¡ RECIENTE ! Hasta que el Cuerpo Aguante del 21 de JULIO 2017. Entrevista con Pablo Dueñas y más

Hasta que el Cuerpo Aguante Radio 24 horas on line

Vea lo que pasa en Cabina en vivo Estéreo Mendel

Visite nuestro sitio en la WEB

lunes, 3 de agosto de 2015

MENÚ PARA EL PROGRAMA DEL VIERNES 07 DE AGOSTO DE 2015

MENÚ PARA EL PROGRAMA DEL VIERNES 07 DE AGOSTO DE 2015

* Rancheras y boleros destacaron en el repertorio de Pedro Galindo
* Las Alteñitas, dueto desconocido que grabó en los años treinta en Los Ángeles, Cal.
* Además, desde Chile: canciones de Luis Aguirre Pinto y la voz de Arturo Gatica. Dos tangos de Luis Rubinstein. Tres canciones de Maciste. Oiremos a los Coros del Ejército Ruso
* En la Cadena del recuerdo, semblanza de Silvia Infantas, figura de la música folclórica chilena

1. Pedro Galindo Galarza nació el 16 de agosto de 1906 y falleció el 8 de octubre de 1989. Pedro Galindo fue un compositor mexicano, nacido en la ciudad de México, autor de música ranchera y de boleros. Fue el creador en coautoría con Elpidio Ramírez de “La malagueña”. En 1933 formó el grupo Los Trovadores Chinacos, junto con los hermanos Castillo. Fue productor de cine y actor en la época de oro del cine mexicano, y compartió escenarios con personajes como María Félix, Emilio Fernández (El indio), Pedro Infante y Pedro Armendáriz. Algunos títulos de sus películas como productor fueron “Al son del mambo”, “Juan Charrasqueado”, “El derecho de nacer”, “Carabina 30-30”, por citar algunas. Como actor participó en “Doña Bárbara”, “Soy puro mexicano”, “Los de abajo” y otras. Llama la atención su facilidad no solamente para componer canciones con toque nacionalista mexicano, sino también boleros por ejemplo “Virgen de medianoche”, que hiciera famosa el cantante puertorriqueño Daniel Santos; esta canción forma parte de la cinta sonora de la película mexicana Mujeres Insumisas. Su canción “Viva México, viva América” es una de las más interpretadas el 16 de septiembre y eventos patrióticos; cabe recalcar la pasión que este compositor sentía por sus raíces y su tierra. Este viernes escucharemos estas dos últimas canciones mencionadas y también escucharemos “La porteña”, en las voces del dueto muy mexicano de Ray y Laurita. Asimismo con el dueto de Los Bribones disfrutaremos del bolero “Noche playera”.

2. Este viernes escucharemos tres canciones con un dueto llamado Las Alteñitas: “En los altos de Jalisco”, “Pa’ que me sirve la vida” y “Pensando en tí”, grabaciones hechas para el sello discográfico DECCA entre los años de 1937 y 1938. Nos cuenta nuestro colaborador Omar Martínez Benavides que de Las Alteñitas desafortunadamente no hay información de su carrera musical. Ellas grabaron en la ciudad de Los Ángeles, California, para el sello DECCA a fines de la década de los treinta. Dice Omar que a Las Alteñitas las tiene consideradas como un dueto genérico, como hubo muchos, pero el problema radica en la falta de información dentro del mismo material discográfico. En las carátulas de 78 rpm no hay muchos datos que se puedan considerar para conocer, por ejemplo, sus nombres de pila, sin embargo, el nombre del dueto se presta a la confusión, ya que hubo varios duetos con el mismo nombre, que grabaron en los años sesentas y setentas, como es el caso de Las Alteñitas, integradas por las hermanas Arias, originarias de Guanajuato, o Las Alteñitas del Bajío que no tienen ninguna relación con el dueto original. Este caso es idéntico por ejemplo al de Las Perlitas del Bajío, que grabaron para DECCA en los años treinta y de Las Perlitas, dueto contemporáneo que grabaron en los años setenta. Remata Omar Martínez Benavides que la tarea de identificar duetos como Las Alteñitas es harto difícil ya que ya hay poca gente, por o decir nadie, que pueda arrojar luz sobre los nombres y biografías de tantos excelentes duetos femeninos mexicanos de la época de oro.

3. Del compositor jalisciense Manuel Álvarez “Maciste”, presentaremos sus canciones “La niña de Puerto Rico”, “Angelitos negros” y “La cruz de mi penar”. Manuel Álvarez Rentería, llamado "Maciste", fue originario de Tequila, Jalisco, en donde nació, el 8 de agosto de 1892. Desde pequeño mostró una extraordinaria afición para tocar guitarra, y al fin logró el dominio de tan difícil instrumento, mediante los estudios que realizó en la ciudad de Mérida, Yucatán. Sus actividades profesionales como guitarrista y cantante se iniciaron en la ciudad de México, especializándose en cantar tangos. Su primera canción fue "Ojos rojos", a la que siguieron muchas más, de las que mencionaremos, entre otras, "La golfa", "París", "Fíjate cómo hablas", "Manos blancas", etcétera, pero las más conocidas y famosas de su repertorio son "Angelitos Negros", "Virgencita de Talpa" y "Me sobra corazón" (Trío Los Delfines). Incursionó, además, en el cine estadounidense, actuando en varias películas producidas en Hollywood, entre ellas, “La luciérnaga”, “Sólo los ángeles tienen alas”, “Viva Villa”, “La Audacia de Pablo Bragaza”, etcétera. A su regreso a la patria, el cine nacional lo incorporó a sus filas, debutando con la cinta “La hora de la verdad”, donde cantó su producción "Adiós de un Torero", dedicada al tapatío Pepe Ortiz.

4. Este viernes escucharemos algunas canciones del compositor chileno Luis Aguirre Pinto, nacido hace 108 años, el 10 de agosto de 1907 y fallecido el 7 de julio de 1997. Los temas que presentaremos serán “Reminiscencias”, en voz de Julio Jaramillo y “Camino agreste”, en voz de Alfonso Ortiz Tirado. Luis Aguirre Pinto fue un músico popular y folclorista chileno. Nació en Copiapó, pero se traslada a la temprana edad de 7 años a Santiago, ciudad en donde realiza sus estudios en los Liceo José Victorino Lastarria y Manuel Barros Borgoño. En 1924, a la edad de 17 años, con la canción “Lluvia de besos” ganó un concurso realizado por el sello Odeón. Cuatro años más tarde inicia su primera gira continental, con Ángela Ferrari, intérprete europea del tango, y en Lima compuso una de sus primeras canciones populares, el vals “Reminiscencias”. Al regresar a Chile, crea su orquesta con la cuál grabó y acompañó a numerosos artistas y hasta compuso temas para las primeras películas, por nombrar algunas, en la primera película sonora de Chile, “Hombres del sur”, hizo las canciones “Rayo de luna” y “Canción de ausencia”. Sus canciones más importantes son las tonadas “Camino agreste” (1950) y “Camino de luna” (1958), letra dedicada a la Ciudad sureña de Valdivia, el balneario costero de Niebla y el Puerto de Corral. Camino de luna le valió la calidad de Ciudadano Honorario de la ciudad de Valdivia.

5. Y ya que andamos en Chile, escucharemos dos canciones con el cantante Arturo Gatica, de sus primeras grabaciones hechas en los años finales de la década de los treinta: “Secreto”, de Don Fabián y “Sueño azul”. Arturo Gatica fue hermano de Lucho. Arturo comenzó cantando música tradicional chilena, luego el bolero, llegó también a ser un excelente intérprete de tangos, cantó a grandes poetas como Pablo Neruda y Oscar Castro. La ciudad de Rancagua es la cuna de la familia. Nacido allí el 8 de julio de 1921, Arturo fue el quinto entre los ocho hijos del matrimonio entre José Agustín Gatica y Juana Silva. En 1938, a los diecisiete años, Arturo Gatica ya estaba en la escalada al primer plano. Venturino lo bautizó como “El Bobby Breen chileno”, en alusión al cantante y actor canadiense infantil en boga en los años treinta. El consagrado Dúo Rey-Silva lo recomendó para grabar con RCA Victor. Su debut disquero fue con el vals ”La despedida” (1938) y al año siguiente el nuevo cantante empezó a grabar también con Odeon. El propio Romilio Romo lo llevó a su programa llamado “La hora en broma” de Radio Yungay. Y si en 1942 Arturo Gatica se empleó como secretario taquígrafo en la compañía minera Braden Copper de Rancagua, no por eso descuidó la música y al mismo tiempo comenzó a tomar clases de canto con el profesor Francisco Fuentes Pumarino.

6. Hace una semana quedamos a deber los danzones de la Orquesta Danzonera Concha, que fue la agrupación que hizo bailar a los asietntes al salón Mexico en los años treinta y cuarenta. En un disco LP dedicado íntegramente a esta agrupación, editado por la Asociación Mexicana de Estudios Fonográficos, se puede leer en la portada que Juan Concha (1897-1942) fue el director de la Orquesta Concha que se sostuvo triunfalmente en el Salón México de la capital del país por más de tres décadas, lugar al que llegó desde Mérida en el año de 1926. Juan concha, nacido en Yucatán, también fue el más destacado cornetista, trompetista y timbalero del danzón entre 1914 y 1929. Según se apunta en ese mismo disco, como datos curioso, Juan concha llegó a dominar una trompeta de varas llamada “slait”, a la que casi lograba imprimirle sonidos de violín. Asimismo y según datos aportados por el investigador y amigo yucateco Don Luis Pérez Sabido, de esta orquesta formó parte también, aparte de los hermanos Everardo y Pedro Concha, el cubano Consejo Valiente Roberts, Acerina, que llegó a Mérida entre 1921 y 1922. También nos comenta Pérez Sabido que en 1931, Juan Concha participó en la primera cinta sonora del cine mexicano, “Santa”, donde aparece tocando la trompeta. Foto de Orquesta Concha: AMEF.

7. Este viernes presentaremos, gracias al aporte de Mingo Salazar, dos grabaciones para llamar la atención: “La Adelita” y “Yo no me caso” en las raras interpretaciones de Los Coros del Ejército Ruso. El Conjunto Aleksándrov también conocido mundialmente como El Coro del Ejército Rojo, es la agrupación que servía como el coro oficial en el ejército ruso. El conjunto consiste en un coro masculino, una orquesta y un grupo de danza. Su amplio repertorio incluye desde música folklórica rusa hasta música popular. Posteriormente a la desintegración de la Unión Soviética, el conjunto y coro del Ejército Ruso ha seguido presentándose y haciendo espectáculos dentro y fuera de la nueva república rusa. Aleksandr Aleksándrov (1883 – 1946), conocido como Sasha, nació en el seno de una familia campesina, sin embargo, él se convertiría en el primer director artístico del coro, asimismo se forjaría como un director de coro, maestro y una figura pública que escribió la música del Himno Nacional de la Unión Soviética. Una de las versiones sobre el origen de la agrupación dice que el conjunto se formó fuera de la Casa central del Ejército Rojo de Mijaíl Frunze en 1928. Los primeros integrantes fueron doce soldados actores, un octeto, un acordeonista, dos bailarines, y un recitador, el debut oficial fue el 12 de octubre de 1928 bajo la dirección de, Aleksandr Aleksándrov, un joven profesor de música en el Conservatorio de Moscú.

8. En la sección Rinconcito Arrabalero presentaremos dos tangos del letrista argentino Luis Rubinstein, quien murió hace 61 años, el 10 de agosto de 1954. Uno de esos tangos es el desconocido “Esperanzas”, que presentaremos en voz de Lydia Mendoza. Asimismo en voz de Emilio Tuero escucharemos “Charlemos”, un tango que se hizo famoso en la voz de Roberto Rufino y la orquesta de Carlos Di Sarli. Escribe Manuel Adet en el diario El Litoral de Santa Fe, Argentina, que “Charlemos” es un poema de la autoría de Rubinstein que incorpora el diálogo telefónico como escenario. “¿Belgrano 6011?/ Quisiera hablar con René/ No vive allí... no... no corte/ ¿Podría hablar con ustedes?/ No cuelgue... la tarde es triste./ Me siento sentimental/ René ya sé que no existe/ Charlemos... usted es igual.../. “A media luz” y “Charlemos” disponen de la virtud de ser tangos con direcciones: Corrientes 348 en uno; Belgrano 6011 en el otro. “Charlemos” exhibe un desenlace digno de un cuento de Poe o Cortázar: recién en los últimos versos nos enteramos de que el protagonista es ciego. Julio Nudler, autor de un excelente libro titulado “Tango judío”, postula que en realidad lo que Rubinstein quiere decir es “Soy judío perdóneme”. Es una opinión, tentadora, pero muy difícil de probar. “Charlemos” fue cantado por Ignacio Corsini, Miguel Montero y Alberto Gómez. No son malos auspicios para un tango. (Con información e imagen de www.ellitoral.com).

9. En la sección La Cadena del Recuerdo, Raúl Pinto Zúñiga del programa “Con raíces de América”, de la emisora Radio Nueva Belén, de Puerto Montt, Chile, nos presentará una semblanza de Silvia Infantas, que es considerada la última gran figura de la música folclórica típica que imperó en Chile por más de cuatro décadas. Silvia Infantas y los Baqueanos y Silvia Infantas y los Cóndores fueron los grupos que la cantante encabezó en los cincuentas y sesentas con canciones como el vals ‘‘La batelera’’ y la universal canción de Vicente Bianchi y Pablo Neruda ‘‘Tonadas de Manuel Rodríguez’’. Aunque Sylvia (con y en el nombre original) Elvira Infantas Soto nació en Santiago, fue en el puerto donde vivió su niñez, en el barrio El Almendral de Valparaíso. ‘‘Nací accidentalmente en Santiago pero toda mi familia vivía en Valparaíso. Siempre digo que soy porteña porque me crié hasta los catorce años allá’’, explica. Su padre fue el cantante de ópera y autor Jorge Infantas (1898-1968) y su hermano, también músico, actuó con el compositor Luis Bahamonde, autor de la tonada ‘‘Fiesta linda’’ y también porteño. La revista ‘‘Radiomanía’’ la eligió entre ‘‘los mejores del año 1943’’ como ‘‘cantante melódica’’, junto a Ester Soré como ‘‘cancionista’’, Maruja Cifuentes como actriz teatral y Nicanor Molinarecomo folclorista. También fue escogida entre ‘‘los cinco mejores números del año’’ con Sonia y Myriam, Los Huasos Quincheros y el Trío Melódico de Donato Román Heitman. (Con información de David Ponce y http://www.musicapopular.cl).

Estas canciones y otras más son las que le presentaremos este viernes 07 de AGOSTO de 2015 en “Hasta que el cuerpo aguante”, desde Aguascalientes, México.

* El orden en que se anuncian las canciones no necesariamente es el orden en que se presentarán durante el programa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario