razón por la que todos los compositores noveles se acercaban para darme canciones y que las grabara. A esa gente siempre me gustó siempre darle la mano, un ejemplo claro de ello fue Federico Baena”. En el año de 1967 y plenas facultades vocales e interpretativas decidió poner fin a su carrera y dedicarse a otras de sus pasiones: la escultura y la pintura. Nolla Reyes decidió retirarse ante su público en el hotel tamaulipeco “Imperial” con un recital inolvidable.

Estas canciones y otras más son las que le presentaremos este viernes 23 de SEPTIEMBRE de 2016 en “Hasta que el cuerpo aguante”, desde Aguascalientes, México. 

* El orden en que se anuncian las canciones no necesariamente es el orden en que se presentarán durante el programa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario