¡ NUEVO ! Hasta que el Cuerpo Aguante del 09 de NOVIEMBRE de 2018

Hasta que el Cuerpo Aguante Radio 24 horas on line

Vea lo que pasa en Cabina en vivo Estéreo Mendel

Visite nuestro sitio en la WEB

lunes, 18 de junio de 2018

MENÚ PARA EL PROGRAMA DEL VIERNES 28 DE JUNIO DE 2018

MENÚ PARA EL PROGRAMA DEL VIERNES 28 DE JUNIO DE 2018
* Oiremos al cantante José Moriche, quien nació en 1890 en Badajoz, España
* Presentaremos la voz potente del locutor y declamador Manuel Bernal
* Carlos Gardel murió hace 83 años y Lucha Reyes hace 74 años. En La Carpa, Los Kíkaros. Desde Cuba, la voz del bolerista Carlos Alas del Casino. Canciones de la guerra de Corea 
* En Ay Jalisco no te rajes, semblanza de Rubén Fuentes; en Una canción colombiana para el mundo, el compositor Cipriano Guerrero Basanta, y en la Cadena del recuerdo, Lucha Reyes

1. José Moriche nació el 31 de agosto de 1890 en Burguillos del Cerro (Badajoz), España. José Moriche debutó en el Teatro Real de Madrid en 1918, obteniendo un rotundo éxito con "El Barbero de Sevilla". José Rabanal Santander afirma que Moriche residió en Barcelona, desde donde suponemos realizaría algún desplazamiento a su pueblo natal y Badajoz. Pronto formó una compañía de ópera y embarcó hacia Cuba donde al parecer no debieron ir muy bien las cosas. Es en ese momento cuando decide cantar en solitario a dúo, obteniendo un rotundo éxito que le obliga a viajar por todo el cono sur, grabando para las mejores discográficas. Actuó en México y Cuba, y luego en Nueva York donde es llamado para grabar canciones populares. En 1923 comenzó grabaciones en compañía del colombiano Víctor Justiniano Rosales, para el sello Gennett, luego hace dúos a partir del año 1925 con Antonio Utrera, Margarita Cueto, Arturo Patiño, Juan Pulido, Rodolfo Hoyos, Pilar Arcos, y con una cantante llamada Laura Magaña, con la que escucharemos dos grabaciones. Moriche grabó en sellos como Víctor, Brunswick y Columbia. Uno de los dúos más celebres fue el formado con Guty Cárdenas. En los últimos años de su vida, Moriche montó un restaurante en Long Island, y allí solía interpretar romanzas, arias operísticas y sentidos cantos populares mientras atendía a la clientela. La fama de Moriche era tan grande que fue seleccionado para acompañar a Carlos Gardel en la película "El Tango en Broadway” en calidad de actor, con un papel destacado. José Moriche se convirtió en una especie de mito. Han sido inútiles todos los intentos por saber cómo terminaron los días de ese tenor que enloquecía a oyentes de los gramófonos en centenares de discos a 78 RPM desde los cuales su voz acentuaba la belleza de las más célebres canciones americanas.

2. Este viernes recordaremos la voz del cantante cubano Carlos Alas del Casino, quien nació en La Habana, en 1917. Incursionó en el mundo musical desde muy pequeño, y se inició profesionalmente como cantante en 1943, en Radio Cadena Suaritos. En 1943 se coloca en los primeros lugares musicales nacionales y se le considera La revelación del año con seis programas radiales diarios en vivo, cantando guajiras, tangos y boleros. Se mantuvo en los hits musicales durante varios años. Actuó en radio, teatros, cabarets y en televisión a partir de 1950. Alas del Casino popularizó la guajira de salón en las décadas de los cuarentas y cincuentas: guajira con ritmo cadencioso, como el bolero, que se cantaba y bailaba. Realizó con éxito giras por México, Puerto Rico, Colombia, Venezuela y Costa Rica. Cantaba tangos hace años. En Cuba trabajó en pequeñas estaciones de radio, hasta que llegó a Cadena Azul, donde actuó con Rita María Rivero, en el programa “Un mensaje para ti”. Trabajó también en cabarets, y en México, Puerto Rico y Costa Rica y otros países. Tenía una bonita y potente voz e hizo una especialidad de los temas campesinos cubanos. A partir de 1979 fijó su residencia en Miami, donde problemas de salud le obligan a retirarse de los escenarios para dedicarse a su familia. El 6 de mayo de 1993, Carlos Alas del Casino falleció en su domicilio, a consecuencia de sus problemas de salud.

3. Gracias a las amables peticiones de los radioescuchas, este viernes presentaremos la voz potente del locutor y declamador Manuel Bernal, de quien el Diccionario Porrúa dice que fue el más brillante locutor de la radiodifusión mexicana. Manuel Carlos Bernal Mejía nació en Almoloya de Juárez, Estado de México en 1901. Quiso ser médico y, de haberlo logrado, se habría perdido al gran locutor. Otras fuentes aseguran que estudió tres años de la carrera de Derecho, pero en 1922 dejó los estudios y su tierra natal para ir a la capital de la República. Ingresó como corista a la Compañía de Opera de Bellas Artes. Su primera actuación pública como cantante se dio en la boda del ex Presidente de la República, Miguel Alemán Valdés. Bernal no quería ser locutor, anhelaba ser cantante y por ello junto con Luis G. Roldán formó el dueto “Morelia”, de vida efímera. Con el tiempo, Manuel Bernal figuraría como parte del elenco artístico de la XEW. En Venezuela recibió el reconocimiento como "El más grande declamador de América". Estuvo siempre convencido de la siguiente verdad: "En la radio la voz es imagen”. Participó en diferentes concursos de oratoria, como el patrocinado por El Universal en 1927, en el que Bernal Mejía conquistó el segundo lugar después de haber competido, en una lucha muy cerrada, con otro paisano suyo, quien más tarde habría de se presidente de México, el licenciado Adolfo López Mateos, conocido también como orador de muy altos vuelos. Hombre dotado de una gran versatilidad pudo participar en programas infantiles o de adultos. Entre los primeros estuvo el muy popular del Tío Polito, célebre a escala nacional. También se recuerdan sus grabaciones para adornar con introducciones las canciones de Francisco Gabilondo Soler, Cri cri.

4. Se cumplen 83 años del fallecimiento de Carlos Gardel, ocurrido el 24 de junio de 1935. Durante su infancia y adolescencia, Gardel vivió en paupérrimas casas de inquilinato o conventillos, ubicados en el barrio de San Nicolás: primero en Uruguay 162 y luego en Corrientes 1553. Con sus primeros ingresos como músico profesional en 1914 se mudó, siempre con su madre, a un departamento modesto en la calle Corrientes.  El barrio en el que Gardel se crio es la zona de los teatros porteños que tiene su eje en la calle Corrientes, luego transformada en avenida. Eso le permitió desde muy chico estar en contacto con el mundo teatral. Su madre trabajaba planchando ropa, a veces para algunos de esos teatros, y él mismo fue reclutado por un personaje conocido como «Patasanta», que organizaba claques de aplaudidores en los teatros, cobrando dinero por prestar ese servicio. Con la «troupe de animadores» de Patasanta, Gardel fue claque, utilero y comparsista (extra), a cambio de poder asistir a los espectáculos y recibir entradas. De esta manera logró estar en contacto con actores y cantantes, de quienes imitaría los ejercicios de vocalización y otras conductas que serían de importancia para su futura formación artística. Entre muchos otros empleos informales, se desempeñó como tramoyista en el Teatro de la Victoria, donde escuchó al zarzuelista español Sagi Barba, con quien incluso llegó a tomar sus primeras lecciones informales de canto, y en 1902 pasó al Teatro Ópera, donde conoció al barítono italiano Titta Ruffo. En esa época, siendo ya un adolescente, comenzó a frecuentar el barrio del Abasto, un barrio popular recién organizado alrededor del entonces nuevo mercado, abierto en 1893. Los hermanos Traverso, liderados por Constancio, dominaban políticamente el barrio del Abasto. El joven Gardel fue un protegido de los hermanos Traverso, que valoraron desde un inicio la calidad de su canto.

5. De nueva cuenta regresan al escenario de La Carpa en Hasta que el Cuerpo Aguante las voces del dueto cómico Los Kíkaros con nuevos hallazgos en su discografía. Según el escritor e investigador teatral Miguel Ángel Morales, Los Kíkaros fueron una pareja de excéntricos musicales formada por el gracioso Mario Caballero y su “patiño” Jesús Chato Maza. En octubre de 1943 se decía que se les había bautizado así por la canción infantil “Cúcara, Mácara”. Asimismo, ellos convirtieron en éxito el estribillo “Qué rico panqué”, que utilizaban en sus presentaciones teatrales. Cuando Mario le preguntaba al Chato quién era el alto jefe policíaco que andaba haciéndole al tenorio con las muchachas del coro, el segundo rasgaba las cuerdas de la guitarra y se ponía a cantar ‘¡Qué rico panqué!’ y así sucesivamente. En el cine destacaron con la película “Bésame mucho”, que narra las aventuras de Los Kíkaros que tratan de abrir una obra musical. Romance, comedia y humor popular llenan esta ensalada cinematográfica filmada en 1945. Este filme precisamente les dio importante renombre, lo que les permitió hacer giras por diversos países de América latina. Con estos excéntricos, presentaremos dos temas grabados entre 1947 y 1950 con diálogos cómicos y canciones en discos de 78 rpm proporcionados por el amigo coleccionista Don Luis Jaime Chapa. Junto a estas líneas presentamos una fotografía del año 1945, también proporcionada por Jaime Chapa, del Trío Los Criollos, agrupación a la que pertenecieron originalmente Mario Caballero y Jesús Maza, junto con el tenor Juan José Saro.

6. En la sección Un tema mil versiones, escucharemos tres canciones cuyo tema es La guerra de Corea: inicialmente presentaremos al Trío Imperial de Lalo Guerrero interpretando “Ya me voy para corea”; después con el Conjunto Arizmendez oiremos la ranchera “Ya volví de Corea”; finalmente con Los Xochimilcas presentaremos el boogie woogie “Vámonos a Corea”. Estos temas musicales hacen referencia a la guerra librada de 1950 a 1953 entre la República de Corea (o Corea del Sur), apoyada por las fuerzas armadas de varios países comandados por Estados Unidos, contra la República Popular Democrática de Corea (o Corea del Norte), apoyada por la República Popular China y la Unión Soviética. La guerra constituyó uno de los episodios tempranos de la Guerra Fría. Con más de 3 millones de civiles muertos y casi el 15% de la población del norte, constituye una de las guerras más sanguinarias de la historia. Como siempre, Estados unidos mandó al frente a muchos soldados de origen latinoamericano. En 1953 la guerra cesó con un armisticio que restauró la frontera entre las Coreas cerca del paralelo 38 y creó la Zona desmilitarizada de Corea, una franja de 4 km de ancho entre ambos países. Desde entonces siguieron produciéndose periódicos rebrotes conflictivos entre ambas partes. La historia de la participación latinoamericana en las contiendas militares de Estados Unidos es muy antigua. Hombres de varias nacionalidades combatieron en la Revolución Americana del siglo XVIII para lograr la independencia. Es estas canciones que presentamos se destaca el sentimiento de los soldados de origen latinoamericano en ese conflicto ajeno a nuestros países.

7. Este viernes le presentaremos algunas canciones del compositor Felipe Valdés Leal, nacido en Saltillo, Coahuila, el 6 de agosto de 1899. Desde muy pequeño demostró un gran gusto por la música ranchera, que constantemente escuchaba cantar y silbar a los trabajadores del campo. Así, a la temprana edad de 7 años, empezó a escribir versos. Cursó sus estudios en su tierra natal, y los únicos conocimientos musicales los obtuvo de su padre, quien le enseñó a tocar la armónica. Desde muy joven empezó a trabajar como burócrata en el Palacio de Gobierno, y en el año de 1923 se mudó a la ciudad de Los Ángeles, California, para trabajar en una tienda de discos. Y así, entre música, se sentía en su ambiente… Como no tenía conocimientos musicales, se conformaba con tararear y silbar, y en una de ésas compuso su primera canción, “Échale un Quinto al Piano”, que era un tema con letra de corte humorístico que se convirtió en un éxito internacional y rompió récord de ventas en aquella época. Poco después escribió el corrido de “Lucio Vázquez”, que también fue conocido con el nombre de “Los Pavos Reales”, el cual se popularizó rápidamente entre todos los latinos. De ahí adquirió fama y para 1925 se convirtió en director artístico en la compañía discográfica Brunswick Record Corp., en la misma ciudad de Los Ángeles, desde donde impulsó fuertemente la difusión de la música ranchera, al descubrir y apoyar artistas como Javier Solís, Irma Serrano, Los Panchos (los trajo a México directamente de Nueva York), Las Hermanas Huerta, Los Alegres de Terán, Las Hermanas Padilla.

8. En la sección La Cadena del Recuerdo presentaremos un trabajo radiofónico dedicado a la cantante mexicana Lucha Reyes, a quien recordaremos a 74 años de su fallecimiento. María de la Luz Flores Aceves adoptó el apellido Reyes del primer esposo de su madre. A los cinco años de edad se trasladó a la ciudad de México. Ocho años más tarde debutó como cantante y actriz cómica en una carpa de la plazuela de San Sebastián. En 1920 viajó a Los Ángeles, California, como parte de un grupo de música tradicional mexicana; en esa ciudad consiguió pagarse algunas clases privadas de canto. De regreso en la ciudad de México, en 1923 integró el trío Reyes Ascencio, con las hermanas Sara y Ofelia Ascencio, el cual actuaba en los teatros Iris y Lírico. A fines de 1927 viajó a Europa como cantante solista de la Orquesta Típica Torreblanca. El viaje habría de fracasar, pues la crisis económica mundial desatada poco después, mermó el triunfo que esperaba el conjunto. Para salvarse, la Típica se fragmentó en dos partes y siguió sus actuaciones para reunir fondos y regresar a México. El grupo con el que quedó Lucha Reyes se presentó con cierto éxito en Alemania, Francia, España y Suiza hasta 1930. De nuevo en la ciudad de México, se dedicó a grabar canción ranchera, de la cual se considera una de sus grandes intérpretes. Este viernes también compartiremos la grabación “Donde estás corazón”, de Luis Martínez Serrano, que Lucha Reyes, con el nombre de Elvira Luz Reyes, y el doctor Alfonso Ortiz Tirado grabaron a dueto para el sello Olimpia. (Fuente Gabriel Pareyón, Diccionario Enciclopédico de Música en México).

9. En la sección Ay Jalisco no te rajes, Alberto Ramírez Martínez, desde la ciudad de Guadalajara, Jalisco, nos hablará del compositor y arreglista Rubén Fuentes, con base en una conversación que tuvo con Rodrigo de la Cadena, en la que el joven cantante y productor radiofónico dio algunos conceptos importantes sobre este gran jalisciense. Rubén Fuentes Gasson nació en Zapotlán el Grande, Jalisco, el 15 de febrero de 1923, cancionero y arreglista, comenzó sus estudios musicales con su padre Agustín Fuentes, de quien aprendió el solfeo. Desde niño tocaba el piano, violín y guitarra. En la Ciudad de México se incorporó en 1944, como primer violín y arreglista, al Mariachi Vargas de Tecalitlán, del que fue director hasta 1967. En 1951 comenzó a componer valses, huapangos, baladas fox-trot y otra música de salón y también en esa época creo el bolero ranchero, un híbrido entre la canción tradicional del sur de Jalisco y el bolero mexicano. Muchas de sus canciones de entonces tienen letra de Rafael Cárdenas y Alberto Cervantes. Fue considerado por la Unión de Cronistas de Teatro y Música como el mejor compositor popular en los años 1954, 1961 y 1964, y el mejor arreglista folclórico de México en 1958 y 1959. Entre sus composiciones más conocidas están Cien años, El mercader, Escándalo, El pecador, La del rebozo blanco, La noche y tú, Luz y sombra, Ruega por nosotros, Tiempo, Tres consejos y muchos más, que han sido grabadas por grandes cantantes y por numerosos mariachis dentro y fuera de la República Mexicana. Su arreglo del joropo venezolano La Bikina es considerado también como parte fundamental del moderno repertorio de mariachi.

10. En la sección Una canción colombiana para el mundo, nuestro amigo y colaborador en Bogotá, Alberto Cardona Libreros, nos presentará dos temas musicales del compositor Cipriano Guerrero Basanta, quien nació en 1894 y falleció en 1955. Fue uno de los compositores colombianos más conocidos de aquella época. Guerrero es el autor de “La Cuadrilla Pinto”, un fandango cuya grabación más reciente es la de la Banda Departamental de Riohacha. Probablemente ya para 1929 Guerrero había abandonado Riohacha y se hallaba en Barranquilla, pues desde allí envía al diario El Mundo al Día de Bogotá, varias piezas alusivas a la campaña política del candidato liberal Enrique Olaya Herrera. De esa misma época es su grabación para el sello Columbia del danzón colombiano “La Pringamosa”, una de las primeras piezas grabadas del repertorio de baile colombiano y que escucharemos este viernes en las voces de Pilar Arcos y Miguel de Grande. Del fenómeno musical del jazz band también participó este músico, no sólo en las ciudades de la costa atlántica sino en Bogotá en calidad de saxofonista de la emisora HJN en 1930. Amén de componer el pasillo “Aires del interior”, Basanta se distinguió por realizar grabaciones tempranas de música de baile, inspirada en el éxito de la música cubana, poco conocida en Bogotá en los años veinte. En retrospectiva, Basanta es uno de los precursores de músicos como Lucho Bermúdez y Pacho Galán, quienes posteriormente se inspiraron el formato de jazz band para hacer muisca de baile con base en los ritmos de la costa atlántica. (Datos e imagen tomados del libro La música nacional y popular colombiana en la colección Mundo al día (1924-1938) de Jaime Cortés Polanía.

Estas canciones y otras más son las que le presentaremos este viernes 22 de JUNIO de 2018 en “Hasta que el cuerpo aguante”, desde Aguascalientes, México. 

* El orden en que se anuncian las canciones no necesariamente es el orden en que se presentarán durante el programa.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario