¡ RECIENTE! Hasta que el Cuerpo Aguante del 17 de NOVIEMBRE de 2017. Pedro Infante a 100 años

Hasta que el Cuerpo Aguante Radio 24 horas on line

Vea lo que pasa en Cabina en vivo Estéreo Mendel

Visite nuestro sitio en la WEB

lunes, 19 de enero de 2015

MENÚ PARA EL PROGRAMA DEL VIERNES 23 DE ENERO DE 2015

MENÚ PARA EL PROGRAMA DEL VIERNES 23 DE ENERO DE 2015

* Falleció el compositor Teddy Fregoso, creador del bolero Sabrás que te quiero
* Presentaremos a la cantante y actriz mexicana Verónica Loyo
* Además escucharemos a Lupe la Chinaca. Marga Llergo, triunfadora en Madrid. Dos duetos de Tin Tan: con Lola Beltrán y con Verónica Loyo. Dos boleros del argentino Mario Clavell. El yucateco Mario Gil cantará una rareza musical. Guty y Chalín cantarán Pobre Gorrioncito.
* El Bolero y el cine mexicano, artículo de nuestro escritor invitado Humberto Vélez


1. El publicista, escritor, compositor, empresario de radio y televisión estadounidense Teddy Fregoso falleció el pasado domingo 11 de enero de 2015 a los 89 años de edad. Fregoso, de origen mexicano, nació en Degollado, Jalisco, el 25 de diciembre de 1925. A principios de la década de los 40 intenta el camino de la tauromaquia, pero su pasión por la música hace que se traslade a estudiar en el Conservatorio Nacional de Música en la Ciudad de México, donde fue alumno destacado del maestro Rafael Hernández Marín. Para 1945 Teddy Fregoso era un reconocido compositor. Ricardo López Méndez y Manuel Bernal lo animaron a convertirse en locutor. En abril de 1945 comenzó a trabajar en los micrófonos de la Radiodifusora XEBS en donde continuó hasta el 13 de octubre de 1946.Fue uno de los pioneros de la radio de Los Ángeles. En 1946 llegó a Los Estados Unidos. Radicado en San Diego, California obtuvo empleo en una emisora y en un club nocturno de la ciudad de Tijuana, Baja California. Trabajó dos años en KCOR, San Antonio, Texas, que fue la primera radiodifusora en español en Los Estados Unidos. Luego KPHO y KOOL de Phoenix, Arizona. En Los Ángeles, California, al inicio de 1950, sus actividades empezaron en KRKD y en KFVD. Luego vendría más trabajo en otras radiodifusora. Como compositor, su primera canción “Por qué eres así”, publicada y grabada en 1945. “Sabrás que te quiero”, la más conocida de sus canciones, cuenta con más de doscientas grabaciones que incluyen desde Javier Solís hasta Placido Domingo.

2. Gracias a las amables solicitudes de los amigos radioescuchas, presentaremos la voz de la cantante y actriz Verónica Loyo, otra de las grandes voces de la canción mexicana. Verónica Loyo nació el 13 de Julio de 1932 en ciudad de México. Era una mujer de gran belleza, fue sin duda una actriz y cantante de una tesitura profunda, muy al estilo de los años cincuenta. Sus inicios dentro del ambiente artístico se marcan en el año de 1952, cuando formaba parte del elenco del programa "La hora azul". Verónica Loyo protagonizo diversas cintas cinematográficas con famosos actores de La Época de Oro, tales como Pedro Infante, Rosa de Castilla, Luis Aguilar, Tintan, Sonia Furió, Demetrio González, Antonio Aguilar, Fernando Casanova, entre otros. A Verónica Loyo se le recuerda en películas como Romance de fieras, El organillero, Ahí vienen los gorrones, Los hijos de María morales, Un dorado de Villa, Locura de Terror, Los Fanfarrones, Pueblo quieto, Las Tres Coquetonas, Los líos de Barba azul, Canción de cuna y otras más, cintas filmadas principalmente durante los años cincuentas y sesentas. Este viernes presentaremos varias canciones en voz de esta actriz y cantante.

3. De nueva cuenta escucharemos en el programa la voz de la cantante Blanca Mafalda Reducindo Moreto, más conocida como Lupe La Chinaca. Raquel Peguero en la Revista Somos afirma que el mito llamado Emilio Tuero quizá no hubiera existido sin el apoyo de esta cantante quien, además de ser su primera compañera sentimental, hizo historia en nuestra música al impulsar el mariachi y ser la primera intérprete del tema “Guadalajara”. Conoció a Emilio Tuero en la XEW y con él procreó dos hijos. Lupe La Chinaca, cantante de voz pequeña y dulce, a quien el mundo la conoció como Guadalupe La Chinaca nació en Torreón, Coahuila, el 11 de abril de 1914 y falleció en la ciudad de México el 8 de enero de 1976. Fue pionera de los artistas lanzados a la fama por Emilio Azcárraga Vidaurreta y comenzó su carrera en 1932 cantando boleros en la XEFO. De ahí pasó a la XEW, entonces tenía el nombre artístico de María Luisa Maris. Al ponerse moda el tango se volvió tangusta y la anunciaban como “Blanquita Reducindo, la chica pampera”. Era acompañada al piano por Manuel Esperón y mucho tiempo cantó ese género hasta que conoció a Emilio Tuero. Ella hizo el dueto “Las Soldaderas”, con Manolita Arriola, en 1934. Las últimas grabaciones de Lupe la Chinaca las hizo para el sello Falcón de Texas. Este viernes presentaremos dos temas: uno dedicado a la ciudad de Torreón y otro a todo el estado de Coahuila. (Imagen tomada de la Revista Somos).

4. Muy pocos datos tenemos de la cantante Marga Llergo, sin embargo en su enciclopedia discográfica de música cubana, de la Universidad Internacional de Florida, el investigador Cristóbal Díaz Ayala menciona que ella era una cantante mexicana, hija del también cantante cubano Negrito Chevalier. En nuestro programa la hemos presentado interpretando algunas canciones extraídas de un programa de la emisora XEW del año de 1955 patrocinado por la embotelladora Canadá Dry. En ese programa participaron además Nicolás Urcelay y las Tres Conchitas. La conducción corrió a cargo de Maricruz Olivier, Rubén Zepeda Novelo y Raúl Astor. En esa emisión incluso Marga Llergo canta en idioma francés, sobre esto último, el Luis Ángel Silva, el famoso Melón, en una de sus columnas del Diario La Jornada destaca que la cantante hablaba este idioma de manera “sui generis”. Existen muchas grabaciones de los años cuarenta en 78 rpm con la voz de Marga Llergo, principalmente de temas cubanos, boleros e incluso rancheras, para los sellos Panamerican y Peerless, grabaciones en las que se acompañó de orquestas como la de Antonio Escobar, Rafael Méndez y Absalón Pérez, entre otras. Un artículo de la revista española Ritmo del año de 1948 destaca el triunfo de Llergo en El Posapoga de Madrid, que fue una sala de fiestas de situada en los bajos del cine Avenida, en el número 37 de la Gran Vía. Desde 1942 El Pasapoga se convirtió en una de las salas más importantes del país. Este viernes escucharemos algunas de sus grabaciones.

5. Dentro de los hallazgos musicales, este viernes tendremos una grabación sorpresa con el cantante yucateco Mario Gil acompañado de la orquesta de Nicasio Tejada. Mario Gil es una de las voces poco recordadas. Fue parte importante de las transmisiones radiales es de los años cuarentas. Su nombre completo fue Mario Gil Ojeda. Según datos de Luis Pérez Sabido, Mario Gil nació en el barrio de San Cristóbal de la ciudad de Mérida, Yucatán, el 12 de noviembre de 1922. Se inicia como cantante de la orquesta de Ernesto “El Pelón” Riestra; cautiva al público con su hermosa voz de barítono y su estilo personal. En la XEB, hace presentaciones en programas del Cancionero Picot. En 1943, canta y actúa en la película mexicana De Nueva York a Huipanguillo, dirigida por Manuel R. Ojeda. Mario Gil realizó varias giras tanto a Cuba como a los Estados unidos. En agosto de 1949 hace una temporada en Madrid, en los centros de baile Parque Florida y Villa Romana, alternando con la cantante francesa Nicole Rey y la mexicana Esmeralda. En 1952 hace una gira por varios países de Europa. De allí se embarca a América del Sur para hacer presentaciones en Buenos Aires, Santiago de Chile y Lima, Perú. Retorna México por breve tiempo y otra vez viaja a Nueva York donde obtiene nuevos éxitos.

6. En voz del tenor de Chihuahua, Mario Alberto Rodríguez, presentaremos los boleros “Ya no vuelvas” y “De corazón a corazón”. Según datos de Jaime Rico Salazar, Mario Alberto nació en Chihuahua el 15 de octubre de 1919 y falleció en el año de 1990. Una de las voces de tenor más lindas y emotivas del bolero en México. Realizó giras por el continente y grabó para el sello Victor. Mario Alberto empezó cantando en una radiodifusora local en Chihuahua, o por lo menos allí fue donde se le empezó a conocer. Por su parte Alfonso Diez, de la página codigodiez.mx cuenta que Mario Alberto Rodríguez, el magnífico tenor que nos deleitó con su gracia y su voz en “Mi Bella Dama”, junto a Manolo Fábregas, cantando “Con un poquitín de suerte a mi favor…”, me platicó que cuando Humberto Cravioto estaba en la cúspide de su popularidad, le dio un consejo: “Canta bajito…”, y se burlaba de quien lo aconsejaba: “Cómo es posible que Cravioto me salga con eso, que cante quedito él, que no tiene mi voz…”, pero la realidad es que Mario Alberto también se equivocó, no interpretó de manera adecuada el consejo de Humberto, éste se refería a las interpretaciones que Rodríguez hacía de canciones comerciales y a las grabaciones de discos. Casi todos los cantantes que no utilizan la técnica del Bel Canto “dicen” las canciones. Los mismos directores artísticos les aconsejan cantar bajito al grabar un disco, para que la voz pase con todo el sentimiento y para que las notas altas no se escuchen forzadas.

7. Este viernes en la sección La Carpa escucharemos dos duetos cinematográficos hechos por Germán Valdez, Tin Tan, se trata de dos canciones interpretada por el cómico con las cantantes Lola Beltrán y Verónica Loyo en la película Los líos de Barba Azul. Este filme fue estrenado en el año de 1955 y contó con la dirección de Gilberto Martínez Solares. Además de Beltrán, Loyo y Tin Tan, se contó con la participación de Amanda del Llano, Joan Page y otros. Los primeros trabajos de Tin tan en el cine son en 1943, cuando después de una exitosa temporada en centros nocturnos, René Cardona lo invitó a hacer un pequeño sketch en la película Hotel de Verano y una pequeña participación en la coproducción México-Estados Unidos Song Of México (1944). Sus primeros cinco trabajos en el cine los hace de la mano del director Humberto Gómez Landero entre 1945 y 1947, pero la consagración definitiva vendría cuando comienza a trabajar con el director Gilberto Martínez Solares, a partir de Calabacitas tiernas, convirtiéndose junto a Cantinflas en el cómico más cotizado del país. Hacía equipo inseparable con comediantes de gran calidad, entre los que se contaban Marcelo Chávez (su carnal), Famie Kauffmann "Vitola", el actor José René Ruiz Martínez "Tun Tun" y sus hermanos Ramón y Manuel. Entre sus escenas más memorables están las protagonizadas junto a Pedro Infante en la película de este último También de dolor se canta la cual es un clásico del cine mexicano.

8. En el Rinconcito Arrabalero escucharemos dos temas del compositor argentino Mario Clavell, nacido el 9 de octubre de 1922, en Ayacucho, Argentina y fallecido el 10 de marzo de 2011. Clavell debutó a los 9 años como solista en la fiesta de Fin de Cursos del Colegio San José, de Tandil (Argentina) y en el coro de la Iglesia Parroquial. A los 18 años se inició profesionalmente como crooner en el conjunto de jazz de Adolfo Carabelli, en Radio Belgrano (antiguamente llamada LR3) con el seudónimo de Mario Clawell. Luego trabajó para una relevante compañía de seguros. En 1944 estrenó una de sus primeras canciones y luego, gracias al mexicano Juan Arvizu, Clavell fue presentado en la Editorial Julio Korn, donde hizo sus primeros contratos de edición. Sus más grandes éxitos fueron interpretados por diversos cantantes y orquestas del país como Leo Marini, Gregorio Barrios, Libertad Lamarque y Pedro Vargas. Para 1947 recibió un gran apoyo por parte del público y ese mismo año, abandonó la compañía donde se desempeñaba para dedicarse asiduamente al trabajo de trovador, debutando en todos los medios con gran suceso. En 1946 realizó sus primeras grabaciones con los conjuntos de Don Américo y Víctor Lister.

9. El compositor Felipe Valdez Leal creó la canción “Me piden”, un tema con toque norteño que grabaron los Madrugadores de Pedro J. González, Pedro Yerena y Los Dos Reales, entre otros. Para este tema existe “La contestación a me piden”, canción grabada por el dueto Gaytan y Cantú, acompañados de Los Trovadores Alegres. Esta canción fue grabada para el sello Vocalion y en el marbete del disco de 78 rpm aparece J. Gaytán como el autor. El dueto Gaytán y Cantú estaba conformado por Juan Gaytán y Timoteo Cantú. De ellos hay pocas información de su carrera musical, grabaron una gran cantidad de discos de 78 revoluciones por minuto, principalmente en el área fronteriza de México y Estados Unidos, básicamente para los sellos discográficos Vocalion, al inicio de su carrera y para el sello IDEAL, posteriormente, aunque en este sello aparece el dueto integrado por Frank Cantú, en lugar de Timoteo, y Juan Gaytán. También hay varias grabaciones realizadas para el sello Okeh y Columbia. Gaytán y Cantú grabaron principalmente corridos, pero también existen muchas canciones de amor y temas rancheros. Entre las agrupaciones que los acompañan en sus discos podemos encontrar a Felipe y sus Cuates, orquestas diversas, Los Trovadores Alegres y otros. Hay discos donde aparecen como Gaytán, Cantú y Rodríguez con guitarras. Como decíamos en algunos discos aparece Frank Cantú acompañando a Juan Gaytán. Por su parte Timoteo Cantú también hizo dueto con Jesús Maya. Este viernes los escucharemos en El Rincón Norteño.

10. En la sección Un tema mil versiones seguiremos presentando canciones que hablan de droga y demás sustancias alucinógenas: “Copa de ajenjo”, tango cantado por Julio Jaramillo; “La mariguana”, tradicional canción mexicana en las voces de Trío Garnica Ascencio; finalmente presentaremos el bolero “Droga”, en las voces del Trío San Juan de Johnny Albino.

11. En el mes de noviembre de 1929, Guty Cárdenas, acompañado de su inseparable amigo Chalín Cámara grabó para el sello Columbia el corrido “Pobre Gorrioncito”, que escucharemos este viernes en el programa. La composición se debe al propio Guty, con el seudónimo de Yucho, y el acompañamiento fue de la orquesta del catalán Eric Madriguera. Carlos Renán Cámara Zavala, más conocido como Chalín Cámara, nació en Mérida en 1905 y murió en 1992. Fue guitarrista, compositor y cantante con tesitura de barítono, fue la segunda voz de Guty Cárdenas a quien acompañó en muchas de sus grabaciones. Había conocido al famoso cantautor yucateco desde sus años mozos, en la Escuela Modelo, donde ambos estudiaron. En 1928 se reunió con Guty Cárdenas en Nueva York para grabar discos para la marca Columbia que alcanzaron gran popularidad en los países de Hispanoamérica. Siguió después trabajando con Guty, particularmente en la radiodifusora XEW, hasta que sobrevino el asesinato del ruiseñor Yucateco en 1932. Chalín integró varios duetos que se hicieron famosos después del que sostuvo con Guty Cárdenas: con el tenor yucateco Ermilo Castilla, con Wello Rivas y en 1958 con el trovador juchiteco Saúl Martínez, otro gran intérprete de las canciones de Guty Cárdenas. Formó también un conjunto de música tropical que llamó La Cumbancha y participó en el cuarteto Flores-Mejía, dirigidos por otro grande de la música popular mexicana: Manuel Esperón. Entre las canciones más conocidas de Chalín Cámara figuran “Por ser bonita”, “Tú y la luna”, “Una lágrima en tus ojos”, “Rosa solitaria”, “Claro de luna”, “Silencio” y “No me olvides”. (Imagen de Chalín y Guty tomada de http://www.trovadores-yucatecos.com).

Estas canciones y otras más son las que le presentaremos este viernes 23 de ENERO de 2015 en “Hasta que el cuerpo aguante”, desde Aguascalientes, México.

* El orden en que se anuncian las canciones no necesariamente es el orden en que se presentarán durante el programa.


ARTÍCULISTA INVITADO

EL BOLERO Y EL CINE MEXICANO: LA MANCUERNA DE ORO

POR HUMBERTO VÉLEZ CORONADO





Publicado originalmente en el Diario El Meridiano de Sucre el 11 de enero de 2015



Si hubo un factor preponderante para que el bolero se difundiera y popularizara dentro del mundo hispano, ese fue sin duda el cine mexicano. Bien puede decirse que el país azteca estuvo siempre unido a la génesis y trayectoria histórica de este género musical, por partida doble, primero propiciando su nacimiento junto con Cuba, a través de la península de Yucatán; y después sirviéndole como catapulta, de cara a la restante indoamerica, por medio de su celuloide.


Pero en aras de esclarecer la simbiosis antes anotada, vayamos por partes y empecemos por el principio. Muchos nos podemos preguntar por qué el séptimo arte apenas parpadeó sus imágenes iniciales, por obra y gracia de los magos Louis y Auguste Lumiere, -por algo el patronímico evoca la luz- sentó sus reales como industria en la patria de Benito Juárez; y como no lo harían con la misma presteza, las restantes naciones latinoamericanas, con la valiosa excepción de la Argentina, tan estrechamente influida por el viejo mundo, a raíz de las inmigraciones europeas que alimentaron el ego de su fuerte espíritu nacionalista.

Desde luego que no es difícil encontrar la respuesta, puesto que se debió a la influyente vecindad de los EE.UU. La primera potencia del planeta, como es bien sabido, ha sido para nuestros queridos hermanos, motivo de gran beneficio, pero a la vez de hondo desconsuelo, por razones que todos conocemos. Entre las satisfacciones se cuentan la pronta vinculación de los capitales de Wall Street, para que su cine fuera una realidad. Esa solida inyección financiera hizo posible la rápida construcción de una infraestructura cinematográfica, en cuyo entorno se fueron congregando los nuevos actores, directores y personal técnico, a los cuales se les hizo fácil, -como resistirse a recordar se me hizo fácil: inspirada composición de Agustín Lara- por la relativa cercanía geográfica, hacer sus primeros pinitos en Hollywood, la naciente meca del cine ubicada a la sazón en el Estado de California, que se había convertido en el destino obligado, en busca de una buena capacitación artística suficiente en la fábrica de los sueños para destacarse en su tierra natal, como aconteció con los Hermanos Rodríguez inventores del sonido en directo, el camarógrafo Gabriel Figueroa y los directores Miguel Zacarías y el Indio Fernández.


Pero por otra parte, no podemos olvidar que por esa época, sobre el público hispanoamericano, gravitaba un altísimo porcentaje de analfabetismo –que lastimosamente continúa perdurando- .Limitación que llevó a Hollywood, -cuya producción para 1930 era totalmente sonora- , a desdeñar los subtítulos en español que acompañaban a sus películas distribuidas más allá del Río Grande, para asumir la realización de cintas hablada en un español neutro que colmara una demanda cada vez más creciente.


Entonces fue cuando surgieron versiones de los éxitos taquilleros del momento, protagonizadas por los artistas que habían triunfado en la meca del cine, como los mexicanos Ramón Novarro, Antonio Moreno, Gilbert Roland (Luis de Alonso), Dolores del Río, Lupe Vélez, Lupita Tovar y Mona Rico, los españoles Ramón Pereda y Juan Torena, los chilenos Tito Davisón y José “che” Bohr y el cubano René Cardona. Hollywood mataba así dos pájaros con una sola piedra al crear ídolos por partida doble. Así por ejemplo, con Lupe Vélez y Gilbert Roland, construían la réplica rustica en castellano de Greta Garbo y John Gilbert. De todo lo anterior, México tomó atenta nota para poner los cimientos de su flamante industria al servicio del nuevo entretenimiento, el cine, denominado con justicia el portento del siglo XX y que llevaría a la tierra de Moctezuma a las más altas esferas de la consagración mundial y a satisfacer el gusto de miles de seguidores hispano- hablantes, que repercutió en la construcción de estudios por doquier, con la ayuda de los técnicos norteamericanos Alex Phillips, B.J.Kroger, Ross Fisher y Charles Kimball, hasta culminar con la construcción de los célebres estudios Chuburusco-Azteca.uno de los más grandes del planeta.


Y fue así como también, desde un primer instante el bolero estuvo ligado como elemento indispensable para esas realizaciones cinematográficas, hasta el punto de que el primer filme sonoro que se rodó en Ciudad de México, “Santa“ lleva por título el nombre de un bolero de la autoría de Agustín Lara, con el cual, su exponente más destacado de todos los tiempos se vincularía tempranamente en 1931 al nuevo espectáculo, con la magia de sus canciones, las número uno de su época, cuando las difundía también por la XEW,la emisora más potente de habla hispana en tierras americanas, ejerciendo el nuevo género doblemente su influencia a nivel continental, influyendo por doquier con su argot manito y tradiciones nacionalistas, que pronto se copiaron por todos, hasta en los rincones más apartados de nuestros países.



Y por si lo anterior fuera poco, la segunda cinta rodada al año siguiente “Cantar llorando”, que era interpretada por la colombiana Sofía Álvarez y el mexicano Juan Arvizu, dos voces que se volvieron míticas en el gusto popular. Aquí es oportuno hacer una digresión, por venir a cuento, que esta película como muchas otras, desaparecieron infortunadamente con el incendio de la Cinemateca Nacional ocurrido el 25 de marzo de 1986 –fecha tan nefasta como una maldición de la malinche- ,donde desaparecieron más de 6.000 peliculas,de las cuales no existían copia alguna y que fue calificada por su directora Margarita López Portillo, -quien lloró de puro coraje al contemplar los escombros aún humeantes-, como comparable al incendio de la Biblioteca de Alejandría.

En ese mismo año se filma “Su última canción” con la participación del inolvidable tenor mexicano doctor Alfonso Ortiz Tirado interpretando las creaciones de María Grever, quien ya se había convertido en una fuerte rival del “Flaco de Oro”, En 1933 aparecen compositores como Lorenzo Barcelata y Manuel Esperón en “La Calandria” y “La noche del pecado”, donde intervenía la naciente diva de la canción cubana Rita Montaner, que sería la más famosa de la Perla de las Antillas; influencia notoria de alguien que se conoció después como Toña la Negra. Con la inclusión posterior de Gonzalo Curiel, un referente obligado en materia bolerística, se formó la triada de músicos populares, que dieron el salto a la realización de las bandas sonoras muy rápidamente.

El bolero alcanzó sus más altas cimas, al inventar los mexicanos en su cine la figura emblemática del Cabaret, que forjó todo un género cinematográfico, similar en importancia al Western norteamericano; un escenario muy distinto a La Cantina de las películas rancheras, -que es harina de otro costal- ,que se convirtió en un gran imán taquillero; formula que se repitió por décadas, al incluir en cada filme varios números musicales, con el consabido pretexto de la concurrencia obligatoria de las estrellas principales a este misterioso y fulgurante escenario, pleno de intrigas y donde se le daba rienda suelta al desenfreno de las más bajas pasiones, al maquinarse y desenvolverse igualmente allí las más intrincadas y disparatadas componendas , que constituían la delicia de miles seguidores diseminados por todo el continente, porque todos estábamos a la espera de que algún día saliera en la pantalla los éxitos autóctonos de cada nación, en el caso nuestro, La mucura,Pachito eché, la cumbia sampuesana,ay cosita linda,etc.,como en efecto aconteció; una suerte de microcosmo legendario, en que se decidía el destino de los protagonistas de la historia, al son de frenéticos y sensuales bailes afroantillanos a cargo de otro género: las rumberas, cuyas integrantes adquirieron con el tiempo el carácter de iconos, como fue el caso de Ninon Sevilla, recientemente desaparecida, o matizados por el lento baile de la pareja acompañados por las suaves cadencias del bolero de turno interpretado allá en el fondo por las sensacionales orquestas de esa época de oro y cuyas letras servían además de materia prima para la trama de muchos de ellos.

Filón que explotarán sin descanso hasta su decadencia ,cuando estaban bien entrados los años cincuenta ,a manos de las nuevas generaciones “nueva oleras”,comandadas por los ídolos del momento Enrique Guzman, Angelica María y Cesar Costa, entre otros. Pero sin que el bolero desapareciera del todo, pues como el ave fénix, resurgió triunfante de esa prueba de supervivencia y continúa tan campante hoy, como en sus mejores épocas.


No hay comentarios:

Publicar un comentario