¡ RECIENTE! Hasta que el Cuerpo Aguante del 17 de NOVIEMBRE de 2017. Pedro Infante a 100 años

Hasta que el Cuerpo Aguante Radio 24 horas on line

Vea lo que pasa en Cabina en vivo Estéreo Mendel

Visite nuestro sitio en la WEB

lunes, 1 de junio de 2015

MENÚ PARA EL PROGRAMA DEL VIERNES 05 DE JUNIO DE 2015

MENÚ PARA EL PROGRAMA DEL VIERNES 05 DE JUNIO DE 2015

* Recordaremos al cantante y compositor hondureño Juan José Laboriel, padre de Johnny
* Oiremos a Las Cuatitas Herrera, voces cuarenteras de Nuevo Laredo, Tamaulipas
* Presentaremos canciones de Bernardo Sancristóbal. En La Carpa, Felipe El Charro Gil canta El divorcio del piojo y a pulga. En El Rincón Norteño una joya de los años treinta: La punitiva, con F. Montalvo y M. Rodríguez. Acerina falleció hace 28 años
* En la Cadena del Recuerdo, semblanza del coleccionista tamaulipeco Luis Jaime Chapa. Además estrenaremos sección para recordar a otro coleccionista: Pablo Gastélum* Lea el artículo de Humberto Vélez sobre la Sonora Matancera


1. Este viernes presentaremos dos garbanzos de a libra: se trata del cantante, actor y compositor hondureño Juan José Laboriel quien nació en Trujillo, Honduras, el 13 de julio de 1906. Estuvo casado con la actriz Francisca López de Laboriel. Juan José Participó en más de 28 cintas mexicanas entre 1938 y 1972, entre otras: “La Selva de fuego” (1945), “Operación masacre” (1972) y “Alma llanera” (1965). Escribió la letra de la exitosa canción "Misterio" para la película “Alma Llanera” y "La Barrumba Lumba" para el filme “Angelitos negros”. Fue uno de los pocos actores de color de la época de oro del cine mexicano. Juan José Laboriel fue el padre del conocido cantante mexicano recientemente fallecido Johnny Laboriel, así como del bajista Abraham Laboriel y de la también cantante Ela Laboriel. De acuerdo con datos de Luis Jaime Chapa, Juan José Laboriel perteneció a un trío llamado Xochimilco en 1946. Este viernes compartiremos con ustedes el conocido porro “El gallo tuerto”, incluido en un disco de 78 rpm grabado por Juan José Laboriel en 1947 para el sello Imperial, acompañado de la orquesta de la propia disquera. Asimismo de la película comentada “Alma llanera”, escucharemos la canción “Quiéreme mucho”, de Gonzalo Roig, en la que Laboriel canta acompañado de su guitarra mientas uno de los protagonistas, Antonio Aguilar, escucha nostálgico esas notas. El filme en cuestión fue dirigido por Gilberto Martínez Solares y contó con la participación de Antonio Aguilar, Flor Silvestre, Manuel Capetillo y Manuel Dondé, entro otros. Juan José Laboriel murió el 1 de mayo de 1997. (Con datos de www.imdb.com).

2. Uno de los duetos mexicanos de antaño que poco a poco se está olvidando, pero que gracias a gustosos de la música de antaño como los amigos tamaulipecos Omar Martínez y Luis Jaime Chapa podemos seguir disfrutando de figuras como las también tamaulipecas Cuatitas Herrera. María Antonia y María Esther Herrera, Las Cuatitas Herrera eran originarias de Nuevo Laredo, Tamaulipas, pero que hicieron carrera artística y brillaron a nivel nacional. En el cine mexicano, por ejemplo, participaron en películas como “México lindo”, filmada en 1938, “Recuerdos de mi valle” (1946); “Amor prohibido” (1945); “Luna Criolla” (1939); “Sangre en las montañas” (1938) y otras. Las Cuatitas Herrera hicieron también una gran cantidad de grabaciones en discos de 78 revoluciones por minuto, destacando la interpretación de canciones mexicanas. Según el Diario El mañana de Nuevo Laredo, el 25 de abril de 1938, Las Cuatitas Herrera Rodríguez, llamadas ¨Cancioneras del Norte¨, obtuvieron un contrato para actuar en Cuba. Para esta ocasión, y de sus muchas grabaciones que hicieron en discos de 78 revoluciones por minuto, escucharemos “La Adelita”, “El encuentro” y “Cielito lindo”, todas grabadas para el sello DECCA. Omar Martínez nos recuerda que Las Cuatitas Herrera eran tías de la cantante Polly Peña, que canta boleros en la Cueva de Rodrigo de la Cadena.

3. En la sección La Carpa escucharemos una tanda de canciones contestadas con mucho humor, inicialmente con Pedro Infante presentaremos “El piojo y la pulga”, una composición de Felipe “El Charro” Gil. Esta canción fue grabada en 1952, aparte de Pedro Infante, por el trío Los Yucas y por el Trío Los Magos. Al siguiente año, 1953, el propio Felipe Gil grabó otra canción titulada ¨El divorcio del Piojo y la Pulga¨, grabada con sus Caporales para el sello disquero Victor. Felipe Gil, también conocido por su apodo de El Charro fue un cantante y compositor mexicano. Nació en 1913 en Misantla, Veracruz en una familia de músicos. Felipe Gil trabajó por un tiempo con Álvaro Ancona y en 1936 se les unió Jesús “Chucho” Navarro, formando el grupo El Charro Gil y Sus Caporales. En 1940 Ancona fue reemplazado por el hermano de Felipe Alfredo Gil. Se separaron en 1944, cuando Chucho Navarro y Alfredo Gil dejaron el grupo para formar el Trío Los Panchos con Hernando Avilés. Alfredo Gil nació en Teziutlán el 5 de agosto de 1915, pero a los 7 años de edad sus padres se lo llevaron a vivir a Misantla y por esta razón él se consideraba veracruzano; a la fecha, en Misantla afirman erróneamente que “El Güero” nació ahí. Felipe, el hermano de Alfredo, se casó con la cantante Eva Garza y uno de sus hijos es Felipe Gil, el cantante que antes se hacía llamar Fabricio. La hermana de éste, Corina, tuvo un hijo con “El Loco Valdés” que a la fecha se dedica al espectáculo con el nombre de Marcos Valdés. (con información y foto de www.codigodiez.mx).

4. Gracias al amigo Emanuel Fonseca de Hermosillo, Sonora, escucharemos en la sección Rincón Norteño, el antiquísimo corrido de “La expedición punitiva”, grabada por el dueto F. Montalvo y M. Rodríguez para el sello Brunswick en 1931. Este corrido está inspirado en lo que se denominó la Expedición punitiva, que fue el nombre de una campaña militar que el gobierno de Estados Unidos llevó a cabo en México para capturar al jefe revolucionario Francisco Pancho Villa, quien había atacado un destacamento estadounidense el 9 de marzo de 1916. El gobierno de Estados Unidos autorizó una expedición militar con el fin de atrapar a Villa el 14 de marzo de 1916. La expedición de 10 mil soldados estuvo al mando del general John J. Pershing, y aunque no tuvo éxito en capturar ni castigar a Villa, fue considerada una preparación militar preliminar a la participación estadounidense en la Primera Guerra Mundial. Aunque las tropas se dirigían solo contra Francisco Villa, hubo algunos combates entre fuerzas constitucionalistas y estadounidenses, las cuales casi desatan el estallido formal de una guerra. La expedición terminó el 7 de febrero de 1917. Grandes generales de la Segunda Guerra Mundial como Ike Eisenhower y George Patton tuvieron su prueba de fuego en esta expedición, en la cual participaron cuando tenían el grado de tenientes los cuales no lograron capturar a Villa.

5. Hace 28 años falleció Consejo Valiente Roberts. Aunque era más conocido dentro del mundo del arte por su apodo, Acerina. Fue un destacado percusionista y compositor cubano, cuya carrera artística fue desarrollada fundamentalmente en México. Nació en Santiago de Cuba, Oriente, Cuba el 26 de abril de1899 y falleció en la ciudad México, el 6 de junio de 1987. Realizó su debut artístico en 1913 en su ciudad natal. Ese mismo año se trasladó a México donde se estableció definitivamente. Actuó en los inicios en carpas, y desde 1923, en la radio. Fue contratado por un centro social del Distrito Federal, ahí perteneció a la orquesta de Tiburcio Hernández (Babuco), la de Juan de Dios Concha (en la década del 40 fue su director). En 1926 se incorporó a la orquesta de Amador Pérez Torres (Dimas), considerada la principal danzonera del momento. En 1938 formó su propia orquesta y conquistó el título de Rey del Danzón; a la misma pertenecieron, entre otros, Juan Luis Cabrera Mateo, piano; Matilde Rangel, trompeta; los hermanos Diego (a la muerte de Acerina asumió la dirección de la orquesta) y Panchito Pérez, y Hortensia Palacios (Tencha), piano. Fue durante muchos años la máxima atracción del famoso Salón México.

6. El compositor Bernardo Sancristóbal falleció el 14 de noviembre de 1974. Nacido en Bilbao, España, vivió en la ciudad de México, donde estuvo aligado al a música como director artístico de emisoras de radio y disquera. Según el sitio de internet del Instituto Mexicano de la Radio, IMER, la emisora XEB entre julio de 1944 y hasta mayo de 1945 vivió una gran crisis que marcaría el fin de su etapa de esplendor. En junio de 1944 Bernardo San Cristóbal, gerente de la estación desde 1933, anunció que a partir del 15 de julio de ese año abandonaría su cargo para dedicarse por completo a la actividad cinematográfica. Según otras versiones, la renuncia de San Cristóbal había sido resultado de las diferencias entre este y los directivos de El Buen Tono, que aparentemente deseaban bajar costos de producción y operación, lo cual a juicio de San Cristóbal afectaría la calidad artística de la emisora. El sustituto de San Cristóbal a partir de esa fecha fue Manuel González Calzada (Orizaba, Veracruz 1925) con experiencia periodística como jefe de redacción y colaborados en varias publicaciones. A pesar de su empeño no pudo mantener el nivel de la radiodifusora y probablemente también entró en conflicto con los directivos de la XEB ya que el 30 de noviembre de 1944 firmó su renuncia. El 28 de mayo de 1945, Bernardo San Cristóbal regresó a la gerencia de la XEB. Para 1959 era también gerente la XEQ, en los 940 kilociclos, y según una publicación de ese año, Sancristóbal le dio un giro a la emisora convirtiéndola en una radio enfocada al periodismo, lo que nos dice que Sancristóbal no sólo se enfocaba a la música dentro de sus actividades en la radio.

7. Para recordar a Ignacio Fernández Esperón, Tata Nacho, fallecido hace 47 años escucharemos algunas canciones de él en puras voces femeninas en grupo: “Adiós mi chaparrita”, en las voces de Las Tres Conchitas; “La chata”, en versión de las hermanas Barraza y “Quera Dios”, en la interpretación de las hermanas del Mar. Tata Nacho murió en la ciudad de México el 5 de Junio de 1968. Nació en 1894 en la ciudad de Oaxaca. Tata Nacho, de joven, comenzó a frecuentar el estudio del pintor Nacho Rosas para poder inspirarse más. En ese estudio se reunían Miguel Lerdo de Tejada, José Juan Tablada, "El Chamaco" Urbina, Adolfo Best Maugard, Francisco Orozco Muñoz y otros artistas. Tata Nacho componía ya canciones populares, que apenas comenzaba a dar a conocer. Un día, una joven modelo de Nacho Rosas, en quien se inspiraba el poeta Francisco Orozco Muñoz, dejó el estudio para volver a su pueblo dejando desconsolado al poeta. Tata Nacho se acercó al piano y tocó una de sus más recientes composiciones titulada "Adiós mi chaparrita", cuya letra cambió en ese momento para hablar de la pena que sufría el poeta en esos momentos. A todos los artistas ahí presentes les gustó mucho la canción, y Tata Nacho tocó entonces otra de sus canciones titulada "La Borrachita", que alegró al poeta Francisco Orozco Muñoz, y lo hizo olvidar su pena. Tata Nacho radicó en Nueva York de 1919 a 1927. Durante ese tiempo tomó clases de música con el compositor francés Edgar Varsse, pero como no tenía dinero le pagaba haciendo copias de partituras.

8. Luis Pérez Meza falleció hace 34 años, el 9 de junio de 1981. Pérez Meza nació el 22 de mayo de 1917 en La Rastra, municipio de Cosalá, Sinaloa. Más conocido como El Trovador del Campo, fue un cantante, boxeador y actor mexicano. En 1925 comenzó los estudios en Culiacán y entre 1931 y 1935 realizó sus primeras actuaciones formando parte del dúo "Chico y Nacho" con Francisco Anzures Parra. A principios de los años 40 debutó como solista en la XESA de Culiacán y Tijuana. En 1943 viajó a México para darse a conocer. No fueron tiempos fáciles para Luis que tras mucho deambular tocando en bares y fiestas familiares obtuvo el reconocimiento en la XEW, gracias a su inclusión en el programa "Fiesta Ranchera" que conducía Matilde Sánchez, "La Torcacita". Según algunos fue en ese periodo cuando recibió el sobrenombre de El Trovador del Campo, si bien otros aducen que este pseudónimo lo recibió de Pedro de Lille ya en 1952.En esa misma etapa Pérez Meza estudió canto con Beatriz Pizzarni con la idea de debutar en la ópera pues su voz de tenor parecía prometedora. Sin embargo, la música popular lo atrajo y en 1944 se integró como primera voz en el "Cuarteto Metropolitano" de Felipe Bermejo.

9. Este viernes comenzaremos a presentar una serie de grabaciones históricas que en la década de los años ochentas presentaba el coleccionista Pablo Gastélum en el programa “Noches para el recuerdo” de la emisora de radio KPBS de San Diego, California. Son ahora grabaciones históricas porque don Pablo Gastélum compartía con su auditorio las canciones que tenía dentro de su colección musical. Pablo Gastélum falleció a la edad de 83 años el 28 de septiembre de 2012. De acuerdo con su obituario publicado en http://www.legacyfuneralcare.com, J. Pablo Gastélum Martínez vivió en Chula Vista, California por más de 36 años. Trabajó en la industria del vestido, pero su pasión fue la música y los discos durante toda su vida. Don Pablo donó su tiempo y su música para la emisora KPBS, en la que produjo durante 7 años el programa “Noches para el recuerdo”, en el cual disfrutó cada momento de esa emisión, junto con los radioescuchas que lo seguían. En ese año de 2012 le sobrevivían su esposa Margarita Gastélum, con la que tuvo un matrimonio de más de 54 años, sus hijas María, Esther y Beatrice, nietos Mateo y Alissa, así como su hermano gemelo Alfonso y sus hermanas, Olga Delgado, Mimi Seay, y Rafaela Fennikoh. (Foto de Pablo Gastélum tomada del facebook Music Historian Collector Pablo Gastelum).

10. En la sección La Cadena del Recuerdo, este viernes presentaremos una cápsula dedicada al coleccionista tamaulipeco Luis Jaime Chapa, quien comentará sobre su pasión que es la música y en especial el coleccionismo discos, particularmente del genero bolerístico. Luis Jaime Chapa Elizondo nació el 28 de agosto de 1950 en Nuevo Laredo, Tamaulipas y desde hace 20 años radica en Reynosa. Se inició en el coleccionismo en 1970 ya que su padre, de oficio radiotécnico, fue el primero en vender discos en Nuevo Laredo a partir de 1947. Su establecimiento estaba ubicado en la calle Guerrero esquina con Mina hasta 1955 en que se dedicó exclusivamente a la reparación de televisiones y radios. Según algunos datos, Luis Jaime Chapa tiene unos 36,000 discos entre 78, 45 y 33 rpm, además de cassettes y discos compactos. Luis Jaime Chapa cuenta con varios discos que se pudieran considerar difíciles para cualquier coleccionista, por ejemplo un disco en que el actor mexicano Roberto Cañedo canta acompañado por un trío. Esta grabación es del sello COMIX y se grabó en 1947, asimismo, cuenta con disco de José Alfredo Jiménez cantando como primera voz del trío Los Rebeldes , también del Sello COMIX, editado en 1949. Cuenta con el primer disco grabado por Pedro Infante de la marca VICTOR, en 1942. Foto de Jaime Chapa, de pie (pantalón claro y camisa obscura) tomada de la página que dirige Arturo Lara Lozano: http://6decadasderockmexicano.blogspot.mx).

Estas canciones y otras más son las que le presentaremos este viernes 05 de JUNIO de 2015 en “Hasta que el cuerpo aguante”, desde Aguascalientes, México.

* El orden en que se anuncian las canciones no necesariamente es el orden en que se presentarán durante el programa.

Nuestro articulista invitado

LA SONORA MATANCERA: INIGUALABLE

Por Humberto Vélez Coronado

Artículo en colaboración con Hasta que el Cuerpo Aguante publicado originalmente el 17 de Mayo del 2015 en El Meridiano de Córdoba de Montería, Colombia.

La música que acompañó a nuestros abuelos y padres en sus correrías de amor en los años de juventud, la música que enamoró a más de una mujer, el son endiablado, el baile prohibido, el ritmo voluptuoso y la murga que reventó más de una década aún resuena en el presente con la autoridad que solo tienen los clásicos. ¿Cuáles son las circunstancias coyunturales que se dieron para que una agrupación musical de esa magnitud, sin altibajo alguno, gozara de una popularidad a toda prueba durante más de ochenta años ininterrumpidos de ejercicio profesional; y que simplemente desapareció, cuando los huesos de los que la integraron no daban –físicamente- para más? Para responder el interrogante antes planteado y otros más de candente interés para sus seguidores, que se cuentan por miles en distintos países de nuestro planeta, se hace necesario bucear profundamente en las personalidades de quienes en un momento determinado de su larga trayectoria militaron en sus filas, empezando por sus ejecutantes y cantantes, siendo estos últimos, una multitud que volaron por sus espacios musicales como golondrinas errantes, con excepción de unos cuantos privilegiados, que se mantuvieron como estrellas rutilantes frente a la orquesta: Bienvenido Granda, el más duradero de todos, Daniel Santos, que le cambió para siempre su suerte económica, y por último, la enseña del elenco, la interminable Celia Cruz.


Pues si bien hubo otros grupos con suficientes méritos para disputarle la primacía en el gusto popular, dentro y fuera de Cuba, su país natal. ¿Por qué rápidamente se apagaron y hoy yacen en el olvido? Mientras la Sonora Matancera persiste ufana en la memoria del pueblo, sin distingos raciales ni de nacionalidades; y continúa tan campante vendiendo sus discos con el furor del primer día, hasta el punto de producirse clonaciones a su costa que –cómo rémoras y corales exitosos- , son igualmente acogidas con gran beneplácito por parte del público en la actualidad. Y prosiguen las preguntas: ¿Por qué el feeling matancerómano no nos aburre, sin que importe cuantas veces se escuche, sin que el tiempo haga mella en el deleite que causa, en tanto que otros, con el paso de los años, simplemente se toleran, sin ningún aspaviento? ¿A qué se debió el excelente sonido con que fueron grabadas sus creaciones musicales –base insustituible de sus millonarias ventas- , en una época de muchas deficiencias tecnológicas? Para ser considerada la orquesta más antigua del mundo y registrada como tal por Record Guinnes, a raíz de su fundación el 12 de enero de 1924, debieron alinearse con éxito, una serie de factores al unísono, en el lugar y en el momento indicado. Entre ellos, muy especialmente a la visión de un hombre que fue su alma y nervio, a Rogelio Martínez, personaje amado por unos y odiado por otros, que con mano férrea la llevó al sitial de de honor que ocupó durante décadas y que continúa ostentando hasta la fecha.


Desde su designación como director, 30 años después de su ingreso oficial, empezó a ejercer una dictadura que benefició en grado sumo al conjunto, como lo ha manifestado en distintas ocasiones Nelson Pinedo, el último de los mohicanos y “la memoria viviente “de la institución, cuando afirma que: “allí nadie más servía para comandar dicha nave, si se tenía en cuenta el genio que se cargaban todos sus tripulantes “: Y a que impuso una disciplina castrense, en donde cualquier desliz se castigaba con severidad, sin la cual no hubiese sido posible el extraordinario éxito profesional que alcanzó. De eso quedaron como ejemplos fehacientes para la historia, los famosos despidos de que fueron objeto Bienvenido Granda y Alberto Beltrán, que no tuvieron retorno, pese las exigencias de los fanáticos, el uno por irse a trabajar sin permiso a Barranquilla y el otro, por pasarse a la competencia, de buenas a primera, luego de grabar con ellos ocho temas, que son los únicos que se le siguen escuchando al Negrito del Batey.

Por otra parte, a que ensayaban todos los días y trabajaban con mentalidad prusiana todas las noches. Y aunque la paga era exigua, hasta cuando arribó Daniel Santos, nada estaba sometido al azar y, como es obvio los resultados saltaron a la vista rápidamente. Al carácter de cooperativa que adquirió desde 1942, en donde las ganancias se repartían equitativamente entre todos sus integrantes en una época en que no había surgido el boom del marqueting, tan común y corriente hoy en día. A un mago de la consola en los estudios de Radio Progreso de la Habana, que se anticipó a su época, inventando técnicas nuevas, para captar un novedoso sonido, que se convirtió en inconfundible para el oído de miles de adeptos: y aunado también al hecho de prensarse las matrices en un estudio norteamericano. A un arreglista eximio como lo fue Severino Ramos, pese a que nunca se le reconocieron sus invaluables aportes, con fórmulas musicales que nunca repetía, cambiándolas incesantemente en cada número, aunado a un coro de antología integrado por Caito y Rogelio; y así adaptándose de manera magistral a la personalidad de los innumerables vocalistas que se acodaron en su piano, a la hora de recibir las respectivas instrucciones, en el momento crucial de la creación.

A la simbiosis irreductible de Rogelio Martínez y el sello Seeco, que los convirtió en un correlato sin ninguna clase de ambages, hasta el extremo de que no se puede concebir la existencia de la Sonora sin la irrupción de dicha casa disquera. Y es que en honor a la verdad, el encuentro afortunado del gallego con el gringo Sídney Siegel, propietario de una modesta prensadora de acetatos en Nueva York, tuvo el carácter de aura providencial, para el grupo, puesto que marcó su huella icónica, para el resto de la posteridad, de un fenómeno de la cultura popular que ha traspasado fronteras idiomáticas y generacionales. Y por último, a dos trompetistas y a un pianista, fuera de serie, como fueron Calixto Licea, Pedro Knight y Lino Frías, cuyos instrumentos debieron reposar en un museo, como muestras imborrables de lo que fue y ha sido la profesionalidad y el talento del ingenio cubano que no cesa, así pasen los años. Sin olvidar el complemento virtuoso de los restantes integrantes, a Elpidio Vásquez en el bajo, Manteca Chávez en los timbalitos y yiyo en la tumbadora.

Que habría de convertirse en una escuela exportadora de un formato único: la sonora, compuesto por piezas de un ajedrez musical insustituible, nunca antes conformado con tan beneficioso resultado, que fue rápidamente copiado en distintas latitudes geográficas, a manera de réplicas de un sismo que se sintió en todo el mundo de habla hispana. Entre otras, la Sonora Mexicana en el país azteca, en Venezuela la Sonora Caracas, la Sonora de Lucho Macedo en el Perú, la Sonora Antillana en Colombia y la más famosa y perdurable de todas: Johnny Pacheco y su tumbao añejo, del cual se desprendería la famosa Fania Oll Star, que va camino a convertirse en el reemplazo generacional de la Sonora, como las dos mejores de todos los tiempos.

El dominicano ha reconocido en más una oportunidad su deuda con la genial agrupación cubana, al manifestar, que cuando pensó en términos de organizar por primera vez un conjunto, el ejemplo a seguir, fue sin duda, la Sonora Matancera, por considerarla la más completa y acabada, desde el punto de vista musical, en cuanto a los ritmos afroantillanos se refiere. El hoy octogenario, un grande que le rinde homenaje a otros grandes, dentro de uno de los más sonoros y exitosos casos de reciclaje musical que perdura en el tiempo, gracias a la fórmula ideada por estos visionarios, hace noventa años.

No hay comentarios:

Publicar un comentario