¡ NUEVO ! Hasta que el Cuerpo Aguante 16 de AGOSTO de 2019

Hasta que el Cuerpo Aguante Radio 24 horas on line

Visite nuestro sitio en la WEB

lunes, 12 de agosto de 2019

MENÚ PARA EL PROGRAMA DEL VIERNES 16 DE AGOSTO DE 2019

MENÚ PARA EL PROGRAMA DEL VIERNES 16 DE AGOSTO DE 2019
* Presentaremos grabaciones muy antiguas en la voz de Rodolfo Hoyos
* Oiremos las dos primeras grabaciones de Luis Aguilar, El gallo giro
* Además, en la sección La Carpa, El Negrito Chevalier. Canciones tropicales con el Trío Durango. Oiremos al Trío Caribe con el tresillo de Pablo Zamora Peregrino. Disfrutaremos de canciones de Wello Rivas. Charlo, el cantor más importante que dio el tango después de Gardel.
* En la Cadena del recuerdo una semblanza del coleccionista Luis Jaime Chapa; y en la sección Ay Jalisco no te rajes, Fernando Albuerne

1. De los primeros cantantes que grabaron canciones populares en discos fonográficos en la década de los veinte se encuentra el barítono Rodolfo Hoyos. Según algunos datos que hemos logrado recopilar, este cantante mexicano nació en el año de 1898 y murió en 1959. Luego de un primer premio en un concurso, Hoyos ingreso de inmediato a las más destacadas compañías de ópera. Mantuvo una carrera muy importante y fue catalogados por los especialistas como uno de los mejores cantantes del país. Falleció en su natal ciudad de México a los sesenta y un años de edad. Realizó una gran cantidad de grabaciones para los sellos Vocalion, Victor y Brunswick, básicamente. Casi todas las grabaciones de Rodolfo Hoyos datan de la segunda mitad de la década de los años veinte. Además, no sólo grabó como solista, hizo duetos con cantantes como Milla Domínguez, Carlos Mejía, Enrique Herrera Vega, Pilar Arcos, Eduardo Arozamena y otros más. En su libro Diccionario Enciclopédico de Música en México, el investigador tapatío Gabriel Pareyón escribe que Rodolfo Hoyos, cantante barítono, inició su formación vocal en la academia de Lamberto Castañares, y en 1920 obtuvo un primer lugar en el concurso convocado por el Conservatorio Nacional de Música; enseguida se incorporó a las compañías operísticas más activas de la época. Hizo su presentación principal en el teatro Iris, en 1922, con el papel de «Silvio» en la ópera I Pagliacci, dirigida por Gaetano Merola. Luego continuó su carrera en los teatros Nacional y Arbeu, y en el Palacio de Bellas Artes (1942), con el «Amonasro» de Aida, papel que representó varias ocasiones, y que llevó a la crítica a citarlo como uno de los mejores cantantes mexicanos.

2. Gracia al aporte del coleccionista tamaulipeco Luis Jaime Chapa, compartiremos con usted las dos primeras grabaciones que hizo el actor y cantante mexicano Luis Aguilar. Nos comenta el Ing. Chapa que, en el año de 1948, Luis Aguilar grabó un disco de 78 rpm con las canciones “El gallo giro” y “Yo también soy mexicano”. Estas canciones fueron grabadas para el sello Anfion, ambas son composiciones de Cuco Sánchez. Luis Aguilar volvió a grabar “El gallo giro” para el sello Musart en el año de 1954. Luis Aguilar Manzo nació en Hermosillo, Sonora, el 29 de enero de 1918 y falleció en la Ciudad de México, el 24 de octubre de 1997. Debuta como actor estelar en 1944 en la película “Sota, Caballo y Rey”, con el apoyo de Raúl de Anda. Ahí llama la atención del público pese a su falta de experiencia ante las cámaras, y es gracias a su carisma que logra en tiempo récord filmar varias cintas y alternar con figuras como María Antonieta Pons, Amanda del Llano, Sara García, María Luisa Zea, Katy Jurado y Miroslava Stern, pero es hasta 1948 cuando le llegan sus roles consagratorios uno dirigido por el gran Alejandro Galindo en la cinta “El muchacho alegre” y el otro en la película que le dio el mote que lo acompañaría a lo largo de su carrera El Gallo Giro, dirigida por Alberto Gout, con guion de su mecenas Raúl de Anda, para entonces Luis Aguilar se había convertido ya en uno de los héroes por excelencia del género ranchero; de hecho, como ya lo anotamos en este año de 1948 es cuando graba su primer disco. No obstante, su excelente voz de barítono, nunca tuvieron sus discos grandes ventas, aunque sí tenía llenos en los espacios donde se presentaba ante multitudes entusiastas.

3. En la sección La Carpa y gracias a las amables peticiones de los amables radioescuchas presentaremos algunas grabaciones con el cómico musical Negrito Chevalier, acompañado del trío Urquiza y de la orquesta de Armando Chamaco Domínguez. Del Negrito Chevalier hoy en día es muy difícil encontrar datos biográficos, sin embargo, algunas de sus grabaciones que nos dejó son muy apreciadas por los coleccionistas de música antigua. El Negrito grabó una gran cantidad de temas con un tinte jocoso, entre sus canciones más conocidas y destacadas están “La Cosa” y “Linda mujer”. Algunas canciones de El Negrito Chavalier y de otro personaje llamado Mr. Lee fueron recopiladas en los años cuarenta en el famoso disco LP editado por la RCA Víctor que ahora es muy buscado por los coleccionistas. Algunos afirman que el verdadero nombre del Negrito Chevalier era Mario García, mientras otros afirman que era Mario Tercero. Junto a Mr. Lee, los Kíkaros, Los Tex Mex y otros más, Chevalier era clasificado como Excéntrico musical. En la revista “Noésis”, del Instituto de Ciencias Sociales y Administración de la Universidad Autónoma de Ciudad Juárez, se escribe que Mario Tercero (capitán Tiburón), fue un locutor de la legendaria emisora de radio juarense XEJ, además fue declamador, cantante y bailarín que sería posteriormente mundialmente conocido como el Negrito Chevalier. Fue un polifacético artista veracruzano quien, convertido luego en El Negrito Chevalier, recorrería México y el mundo con su peculiar voz y dotes de bailarín. En aquellos años cincuenta, Chavalier se pintaba con betún a la manera de Al Jolson e interpretaba lo mismo mambo que guarachas y boogie woogie, grabó un solo mambo con Prado, composición del portorriqueño Rafael Hernández: “Diablo”.

4. Este viernes, recordaremos con dos temas musicales jocosos al ya olvidado Trío Durango, integrados por dos damas y un caballero. Según datos aportados por don Luis Chapa, este trío estaba integrado por las Hermanas Elia y Alicia Cisneros y su primo Heberto de Alvarado, los tres eran originarios del estado de Durango. Su inicio profesional fue en el año de 1939 en la estación de radio KGFJ de Los Ángeles, California y posteriormente en la CBS en Nueva York, además estuvieron por espacio de tres años en el Hotel Knikerboker de esta misma Ciudad. En 1942 salen de gira a centro y Sudamérica, así como a las Antillas; a raíz de esta gira recopilan una serie de ritmos latinoamericanos que fueron la base para sus interpretaciones. Ya en 1944 regresan a México y se presentan en la XEW y en el teatro Lírico, en este mismo año son contratados por la compañía de discos Peerless grabando su primer disco con la samba “Tico tico” de Ary Barroso y Cae, cae de Roberto Martins, acompañados de la orquesta de Francisco Argote para el sello Peereless. Entre 1944 y 1948 Graban un total de 54 melodías entre sambas, merengues, porros, pasillos, boleros, guarachas entre otros ritmos. A lo largo de su carrera se acompañaron de orquestas como Luis Arcaraz, Abel Domínguez, Juan S. Garrido y Antonio Escobar.

5. En México, el Trío Caribe estaba formado por Ángel " Tiki" Gutiérrez, en la segunda voz (maracas); Roberto Hernández, en la primera voz (armonía); Pablo Zamora Peregrino (sobrino de Toña la negra), en el tresillo y tercera voz; y Manuel Osorno, en la trompeta (no cantaba), nacido en Misantla, Veracruz. Originarios de este estado mexicano, grabaron en 1957 para el sello RCA. En otros países también surgieron tríos similares con este mismo nombre, por ejemplo, en Venezuela, en Cuba, Puerto Rico y Honduras. Rafael Figueroa Hernández en su libro “Salsa Mexicana: Transculturación e identidad”, destaca que desde los inicios del son en Veracruz, existió una familia que ha aportado excelentes músicos y cantantes a esta tradición, nos referimos a la familia Peregrino cuya figura más visible es María Antonia del Carmen Peregrino, mejor conocida por «Toña la Negra». Además de ella, sin embargo, encontramos una buena cantidad de treseros, percusionistas y cantantes que han estado en el ambiente desde los inicios del son. Al principio estaba Manuel, hermano de Toña y la siguiente generación trajo a David «El negro» Peregrino y a Pablo Zamora Peregrino, tresero del Trío Caribe, que a pesar de que realmente su primer apellido no era Peregrino, porque son hijos de una hermana de Toña, lo ostentan como una contraseña inigualable dentro del mundo del son como muchos de los descendientes de esta honrosa familia, que siguen trabajando en el ambiente del son en México, abarcando ya más de cuatro generaciones.

6. Siempre será un buen momento para recordar al compositor y cantante yucateco Wello Rivas. Manuel “Wello” Rivas Ávila nació en Mérida, Yucatán, el 18 de febrero de 1913.  En 1921 fijó su residencia en México.  Fue solista de la Orquesta de Rafael El Jibarito Hernández y es autor de los exitosos boleros “Quisiera ser golondrina”, “Cenizas” y “Llegaste tarde”; de la balada “Dos”, que hizo famosa José-José; “Callecita”, con letra de Ricardo López Méndez, y “Un problema”, con Monís Zorrilla. En total compuso 100 canciones en variados géneros. Murió en la ciudad de México el 12 de enero de 1990.  Sus cenizas reposan en el Monumento a los Creadores de la Canción Yucateca, en el cementerio de Mérida, desde febrero de 2008. Wello colaboró en la XEB con artistas como Vicente Bergman y Manuel Escalona, siendo en su época, la principal competencia para la XEW. Durante su trayectoria, también logró posicionar la música de corte tropical de una manera importante. En 1936, la empresa Laboratorios Picot, contrata una serie de programas en exclusiva con la XEB, con Rafael Hernández, Margarita Romero y Wello Rivas en plan estelar. Inicialmente estos programas se hacían en estudio cerrado, pero debido al éxito que alcanzó, utilizaron el estudio “Juventino Rosas”, para recibir al público que quería presenciar los programas y conocer a sus artistas. Estas transmisiones se mantuvieron durante más de cuatro años en los primeros lugares de audiencia. (Con información de Luis Pérez Sabido y www.sipse.com). Este viernes presentaremos diferentes versiones de su bolero “Cenizas”, además de escuchar la propia voz del compositor con temas de Rafael Hernández.

7. Dice Julio Nudler en todotango.com que después de Carlos Gardel, Charlo es el cantor más importante que dio el tango, aunque, a diferencia de aquel, no se convirtió en un mito popular. Fue el vocalista que más grabó, en una parábola discográfica iniciada en 1925 y concluida en 1967. Sin embargo, el grueso de sus registros se concentra en apenas cuatro años, de 1928 a 1931. En muchas de esas versiones alcanza un nivel parangonable al de Gardel. Como éste, contribuyó a establecer un estilo emocional pero austero, exento de efectismos, de perfecta afinación y cuidada musicalidad. Como compositor desplegó su gran talento de melodista, creando obras importantes en la línea del tango romanza. Charlo, Carlos José Pérez, nació en la Estancia La Piedad, entre las estaciones Guatraché y Avestruz, en la provincia de La Pampa, en el seno de una familia adinerada. Su refinado estilo dio origen a la moda Charlo, que abarcó la indumentaria y otros enseres masculinos. Quizás insatisfecho con la humildad de su apellido, Pérez, le añadió un pretencioso de la Riestra, erróneamente dado por bueno en reseñas y biografías. En cualquier caso, quedó identificado por su nombre artístico, que le fue adosado en 1924 para su debut radial y deriva de Charlot (Chaplin). Charlo, de hermosa voz y clásica galanura, fue rápidamente absorbido por la industria que se movía en torno del tango y la música criolla. En 1925, graba sus primeros diez discos de 78 revoluciones, todavía por el sistema acústico, para el sello Electra, acompañado por las guitarras de Vicente Spina y Miguel Correa. En los carnavales de la ciudad de Rosario, la segunda de la Argentina, canta con las orquestas de Francisco Canaro y Roberto Firpo, dos de las más populares del momento. Y luego graba una placa para la RCA-Víctor. (Fuente: www.todotango.com).

8. En la sección Ay Jalisco no te rajes, nuestro colaborador en la ciudad de Guadalajara, Jalisco, Alberto Ramírez Martínez nos presentará una semblanza del cantante cubano Fernando Albuerne. Tendrá una conversación con el periodista, escritor y conductor de programas radiales, Gerardo Herrera. Sobre Albuerne, recordaremos que su nombre verdadero era Luis Fernando Albuerne Garcell, nació el 28 de octubre de 1920 en Sagüa de Tánamo, Cuba. Su primera presentación la realizó el 17 de noviembre de 1941 en “Radio Cadena Suaritos”. Albuerne quería averiguar cuánto debía pagar por grabar un disco, pero cuando escucharon la pureza de su voz de tenor fue inmediatamente contratado como artista exclusivo a tres dólares por programa. Debutó en noviembre de ese año interpretando "Ven amor”, tema compuesto por un compañero de trabajo, acompañado por la orquesta del pianista Santos Menéndez. Desde ese momento fue contratado por dicha emisora radial y en ella actuó por más de 12 años. Realizó presentaciones en Puerto Rico, Venezuela, Estados Unidos, Brasil, Chile, Uruguay y Argentina. Estando en Buenos Aires, realizó presentaciones de radio y grabó para el sello Odeón el vals "Dices que tengo celos", de Santos Menéndez. Este disco le hizo ganador de su primer disco de oro, superando el millón de copias vendidas. Cantó en numerosos teatros y cabarets, así como en programas de radio y televisión. En 1960 después de la revolución castrista, radicó en Caracas, Venezuela, desempeñándose en diferentes profesiones, además de cantante, para luego residenciarse definitivamente en Miami, Estados unidos, donde puso fin a su carrera artística, falleciendo a los 79 años el 3 de julio del año 2000.

9. Este viernes desempolvaremos una cápsula de La cadena del recuerdo dedicada al coleccionista tamaulipeco Luis Jaime Chapa Elizondo, quien nació el 28 de agosto de 1950 en Nuevo Laredo, Tamaulipas y desde hace 20 años radica en Reynosa. Después de 33 años de laborar en Petróleos Mexicanos se jubiló en el año de 2009. Chapa se inició en el coleccionismo en 1970 ya que su padre, de oficio radiotécnico, fue el primero en vender discos en Nuevo Laredo a partir de 1947. Su establecimiento estaba ubicado en la calle Guerrero esquina con Mina hasta 1955 en que se dedicó exclusivamente a la reparación de televisiones y radios. Según algunos datos, Luis Jaime Chapa tiene unos 35,000 discos entre 78, 45 y 33 rpm, además de cassettes y discos compactos. Luis Jaime Chapa cuenta con varios discos que se pudieran considerar difíciles para cualquier coleccionista, por ejemplo, un disco en que el actor mexicano Roberto Cañedo canta acompañado por un trío. Esta grabación es del sello COMIX y se grabó en 1947, asimismo, cuenta con disco de José Alfredo Jiménez cantando como primera voz del trío Los Rebeldes, también del Sello COMIX, editado en 1949. Cuenta con el primer disco grabado por Pedro Infante de la marca VICTOR, en 1942. Chapa ha encontrado discos en diferentes ciudades de México y Los Estados Unidos, sin embargo, es en la ciudad de México donde ha rescatado la mayor parte de su colección, ya sean con coleccionistas, así como en el barrio de Tepito, la colonia Portales y en varios tianguis en esa ciudad. (Fuente: Arturo Lara Lozano, Enciclopedia del Rock Mexicano. Foto proporcionada por el coleccionista Domingo Salazar).

Estas canciones y otras más son las que le presentaremos este viernes 16 de AGOSTO de 2019 en “Hasta que el cuerpo aguante”, desde Aguascalientes, México. 

* El orden en que se anuncian las canciones no necesariamente es el orden en que se presentarán durante el programa

No hay comentarios.:

Publicar un comentario